Crítica de La tragedia de Macbeth, con Denzel Washington y Frances McDormand al frente del reparto

Macbeth

Crítica de La tragedia de Macbeth, con Denzel Washington y Frances McDormand al frente del reparto. De estreno en cines seleccionados el 12 de enero de 2022 y en Apple TV+ desde el 14 de enero.

Estamos acostumbrados a hablar de los "hermanos Coen" como tándem de guionistas/directores e incluso a catalogar cierto tipo de historias como esas del "estilo de los Coen", pero hoy vamos a hablaros del debut de Joel Coen como director en solitario, ni más ni menos que adaptando La tragedia de Macbeth, es decir, una de las obras más populares de cuantas se atribuyen a Shakespeare.

Consejo: despojaos de cualquier expectativa y tratad de verla dejándoos arrastrar por la narración porque como tal es una experiencia cinematográfica abrumadora y de primer nivel que nos remite al cine de otros tiempos.

Rodada en un crudo blanco y negro y con una relación de aspecto que no tiene nada que ver con el popular widescreen actual, es una cinta que reposa en los silencios, en los tiros de cámara, la composición de los planos y una excepcional dirección de actores. 

VIDEO

Tráiler de La tragedia de Macbeth, en Apple TV+ el 14 de enero de 2022

Por todos esos motivos podemos decir que La tragedia de Macbeth es casi un ejercicio de estilo que bebe del cine clásico (hay referencias directas a El séptimo sello de Bergman) y tiene algo también del cine expresionista alemán que centraba su atención en primerísimos primeros planos de los rostros de los protagonistas.

En líneas generales, podemos decir que es una narración elegante y atemporal pero también visceral y abigarrada en ciertos momentos, que busca sobre todo posicionarse en el plano estilístico sacándole un enorme partido a escenarios interiores diáfanos y sobrecogedores.

Mención especial para el diseño de sonido y la banda sonora sencilla, pero eficiente, de Carter Burwell que ayuda a crear una ambientación de verdadera pesadilla, asfixiante y perturbadora.

Películas y series por los que merece la pena darle una oportunidad de Apple TV+

Películas y series por los que merece la pena darle una oportunidad de Apple TV+

¿Has pensado en suscribirte a Apple TV+, pero no sabes qué te encontrarás? Hacemos un repaso por algunas de las mejores películas y series disponibles en la plataforma de streaming de Apple.

Descúbrelas

Hay pocas alteraciones de la historia original: el general escocés Macbeth, de regreso tras un gran triunfo en el campo de batalla, es persuadido por unas brujas de que será rey. La profecía le da alas a sus ambiciones políticas, espoleadas por las injustas decisiones del monarca al que sirve pero también a sus miedos y zozobras.

Alentado por su esposa, tratará de llevar a cabo su plan para hacerse con el poder a costa de crímenes que anteriormente se le habrían antojado inimaginables viendo su caída en desgracia y una deriva hacia la locura y la desgracia.

El reparto es quizás el aspecto más problemático e irregular de la película. Nadie duda a estas alturas del talento de Denzel Washington, pero no tiene ni un ápice de química con una Frances McDormand brillante que eclipsa a cualquier otro intérprete... saliendo además de su zona de confort y aceptando el reto de dar vida a una Lady Macbeth llena de matices y con momentos de memorable rotundidad.

En los roles secundarios destacan también Ralph Ineson y Brendan Gleeson pero es Kathryn Hunter y su triple interpretación de las Fatídicas, esas crípticas brujas telúricas que parecen estar en connivencia con fuerzas de la naturaleza imposibles de comprender, la que roba el show con la incursión de lo fantástico de los espectrales personajes a los que da vida.

Otra de las hazañas de Joel Coen es el haber sabido trasladar la historia sin merma de mensaje ni de segundas lecturas sobre el peso del poder en una hora y tres cuartos, aproximadamente, como ya hizo Justin Kurzel con mayores licencias en su versión de 2015. Otras adaptaciones como la Kenneth Brannagh o la de Polanski sobrepasaban de largo las dos horas y eran algo más plomizas.

Denzel Washington Macbeth

En el lado de los "contras" los abundantes anacronismos, sobre todo los derivados de la cansina inclusividad que tiene la capacidad de sacarnos de la historia... cuando se traslada un texto que quiere ceñirse a una época determinada y aspira a tener cierto rigor histórico, hay que respetar los códigos temporales o se arriesga la verosimilitud y coherencia de la historia.

Sea como fuere y poniéndolo todo en la balanza, La tragedia de Macbeth es un peliculón... como es evidente, entusiasmará más a los amantes del teatro y del cine clásico que al espectador medio que puede encontrar la película poco atractiva en fondo y forma.

No es por tanto una cinta que le vayamos a recomendar a todo el mundo, aunque desde luego, es una de las más interesantes de cuantas van a llegar a nuestras pantallas a lo largo de este lacónico mes de enero.

Una reflexión cruda sobre la ambición, la relación entre los soberanos y los súbditos, la traición, la culpabilidad y los designios autocumplidos. Qué maravillosa pieza atemporal que acepta mil versiones distintas sin envejecer lo más mínimo.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Contundente ejercicio de estilo que alcanza cotas muy altas en lo que se refiere a puesta en escena, fotografía, encuadres y trabajo de dirección de actores. Hechizará al sector del público que esté receptivo a una narración pausada y a un aspecto visual que recuerda al de Bergman.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La brutal fotografía, las interpretaciones de Frances McDormand, Ralph Ineson y Brendan Gleeson y las Fatídicas de Kathryn Hunter.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los anacronismos del reparto en aras de la inclusividad a veces rompen el embrujo de la película.
Hobby

85

Muy bueno

Y además