Wonder
Crítica de Wonder, la adaptación del libro de RJ Palacio titulado "La lección de August" dirigida por Stephen Chbosky y protagonizada por Jacob Tremblay, Julia Roberts, Owen Wilson, Mandy Patinkin, Millie Davis y Izabela Vidovic.

Vais a leer por todas partes que Wonder es una película sobre el bullying (acoso escolar) y sobre la superación personal. Que es una película inspiradora, que su simple visionado os hará ser mejores personas. Pues no: si queréis que os cale necesitáis algo más que empatizar con el protagonista del libro de Raquel Jaramillo Palacio "La lección de August". Necesitaréis pensar sobre lo que habéis visto, reflexionar acerca de esas máximas que la cinta nos lanza y cómo aplicarlas en el día a día. De lo contrario estaréis recibiendo carnaza para consumo rápido, llantina mediante, pasando por encima de lo verdaderamente importante.

El bullying no es el tema vehicular de la película, como podía suceder en Una voz silenciosa (A Silent Voice), de la que os hablamos hace poco, sino solo una de las cuestiones que se abordan en ella. Tiene mucha más enjundia mostrando todas las caras de un poliedro multifacetado.

VIDEO

Tráiler de Wonder, en cines desde el 1 de diciembre

Wonder es en primer lugar bastante osada traspasando a la pantalla un relato complejo, incómodo. Lo hace en clave positiva pero sin rehuir el drama. Sin embargo, no puede evitar caer de vez en cuando en cierto exceso de didactismo que hace que se tambalee en algunas ocasiones (esos lugares comunes del cine estadounidense archimanidos asoman demasiadas veces). Entre sus grandes fortalezas está su caleidoscópico punto de vista: vemos cómo la situación de August impacta en su hermana, en sus amigos, en sus padres y por supuesto en su comunidad educativa. 

Wonder

Stephen Chbosky que se hizo cargo en su día de la muy satisfactoria Las ventajas de ser un marginado dirige Wonder y coescribe el guión junto a Steve Conrad y Jack Thorne. Demuestra una vez más tener una sensibilidad especial hacia el mundo de la infancia y la adolescencia y sobre todo la capacidad conseguir que el espectador se meta en los zapatos de nuestro protagonista e, insisto, en los de los que le rodean: desde sus compañeros de clase hasta su madre o su hermana.

Cuando August llega a la escuela, tres niños son designados por el director para ayudarlo a integrarse en el aula: Jack Will, Charlotte Cody y Julian Albans. Éste último no sabe gestionar los cambios que suceden a su alrededor y comienza a acosar a su nuevo compañero. Sin embargo, al final se arrepiente de su comportamiento pero la razón que le lleva a cambiar de parecer no tiene nada que ver con la del libro, mucho más impactante y verosímil.

Wonder

Uno de los tópicos de los que Wonder no logra zafarse es el de las clases sociales: los pobres son pobres, pero honrados; los ricos materialistas, insolidarios y hasta crueles. Ahora bien, la historia está muy bien narrada gracias a que August es "el sol alrededor del cual todos giramos", como expone su hermana Via, pero no nos dejamos abrasar por su calor y visitamos todos los planetas que orbitan bajo la estela de su peculiaridad.

He leído críticas infames e injustificables por el hecho de que haya sido Jacob Tremblay, el joven intérprete de La habitación o Somnia y a quien pronto veremos en El libro secreto de Henry y The Predator, el designado para interpretar a August con una prótesis cubriéndole el rostro. Bueno, puede que no sea lo ideal para disfrutar de una interpretación pero no creo que sea óbice en absoluto para juzgar su trabajo de forma tan negativa. Sí que puedo recomendaros el visionado en versión original porque el doblaje no terminó de resultarme convincente.

Wonder es una película cargada de valores positivos que no solo consigue no caer en el dramón sino que le echa sentido del humor a situaciones que se deslizarían con facilidad por la senda de lo gratuitamente lacrimógeno. El tramo final es más desbordado en lo que a emociones se refiere, pero es un viaje que merece la pena realizar, especialmente en familia y si viene acompañado de una conversación conjunta. Enseña una gran lección por encima de todas las demás: que hay que salir del área de confort para poder crecer. Es lo que le pasa a Auggie, que tiene que incorporarse al mundo docente; es lo que le sucede a su madre, que tiene que dejarlo volar y retomar su vida académica y es la misma tesitura en la que se ve su hermana, que necesita abrirse a un mundo mucho más grande que el que le proporciona su mejor amiga. En suma, todos somos iguales, por más que parezcamos muy distintos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La adaptación del libro de RJ Palacio titulado "La lección de August" se pliega bastante a la fórmula del drama adolescente estadounidense pero rescata la esencia del relato: la celebración de la diferencia, la forma en la que impacta en el entorno y la superación personal. Perfecta para ser visionada en familia.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Que la película respete la estructura del libro pasando por diferentes personajes. Las interpretaciones de Izabela Vidovic y Noah Jupe.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Aunque la película recupera muchas de las grandes citas del libro, no siempre sabe encajarlas resultando demasiado petulante en su didactismo.
Hobby

70

Bueno

Y además

Wonder (2017)

Lanzamiento:

Argumento:

Julia Roberts, Jacob Tremblay, Owen Wilson, Mandy Patinkin y Millie Davis protagonizan Wonder, la historia de un niño que no puede acudir a la escuela por tener deformaciones faciales. Auggie Pullman es un niño que nació con una deformidad facial. Ahora, tras diez años de encierro en casa, tendrá que asistir por primera vez a la escuela, don...