The Way Back
Crítica de The Way Back, el drama protagonizado por Ben Affleck y dirigido por Gavin O'Connor que vuelven a trabajar juntos tras El contable. Estreno en cines el 7 de agosto de 2020.

Muchos preferimos ver a Ben Affleck detrás de las cámaras antes que delante, pero el caso es que en lo que concierne a The Way Back tiene un papel hecho a su medida en el que interpreta un rol que no le es en absoluto ajeno. Es por todos conocido su problema de reincidencia con la adicción al alcohol, al que él mismo ha confesado en muchas ocasiones haber tenido que hacer frente.

En esta película se muestra abiertamente y sin tapujos cómo una serie de malas decisiones y una incapacidad manifiesta para enfrentarse al dolor, puede llevar a la búsqueda de una salida rápida que consiga adormecer los problemas, difuminarlos y apartarlos de la mente... Y ese lugar suele estar en el fondo de una botella, por desgracia, dado que se trata de la droga legal más aceptada socialmente.

También se muestra el coste que eso supone a todos los niveles: personal, en primer lugar, al adoptar conductas de riesgo y carecer del amor propio para poder apartar el vicio de sí mismo y en segundo lugar familiar con una onda expansiva que destroza todo a su paso, desde las relaciones de confianza hasta las posibilidades laborales.

VIDEO

Estos son los blockbusters que se mantienen en cartel en 2020

Tal y como nos traslada la sinopsis de la película, una antigua estrella del baloncesto caída en desgracia y sumido en el terrible mundo de las adicciones trata de volver al sendero correcto como entrenador de un equipo de instituto cuya mayor peculiaridad es estar compuesto por un variopinto grupo de estudiantes.

Hay mucho de Manchester frente al mar en The Way Back, aunque sin trasladar a esta película sus códigos narrativos; dejando tan solo la historia de redención que se traslada a la cancha de baloncesto en un drama deportivo que sigue al pie de la letra todos los clichés del género. Hay una progresión en los logros del equipo, una serie de ralentizados en los instantes finales de los partidos y un seguimiento exhaustivo del líder del equipo, ese alma mater venido a menos pero que es glorificado por su singular talento, la garra y la cultura de esfuerzo que irradia al grupo de muchachos al que entrena.

Como es evidente, la historia no puede ser más del gusto del cine estadounidense, que prácticamente ha vivido de los mismos esquemas desde hace décadas, pero el caso es que la película es eficiente.

La tragedia personal del personaje principal te lleva a empatizar con él, a pesar de sus errores y, a pesar de las carencias interpretativas de Affleck, queda claro que su implicación personal le ha llevado a construir un personaje verosímil para el que no ha tenido que mudar demasiado de piel.

The Way Back

Se deja escudriñar por una cámara poco invasiva pero omnipresente que hace de él el leit motiv de la película... Y nos queda la duda... ¿Sería realmente emocionante hasta llevarte a la lágrima ver en semejantes circunstancias a un actor más sólido?

En lo que se refiere a los valores de producción de la película no destaca su taciturna fotografía, pero sí tanto el casting de secundarios poco conocidos como la banda sonora de Rob Simonsen, que ya nos puso los pelos de punta en películas como Tully.

Suscríbete a Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Comenzar suscripción

Lo bueno de The Way Back es que es una película honesta y deja claro que hay caminos que no tienen marcha atrás o bien consecuencias que son imposibles de soslayar. El punto álgido es la confesión y la disculpa, que viene acompañada de, por fin, una consciencia del problema que se negaba enconada y violentamente en otras ocasiones.

Se puede ayudar a los demás mientras uno se ayuda a sí mismo, pero una persona adicta lo es durante toda su vida y debe asumir el fruto de sus decisiones, por más que las tomara en sus peores momentos. Ese camino de regreso que anuncia el título de la película a veces se parece más al vaivén de las olas del mar, con altibajos y una larga, muy, muy larga, recuperación para la que se requiere paciencia, apoyo y terapia. Affleck lo sabe y lo traslada con acierto.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

The Way Back es una historia de redención correcta aunque poco original que tiende a idealizar los días de gloria de un deportista de élite. Sigue el manual al pie de la letra con todos los elementos clásicos del género y un Ben Affleck con el piloto automático, recreando sus propios problemas con el alcohol.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La relación de la ficción con la realidad: no deja de ser una declaración de intenciones por parte del actor protagonista.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es una película bastante formularia que se aparta poco de las expectativas: en realidad, hemos visto historias similares muchas veces.
Hobby

65

Aceptable

Y además

The Way Back (2020)

Lanzamiento:

Argumento:

The Way Back esun drama protagonizado por Ben Affleck y dirigido por Gavin O'Connor que vuelven a trabajar juntos tras El contable y su secuela. Una antigua estrella del baloncesto caída en desgracia y sumido en el terrible mundo de las adicciones trata de volver al sendero correcto como entrenador de un equipo de instituto cuya mayor peculi...