Ir al contenido principal
The Wall
Análisis

Crítica de The Wall, protagonizada por Aaron Taylor-Johnson

Crítica de The Wall, dirigida por Doug Liman y protagonizada por Aaron Taylor-Johnson y John Cena. Se estrenó en España en el 50 Festival de Cine de Sitges.

Para hacer una buena película hacen falta muy pocos elementos, tal y como The Wall (En la mira del francotirador) viene a refrendar. Solo es necesario mantener la tensión narrativa durante el tiempo necesario para atrapar el interés y la imaginación del espectador y para eso no hacen falta grandes artificios sino una historia interesante... y si de paso al margen es capaz de generarnos cierto eco en la cabeza a nivel metafórico, mejor que mejor.

Descubre el mejor cine bélico a un precio irresistible

Los sargentos norteamericanos Allen Isaac (Aaron Taylor-Johnson) y Shane Matthews (John Cena) llegan a un punto clave en el desierto tras una llamada de emergencia. Tras cerca de 23 horas vigilando la zona en la que un grupo de trabajadores han sido presumiblemente masacrados por un francotirador, se disponen a retirar los cadáveres para investigar lo sucedido, pero Shane es abatido y Allen queda acorralado.

Solo están ellos y el tirador iraquí, que les deja claro que quiere jugar al gato y al ratón. Su única protección es un pequeño y endeble muro de ladrillos que poco a poco empieza a desmoronarse, de modo que a Isaac no le quedará más remedio que tratar de ubicar la posición de su contrincante antes de que termine con él y su compañero.

Doug Liman (Al filo del mañana) dirige este drama para Amazon Pictures, que ha sido escrito por el guionista Dwain Worrell (Iron Fist) y que cuenta con Aaron Taylor-Johnson (Animales nocturnos) y John Cena (Y de repente tú) como protagonistas y que llegará directamente a plataformas VOD el 17 de noviembre.

The Wall
The Wall

Siendo una película sencilla, The Wall tiene bastante sustancia, comenzando por la elección del propio título. ¿Qué es un muro? Depende del lado desde el cual lo contemples: puede ser un impedimento para lograr tu objetivo o tu única protección frente a una muerte segura. Worrell juega muy bien con esta idea gracias a los diálogos que se establecen entre ambos francotiradores y en los que van mostrando su verdadera idiosincrasia, sus motivaciones para estar en el lugar que ocupan y sobre todo qué los enfrenta.

El punto de vista que adopta la película en términos narrativos es el del soldado estadounidense, pero en realidad es una partida de ajedrez en la que desconocemos los movimientos del otro de quien a priori solo tenemos claro su objetivo. Me parece particularmente interesante el concepto de "enemigo invisible" porque ni una sola vez conseguimos atisbar al atacante, de manera que la amenaza se vuelve aún más imprevisible y acechante. El tiro de gracia puede venir de cualquier parte, de modo que el enemigo es gigantesco y se diría que cuasi ubicuo.

La metáfora del muro también sirve para construir una intrahistoria: ¿quién lo ha construido, por qué y qué función tiene ahora? No hay respuestas sencillas a problemas complejos, lo cual se agradece sobremanera, pero se le deja espacio al espectador para que saque sus propias conclusiones de las paradojas que ha generado la guerra. Y eso es lo que hace enclenque el muro: que al final hay dos hombres luchando, uno a cada lado, pero representan al fin y al cabo y a un nivel más profundo lo mismo.

El papel de John Cena es muy limitado, de modo que Alan Taylor-Johnson carga durante buena parte del metraje con un enorme peso interpretativo y está muy acertado. La réplica se la da el, como decíamos invisible, actor inglés Laith Nakli a quien solo lo escuchamos hablar. Y es increíble la fuerza que proyecta solo con la herramienta de su voz.

The Wall

The Wall es en suma una película modesta que trasciende la voluntad de ser un simple ejercicio de estilo para convertirse en una pugna hipnótica. La cinta dura lo que necesita durar: ni se alarga en exceso ni ofrece menos de lo que promete. Como curiosidad el guión estuvo incluido en la Black List 2014, ese listado que recoge los guiones no producidos en Hollywood más prometedores y fue el primero que compró Amazon Studios tras su creación.

Liman demuestra que tiene un pulso fuerte y capacidad para convertir una producción sencilla en un producto muy digno. Tiene toda mi atención de cara al estreno de Chaos Walking.

Valoración

Doug Liman firma una película en la que no busca la adrenalina, sino deconstruir nuestros prejuicios por medio de un thriller de cocinado lento. Sin ser sobresaliente, funciona razonablemente bien en gran parte gracias a un guión medido al milímetro y a una interpretación fabulosa de Aaron Taylor-Johnson.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Es una película muy eficiente que con pocos recursos sabe mantener la tensión narrativa hasta llegar a un satisfactorio y descorazonador desenlace.

Lo peor

Quien busque acción va a salir muy desencantado de la sala de cine. Hay algún momento valle que es un pelín tedioso.

Y además