Ir al contenido principal
Tyler Rake netflix
Análisis

Crítica de Tyler Rake, la brutal película de Chris Hemsworth en Netflix

Crítica de Tyler Rake (Extraction), dirigida por Sam Hargrave y escrita por Joe Russo. Basada en la novela gráfica Ciudad, la película está protagonizada por Chris Hemsworth, David Harbour, Gloshifteh Farahani y Randeep Hooda, entre otros intérpretes. El estreno de Tyler Rake en Netflix España es el 24 de abril de 2020.

Gary Cooper, Arnold Schwarzenegger, Bruce Willis, Tom Cruise, Keanu Reeves... Los grandes héroes del cine de acción han sido, son y serán el reclamo perfecto para padres e hijos que comparten las palomitas en el salón de casa. Los hemos disfrutado soltando mamporros a troche y moche en Comando, Jungla de Cristal, Misión Imposible o John Wick. Cuanto más alto sea el edificio del que pueden saltar, más numeroso el ejército contra el que luchar o mayor habilidad técnica demuestren en el combate, más los disfrutamos. Tal y como hacían los Hermanos Russo durante su infancia en los 70.

Tyler Rake (Extraction) es la nueva película con la que Netflix quiere hacer explotar el 5.1 de tu casa. Está basada en la novela gráfica original titulada Ciudad, creada por los Russo junto a Ande Parks en el 2014, con el firme objetivo de "deconstruir lo que significa ser un héroe y cuestionar los estereotipos tradicionales de las películas de acción", afirmaba Joe, el menor de los hermanos. Ambos forman parte de la película; Anthony como productor y Joe como guionista. El papel del director recae esta vez en Sam Hargrave, uno de los coordinadores de especialistas más reconocidos de Hollywood que ya había trabajado con ellos en el Universo Cinematográfico de Marvel.

Hargrave dirigió la segunda unidad en Vengadores: Endgame, así como los combates de Capitán América: Civil WarLos juegos del hambre, entre otras grandes producciones. Netflix sigue los pasos del éxito de John Wick, película con la que se estrenó en la dirección el también especialista Chad Stahelski y que tanto ha ofrecido en términos de lenguaje y acción. La ópera prima de Hargrave, Tyler Rake, no se queda atrás: es un ejercicio absolutamente brutal de acción rodada con el virtuosismo y la mirada de quien sabe dónde colocar los puños.

Tyler Rake Netflix

Chris Hemsworth es Tyler Rake, el protagonista de la película. Un mercenario que trabaja en el mercado negro a quien encargan una misión imposible: rescatar a Ovi (Rudhraksh Jaiswal) hijo de un señor del crimen internacional que acaba de ser secuestrado. Tendrá que infiltrarse en la inexpugnable ciudad de Daca, la capital de Bangladés, y enfrentarse a todo un ejército si quiere salvar la vida del niño... y su propio corazón. Tyler tiene un pasado tormentoso que se convierte en el pulso de la acción, en la motivación de cada golpe y de cada decisión, enfrentándose con brutalidad a la amenaza que se cierne sobre sus hombros. Para infiltrarse en la ciudad y rescatar al niño, Tyler será dirigido por Nik Khan (Golshifteh Farahani), con quien parece haber trabajado en peligrosas misiones en el pasado. Una vez Rake pise el suelo de Daca, el mismo infierno se abrirá baja sus pies.

La película escapa de la localización original de la novela gráfica, Uruguay, para soltarnos bajo el inclemente sol del sudeste asiático y sus bulliciosas calles que con tanto interés remarca la fotografía. Un terreno no tan explorado por las grandes producciones de Hollywood del género que parece querer evitar el cliché sudamericano autogenerado. La India está ansiosa por abrir las puertas de su Bollywood al cine comercial estadounidense, por lo que no es de extrañar que la película esté conformada en gran parte por artistas locales con el renombre de Randeep Hooda o Priyanshu Painyuli.

Tyler Rake Netflix

Durante el rescate del joven Ovi, Rake tendrá que enfrentarse a su propia némesis: Saju (Randeep Hooda), el lugarteniente del padre del chico que debe salvarlo para proteger a su propia familia. Ellos dos son la gran carta de presentación de la película que ha corrido por las redes para promocionar el estreno: un espectacular, frenético y preciso plano secuencia falseado de más de 10 minutos de duración en el que eliminarán a un sinfín de enemigos, saltarán de edificios, se perseguirán en coche y terminarán con una explosión que haría sonreír a Michael Bay.

Chris Hemsworth pone a disposición de la acción su imponente físico con el que parece que tiemble el suelo a cada paso. El suyo es un héroe estoico, brutal y extremadamente efectivo con unas características, paradójicamente, muy similares a las del John Wick de Keanu Reeves, a las que tenemos que sumar la potencia física del actor australiano. Es el rol que inevitablemente habría de llegar después de lo demostrado en el Universo Cinematográfico de Marvel; el heredero natural de los héroes de acción de décadas pasadas. En Tyler Rake ofrece una interpretación más contenida, pero con los necesarios chispazos de emoción que consiguen darle algo de complejidad a los estereotipos de su personaje.

La deconstrucción que pretendía Joe Russo se queda en las limitaciones inevitables del género: Tyler Rake es un héroe atormentado, cansado de vivir y con un corazón traumatizado que vuelve a latir gracias a la inocencia y el espíritu del joven al que rescata. Consigue escapar de la autocomplacencia, pero no tiene el carisma necesario como para alcanzar la complicada etiqueta de sus predecesores. Menos, si cabe, lo hace con su villano. El criminal Amir Asif (Priyanshu Painyuli) es un personaje plano, dotada de cierta elegancia sin escrúpulos que tampoco es una novedad. Todo gran héroe necesita un gran villano, y el de Tyler Rake queda muy por detrás de su protagonista.

Para la construcción de escenas han seguido la estructura original del cómic, reviviendo algunas de sus ilustraciones más reconocidas y ofreciendo escenas de combate verdaderamente impresionantes. El ritmo de las acciones físicas sigue la precisión de un baile, llevándonos a sufrir cada golpe como propio y observar el enfrentamiento con una intimidad que recuerda a los mejores momentos de la primera entrega de John Wick y las peripecias de la asiática The Raid. Sam Hargrave consigue hacer fluir mediante la acción las motivaciones del personaje, llevando la emoción y el pulso de las secuencias con verdadero virtuosismo.

El contrapunto, como decíamos, viene con el guion. Joe Russo sigue las máximas del género, sin pillarse los dedos, con escasa originalidad, mucha previsibilidad y cierta apatía final por no alcanzar la explosividad de la primera mitad de la película. Todas las carencias de lo escrito son respondidas con eficacia gracias al exquisito trabajo de de dirección de Sam Hargrave, que se presenta como uno de los autores más prometedores para el futuro del género, y el dominio tan llamativo que Chris Hemsworth demuestra sobre su propio cuerpo. El dúo de director y actor fluye con una armonía inaudita y convierten cada secuencia en un festival de diversión para los fans del cine de acción.

Tyler Rake Netflix

Siendo francos, la historia que nos cuenta Tyler Rake la hemos visto en infinidad de ocasiones. En otros puntos del mundo, incluso en otros universos. Y lo más interesante es que da exactamente lo mismo; la película se desenvuelve con una soltura exquisita, convierte la acción en el cauce de toda originalidad y le sienta de maravilla. Sam Hargrave debuta con el éxito de la sonrisa compartida ante un héroe que aplasta a sus enemigos con una brutalidad de la que es imposible apartar la vista. La película de Netflix tiene toda la energía necesaria para convertirse en uno de los grandes estrenos del año de la plataforma.

Decía Joe Russo que compartía con su hermano y con su padre las tardes del fin de semana disfrutando del cine de acción de los 70. Tyler Rake es una película que me sentaría con gusto a disfrutar con el mío en las mismas condiciones y con el mismo resultado. No tiene una gran narrativa ni unos personajes que vayan a marcar época, pero su dominio del ritmo y las brutales coreografías de combate hacen el resto. Voy preparando las bebidas y calentando el sofá.

Valoración

Tyler Rake es una demostración absolutamente hipnótica de acción y adrenalina, de energía y ritmo bajo la mirada única de Sam Hargrave, que nos convierte en protagonistas de cada golpe. No tiene nada que destacar narrativamente, pero el trabajo de Chris Hemsworth en sintonía con la dirección la convierten en un espectáculo muy disfrutable.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Las escenas de acción son adrenalina pura, rodadas con una visión tan íntima y brutal que son una gozada. Hemsworth ha nacido para ser un héroe.

Lo peor

El guion de la película arriesga poco y sus personajes, salvo por las interpretaciones, apenas serán recordados en la distancia.

Y además