Crítica de Westworld 4: el regreso de la serie de ciencia-ficción de HBO reconfigura el tablero de juego

Westworld 4

Crítica del comienzo de la temporada 4 de Westworld: las almas de metal de la serie de ciencia-ficción de HBO tienen planes para su nuevo mundo. Estreno el 27 de junio con dos episodios.

Antes de empezar a hablar de la temporada 4 de Westworld es necesario recapitular para comprender en qué punto nos quedamos. La tercera entrega de la serie seguía explorando la dicotomía del libre albedrío frente al determinismo.

De facto, uno de los ejes principales de la narración era la aceptación: Dolores sentenciaba que el libre albedrío existe, pero que es "una putada". 

Supone ni más ni menos que aceptar que somos nosotros quienes escogemos lo que queremos ser, por más que nos empujen en una u otra dirección. Podemos escoger disfrutar de la belleza, podemos escoger destruirla.

Y de paso era precisamente ella la encargada de hacerle ver los límites de esta cuestión a un humano, Caleb, en el que supo ver un aliado. Pero, claro, para tener esa libertad es necesario tener conciencia de uno mismo y es ahí donde nos encontramos ahora.

VIDEO

Tráiler de la temporada 4 de Westworld, que llegará a HBO Max en verano

Esto no va de humanos contra androides, sino de seres conscientes de sí mismos tomando sus propias decisiones... aunque a Dolores la tengamos al principio exactamente en el punto de partida, viviendo en un loop y esperando a despertar de alguna manera (recordemos que le fue borrada la memoria).

Ahora se llama Christine, su aspecto es distinto, trabaja creando historias y vive en una relativa armonía ajena a su pasado. Sin embargo, pronto empiezan a saltarle las alarmas: un acosador la señala como culpable de lo que le sucede y descubre incoherencias temporales que hace que se cuestione su cordura.

Por otra parte, dejamos a Maeve y Caleb al borde del caos, pero un salto temporal nos lleva a ver que siguieron caminos distintos... que volverán a cruzarse de nuevo.

Los hilos argumentales son ahora más enrevesados que nunca: por una parte hay seres sintéticos dispuestos a reemplazar a los humanos por otros de su clase y erradicar a sus creadores, que no han expiado sus pecados, pero también los hay dispuestos a darle la vuelta a la situación inicial encerrando a humanos en parques temáticos a semejanza de los que les sirvieron de prisión.

En realidad hay muchos elementos que buscan que la serie vuelva a dialogar con sus orígenes. El "mundo abierto" de la temporada 3 tuvo momentos brillantes y otros algo decepcionantes por aquello de que parecían ir en contra de la naturaleza de la construcción de los personajes. Ahora todo eso parece regresar a sus raíles: está claro a quien hay que temer.

Aún es pronto para saber por dónde irán los tiros, porque muchas de las sorpresas se guardarán para los episodios finales (si no escenas postcréditos como sucedió hace dos años), pero sin renunciar a su habitual aspereza, se percibe que se está volviendo la vista a los planteamientos y el tono de la primera temporada (¿nos acerca eso al final definitivo de la serie?).

Con su apuesta visual, Westworld 4 da un nuevo puñetazo sobre la mesa para dejar claro que su estándar de ciencia-ficción de alto presupuesto no va a recortar sus aspiraciones ni un solo milímetro: la puesta en escena es tan deslumbrante como de costumbre con su vestuario clásico pero a la vez poligonal y asimétrico, sus planos aéreos, su recreación en la arquitectura futurista y una foto de diez.

La gran pregunta que nos seguimos haciendo es hasta qué punto Jonathan Nolan y Lisa Joy tienen claro hacia dónde nos llevan. A juzgar por el planteamiento de esta cuarta temporada, toda la diatriba de la tercera parece haber quedado encapsulada. Hay flashbacks que tratan de ponernos en contexto, pero la historia principal navega por libre otra vez.

El apartado de las interpretaciones vuelve a ser excelente, con Rachel Evan Wood llevando la voz cantante junto a Thandiwe Newton y un depurado Aaron Paul infinitamente más metido en su papel ahora. No faltan a la cita ni Ed Harris, ni Tessa Thompson y, tal y como supimos hace semanas, James Mardsen es uno de los fichajes estrella de regreso junto a Angela Sarafyan.

Dicen los androides que en su caso la muerte no es un estado permanente... pero parece ser que Westworld 4 tiene infinitos ases en la manga para traer de vuelta a quien quiera, cuando quiera y por sorpresa. Veremos hasta dónde nos lleva y si logra cerrar arcos argumentales. Se percibe como necesaria ya una resolución.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Westworld sigue en su afán de sorprender a la audiencia: nunca puedes dar nada por sentado. Si esperabas ver una guerra abierta, desde el inicio vas a comprobar que los hechos transcurren a su ritmo.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El diseño de producción, las interpretaciones principales y algunos de los aspectos metafísicos que sigue explorando la serie.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El cambio de tercio respecto al final de la temporada anterior desconcierta bastante, es fácil esperarse otra cosa.
Hobby

75

Bueno

Y además

Westworld (Serie TV)

Argumento:

Westworldes una serie de televisión estadounidense de ciencia ficción. Emitida en HBO, el primer capítulo de Westworld se estrena el 2 de octubre de 2016. Basada en la película homónima del año 1973, Westworld está creada por Jonathan Nolan (Vigilados: Person of Interes) y Lisa Joy. Westworld cuenta en su reparto con Anthony Hopkins (Hitchcock, El ...