Ventajas de viajar en tren
Análisis

Crítica de Ventajas de viajar en tren, una película deliciosamente delirante

Por Raquel Hernández Luján

Montañas de basura, croquetas, snuff movies y días de perros... Os traemos la crítica de Ventajas de viajar en tren, una comedia dramática dirigida por Aritz Moreno y escrita por Javier Gullón a partir de la novela de Antonio Orejudo. En cines a partir del 8 de noviembre de 2019. obtuvo el premio Andalucía de novela,

Uno de los caramelos que degustamos con mayor placer en la última edición del Festival de cine de Sitges fue el debut del director Aritz Moreno en el largo con Ventajas de viajar en tren. Es el segundo estreno español que podemos destacar en carteleras para este fin de semana junto a El hoyo. Ambas películas son tan buenas y tan distintas entre sí, que hasta os recomendamos un programa doble dado que ambas son imprescindibles.

Disfruta del mes de prueba de Amazon Prime Video y ponte al día con las mejores series y películas de la plataforma ...¡Gratis!

La película está basada en una excelente novela, del mismo título, publicada por Antonio Orejudo en el año 2000 con la que obtuvo el premio Andalucía de novela y que, desde luego, no deja a nadie indiferente.

La verosimilitud está sobrevalorada

Después de descubrir a su marido con la cabeza completamente ida y rebuscando entre sus propios excrementos, la editora literaria Helga Pato se ve obligada a internarlo en un psiquiátrico en el norte del país. En el viaje de vuelta en tren, un desconocido, para amenizar el viaje, le pregunta de pronto: “¿Le apetece que le cuente mi vida?”. Así arranca Ventajas de viajar en tren.

Se trata de Ángel Sanagustín, un psiquiatra que trabaja en la misma clínica y que investiga los trastornos de la personalidad a través de los relatos y los escritos de los pacientes. Ángel le cuenta la sórdida y extravagante historia del peor caso clínico al que se ha enfrentado jamás, el de Martín Urales de Úbeda, un enfermo paranoico extremadamente peligroso obsesionado, entre muchas otras cosas, con la basura.

Poco a poco su historia se transforma en un delirio sórdido pero fascinante, que se va bifurcando y metiendo en distintos laberintos: de algunos, los personajes salen más airosos que de otros.

Meandros narrativos

Probablemente el mayor problema de Ventajas de viajar en tren es que descoloca por completo a la audiencia, aunque esa es también su mayor virtud, dado que le suma originalidad, frescura e impostura. Nada es lo que parece y durante buena parte del visionado ni siquiera está claro por dónde avanzará la trama.

Estamos (mal) acostumbrados a una narrativa lineal y a las obras en tres actos, pero esta película se lo salta todo y te obliga, como espectador, a tener que hacer un esfuerzo por mantener la concentración e ir desgranando las historias contenidas dentro de otras historias y la relaciones de unas con otras así como las identidades reales que se ocultan detrás de las fingidas o las fabuladas.

Ventajas de viajar en tren propone un juego de espejos. Desvela pronto que es una suerte de muñeca rusa con una historia que contiene otra en su interior y que a su vez sirve de contenedor a otra más y todavía fuerza más la retorcida estructura narrativa... Mejor no buscarle la lógica a lo que proviene precisamente de un delirio, de una invención y disfrutar del paisaje, del viaje, sin pensar a dónde te lleva. Justo esa es la gran ventaja de viajar en tren.

Una de las señas de identidad de esta brutal película es el humor negro ribeteado de una incisiva y cortante crítica social y sobre todo un fuerte componente escatológico que, avisamos, hace que no sea apta para todos los públicos... tiene tantos momentos desconcertantes como repulsivos y sorpresas de alto voltaje. Por momentos te hace reír a carcajadas, sentir una inmensa repugnancia, enervarte o encogerte el alma. Y esto es algo que se consigue gracias a un casting excepcional.

Encabezan el magistral reparto un Luis Tosar que toca registros desconocidos en su carrera cinematográfica, la suspicaz Pilar Castro, el siempre entregado Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez en un rol desconcertante, Belén Cuesta y Macarena García acompañados por Javier Godino y Stéphanie Magnin y con la colaboración especial de Gilbert Melki y Javier Botet. No hay fisuras: todos están de fábula porque de hecho están EN una fábula. Si vas al cine a que te cuenten historias, no necesariamente verosímiles, no necesariamente simples, no necesariamente agradables... entonces Ventajas de viajar en tren es para ti. Qué gustazo salirse del molde.

Valoración

Te la pueden contar, pero Ventajas de viajar en tren es una película para verla, paladearla, asquearse con ella, reírse a carcajadas y compadecerte de algunos de sus personajes. En suma, una experiencia cinematográfica inolvidable y altamente recomendable.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Ver a Luis Tosar en un papel tan trágico como cómico, la estructura narrativa de la película de matrioshka y, en general, su descaro y mala uva.

Lo peor

Algunos segmentos narrativos están menos unidos al conjunto y funcionarían mejor como cortometrajes independientes que dentro de la cinta.

Y además