Ir al contenido principal
Tres anuncios en las afueras
Análisis

Crítica de Tres anuncios en las afueras, ganadora de 2 Oscars

Crítica de Tres anuncios en las afueras (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri). Dirigida por Martin McDonagh y protagonizada por una Frances McDormand, ganador del Oscar a mejor actriz.

Tres anuncios en las afueras (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri), se ha alzado con dos Oscars. Mejor actriz para Frances McDormand y mejor actor de reparto, para Sam Rockwell. A eso hay que unir cuatro merecidísimos Globos de Oro: mejor película dramática, mejor guión, mejor actriz de drama para Frances McDormand y mejor actor de reparto, para Sam Rockwell.

No es para menos: es un trabajo muy redondo. Una película compacta, profunda y absorbente de las que te atrapa desde el arranque y te sorprende a cada instante. No suele pasar lo que te esperas y por el contrario, lo que menos previsible parece, se abre paso al final.

¿De qué va la película?

Después de que hayan pasado varios meses desde el asesinato de la hija de Mildred Hayes (Frances McDormand), ella decide declarar la guerra a la policía de su pueblo colocando tres carteles en la entrada con mensajes muy controvertidos sobre el jefe de policía, William Willoughby (Woody Harrelson).

Hazte con algunas de las mejores películas de Frances McDormand

Cuando el departamento de policía lo ve, comienza una batalla para desacreditarla. Mildred cree firmemente que están inmersos en casos de corrupción y no están realizando su trabajo, de modo que comienza a buscar al asesino de su primogénita por su cuenta.

Martin McDonagh escribe y dirige Tres anuncios en las afueras que a priori, por su temática, podríamos catalogar como una especie de thriller rural pero que está cubierta de una fina pátina de western que le da un empaque decididamente memorable. 

La banda sonora de Carter Burwell, que también se ha encargado de la de Wonderstruck. El museo de las maravillas, contribuye en gran parte a crear esa atmósfera tan peculiar y a vehicular un relato que mezcla con asombrosa facilidad drama, lirismo, unas gotas de suspense y un humor negro que pasa por completo de la corrección política que impera en no pocos libretos a los que nos venimos enfrentando en los últimos tiempos.

El juego de mezclar distintos géneros y de trazar relatos iconoclastas que arramblan con las normas establecidas a priori, no es nuevo en la breve pero interesante filmografía de este cineasta. Si habéis visto Siete psicópatas sabréis a qué me refiero, pero hay aquí menos metalenguaje y más concisión a la hora de tener un eco, si me apuráis, hasta moral.

Unos premios Oscar muy merecidos

No hay un solo personaje principal o secundario que no sea sorprendente en Tres anuncios en las afueras: todos y cada uno de ellos tienen sus momentos. Desde nuestra protagonista, una mujer de mediana edad que no tiene pelos en la lengua ni duda en cerrarle el pico al sacerdote local, hasta la madre de uno de los policías locales, coach de un hijo tan poco avispado como tendente a la incontinencia en su violenta forma de arreglar las cosas. 

Pero el corazón del reparto lo forman Frances McDormand, Sam Rockwell Woody Harrelson, un trío de ases que con sus relaciones consigue atraparnos por completo. Porque todo empieza con un estallido de ira que va engendrando nuevos conflictos hasta que vemos de forma irremediable que lo importante es la búsqueda del acuerdo y la conciliación.

Apunte: Martin McDonagh desarrolla principalmente sus trabajos como dramaturgo cultivando la vertiente del In-yer-face también llamado teatro de la crueldad. Consiste en destacar lo violento y lo grotesco para captar la atención del espectador golpeando sus sentimientos más primitivos, algo que traslada a esta película como nunca antes: en primer lugar por la forma en la que muere la joven que desencadena toda la narración, pero también por la manera en la que se despide de su madre y esa cualidad deformada de mostrar a los personajes como retorcidos iconos del odio. Tenemos al exmarido matratador, al policía incompetente y colérico, al asesino morboso...

Con estos mimbres, imaginad el tamaño de la bofetada al modo de vida americano y sobre todo a la tergiversada realidad que nos suele trasladar con su cine más clásico... Colosal. Cada escenario, que podría ser perfectamente un set teatral: el hogar, la comisaría, la agencia de publicidad, el bar y hasta ese terreno en el que se ubican los carteles... se convierten en lugares que no son ajenos al odio y la miserable demencia del ser humano. Pero es que además hay una denuncia muy bruta de lo que supone la corrupción y la abulia (cuando no directamente la estupidez) en coste humano. Está claro que este año ha tenido mucha competencia con La forma del agua a la hora de competir al Oscar a mejor película, pero creednos, está a un nivel que igualmente habría merecido el galardón.

Tres anuncios en las afueras cuenta con diálogos lacerantes de los que no se olvidan, lo que constata el talentazo de McDonagh como guionista y director. Y qué gran final para la función... no esperéis que os dé el trabajo hecho: os tocará pensar. Lo que tendréis muy claro es que Mildred es uno de los personajes más impresionantes de los que veréis en cines este año.

Valoración

Martin McDonagh entrega un trabajo sobresaliente mostrando una galería de personajes excepcional: Tres anuncios en las afueras sobrecoge y sorprende atrapándote desde el comienzo. Gran trabajo.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

La calidad de las interpretaciones: Frances McDormand está inmensa pero ojo al resto: Harrelson, Rockwell, Dinklage o Sandy Martin, todos on fire.

Lo peor

Abofetearías a algún personaje pero... te quedas con las ganas. A veces el humor es tan negro que te sientes un pelín culpable de reírte.

Y además