Ir al contenido principal
Age of Empires 3 Edición Definitiva
Análisis

Análisis de Age of Empires 3 Definitive Edition, un remaster hecho con cariño

Versión comentada: PC

Os contamos nuestra opinión de Age of Empires 3 Definitive Edition en un análisis en el que repasamos las novedades, lo que incluye esta versión y por qué estamos ante un lanzamiento perfecto para los amantes de un género que no han tenido demasiadas alegrías recientemente.

15 años han pasado desde el lanzamiento de Age of Empires 3 y, aunque este no me 'pegó' tan fuerte como las dos entregas anteriores, cuando me puse en serio con él descubrí un auténtico juegazo de estrategia en tiempo real. Era profundo, largo, interesante en todos sus modos y llevaba la gestión que amaba de Age of Empires II un paso más allá.

Ahora llega la versión definitiva, una versión que, no por esperada teniendo en cuenta que habíamos tenido las definitivas de los dos primeros, me ha sorprendido menos. Y es que, de nuevo, el trabajo de Forgotten Realms es espectacular poniendo al día en lo gráfico un juego que se sigue manteniendo, con sus cositas, muy bien.

A continuación, vamos con nuestra opinión en este análisis de Age of Empires III Definitive Edition, un título que se podrá comprar a partir de mañana por 19,99 y en la Microsoft Store, pero que también estará disponible desde el primer momento en la app de Game Pass en PC sin coste adicional.

Llegan las armas de fuego y el cambio de juego

Empezar a hablar de Age of Empires 3 Edición Definitiva es complejo, ya que hay bastantes puntos por los que podría empezar, todos ellos válidos. Voy a optar por el de la historia. Y es que, Age of Empires es un juego que, en mi niñez, tanto padres como profesores utilizaban como ejemplo de "por qué no juegas más a Age of Empires para aprender historia y menos a esos de violencia".

Y sí, tenían parte de razón, sobre todo con el segundo. Age of Empires no ha sido un simulador de historia, pero es cierto que la segunda entrega, sobre todo, basaba sus campañas en acontecimientos históricos que nos tocan de cerca bien por el folclore, bien porque era lo que se enseñaba en el colegio.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Bruce Shelley, uno de los mandamases tras la saga, dijo en su día que el equipo de Ensemble se inspiró en libros infantiles para crear las campañas y los acontecimientos históricos de Age of Empires II. Por eso vemos ciertos actos y rasgos de algunos de los personajes que sí, son heroicos, pero que poco tienen que ver con la realidad.

Eso sí, Shelley también dijo que podrían haber investigado a fondo la historia, pero que eso habría llevado al desarrollo de un juego más complejo y, puede, no tan divertido. Y es que, Age of Empires II no era un simulador de historia, y Age of Empires III... tampoco y de las campañas heroicas de Juana de Arco y compañía, pasamos a la de la familia Black en el contenido original, a la de los nativos americanos en The WarChiefs y a la de las civilizaciones asiáticas en The Asian Dynasties.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

De nuevo, se mezclan los hechos históricos con la narrativa de ficción y las leyendas, como la búsqueda de la Fuente de la Juventud, pero al final eso da igual porque lo que tiene de bueno Age of Empires es que no necesita ser 100% histórico para conseguir que el jugador se interese por los acontecimientos históricos en los que se basa.

Ese era un buen punto de Age of Empires II (cuya edición definitiva también es una auténtico juegazo) y es algo que también tiene esta tercera entrega, pero que quizá busca con algo menos de ahínco. Age of Empires III está centrado en contar una historia. Ese es el motivo por el que tenemos tres campañas muy centradas en las historias y civilizaciones protagonistas.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

En la primera campaña, dividida en tres actos y respetando el contenido del juego original, tenemos la historia de la familia Black. Recorremos junto a ellos casi cuatro siglos de historia (s. XVI-XIX) en los que conocemos a personajes históricos como George Washington y tenemos hechos que coquetean con los históricos, pero al final esta historia está basada en los personajes, las traiciones, motivaciones y actos que cometemos.

La segunda campaña es la de los nativos americanos y también está relacionada con la familia Black, aunque desde otro punto de vista. En la tercera campaña, The Asian Dynasties, nos alejamos del continente americano para ir a Asia, donde jugamos con chinos, indios y japoneses en contextos tan interesantes como la leyenda china que narra el descubrimiento de América antes que Cristóbal Colón, la de la revuelta de 1.857 en la que los indios se rebelaron contra los británicos y la campaña japonesa basada en la reunificación de Japón, uno de mis escenarios preferidos de Age of Empires II.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Eso sí, si queréis "historia", Forgotten Realms ha incluido un modo de misiones históricas, actos aislados en los que sí tenemos batallas basadas en acontecimientos históricos y en los que no hay que preocuparse tanto por desarrollar la colonia de cero, ya que pasamos directamente al combate. 

En el juego tenemos 16 civilizaciones, pero en realidad no controlamos a tantas durante las campañas. Eso sí, no falta profundidad debido a un sistema de juego mucho más profundo que el de Age of Empires II. Y es que, aquí tenemos el juego clásico de la saga que nos anima a conseguir recursos para crear más edificios y unidades y pasar de era, pero añadiendo elementos como las metrópoli para conseguir recursos adicionales en partida, los tesoros en el mapa, los objetivos secundarios de peso, mejoras en unidades y edificios y efectos clave en combate de algunos de estos edificios.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Y a esa profundidad se suma el hecho de que hay que memorizar el modo de juego de cada una de las civilizaciones y el sistema más complejo de piedra-papel-tijera de unidades.

16 civilizaciones con diferentes formas de hacer las cosas (y con cambios importantes)

Age of Empires 3 tiene menos civilizaciones que la entrega anterior, pero el control de cada una es mucho más complejo. Como digo, hay un sistema de equilibrio de unidades que es bastante profundo y que nos obliga, para ser efectivos en el contenido multijugador, sobre todo.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Hablando del multijugador, tenemos un sistema de servidores con matchmaking, listas de mejores jugadores, modo espectador y mapas que han sido creados en colaboración con la comunidad. Algo importante del modo multijugador de cualquier juego es el equilibrio, y lo cierto es que, aunque complejo, existe.

Como digo, el juego tiene menos civilizaciones, pero es más complicado pillar el punto a cada una de ellas, lo que al final se traduce en una mayor complejidad y riqueza (y horas que debemos invertir). Hay civilizaciones similares, pero ninguna se juega igual que otro debido tanto a las unidades como a los edificios disponibles, lo que hace cada edificio y hasta el modo de recolección de recursos.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Por ejemplo, lo típico en muchas civilizaciones es conseguir alimento en granjas-caza, recolectar madera talando árboles y picar en minas de oro/plata para conseguir monedas. Sin embargo, hay civilizaciones que puede hacer campos de comida para generar alimento, pero también oro, como la india. Otros, como algunos nativos americanos, no pican en las minas directamente, sino que tienen que construir una especie de puesto de comercio justo al lado de la mina que funciona como una mina (agota sus recursos, de hecho), pero que no tiene la animación del nativo picando.

Esto es algo que se ha hecho para mejorar la representación histórica (de hecho, los nativos americanos son los que más cambios han experimentado), pero al final es algo 'menor' en un juego que no es histórico. Esto cada cual que lo tome como quiera, pero a mi no me parece mal porque para compensar el tiempo y recursos que se invierten en la construcción de ese puesto comercial, los nativos americanos empiezan con una unidad que construye automáticamente cualquier tipo de edificio (y que deberíamos invertir en esa "mina").

Los iconos de los edificios difieren entre civilizaciones, la organización de esos iconos en la interfaz también es distinta y, como digo, hay que conocer bien cada una de las facciones antes de lanzarse al multijugador. 

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Pasar de era histórica implica que podemos construir nuevos edificios y unidades, pero también debemos elegir ciertas ventajas a la hora de avanzar, tenemos diferentes ramas del árbol de progreso de cada civilización y la metrópoli nos da diferentes ventajas.

Cada civilización tiene su ciudad natal, o consejo de sabios en el caso de los nómadas, que nos proporciona recursos y unidades cuando conseguimos experiencia en la partida. Esta experiencia se gana acabando con unidades rivales, con animales salvajes, recogiendo tesoros en el mapa o adiestrando animales.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Son muchos elementos los que hay que tener en cuenta para jugar bien a Age of Empires III Definitive Edition y, cómo no, también está la táctica de combate. Es algo que tiene mucha importancia en el juego y tenemos, además de muchas unidades por civilización, un complejo sistema de equilibrio que se ha mejorado en esta versión.

Ganar por aplastamiento, creando más unidades que el rival, no es la mejor de las opciones. Si nosotros tenemos muchos ballesteros y el rival unos cuantos caballos, seguro que termina imponiéndose porque los ballesteros son eficaces a distancia, pero cuando los caballeros se acercan, el ataque cuerpo a cuerpo de los ballesteros es paupérrimo y, además, los caballeros suelen tener una opción para embestir con el animal.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Debemos crear tropas equilibradas capaces de enfrentarse a cualquier situación y, además, si pretendemos destruir ciudades, es buena opción crear artillería. Es un sistema complicado al principio porque hay mucho que debemos tener en cuenta, pero al final es de lo más reconfortante. La IA en batalla se ha mejorado, pero eso sí, sigo echando de menos un sistema de acciones rápidas del teclado que juegos como los de Blizzard solventaron hace años.

Audiovisualmente es una maravilla

En lo visual, poco que decir. Salta a la vista que es un juego realmente bonito y lo cierto es que el remaster es más agradecido que el de los dos Age of Empires anteriores. Aquí, tenemos un juego 3D y los personajes están muy, muy detallados.

Se han retocado las cinemáticas y se han rediseñado todas las unidades para crear personajes espectaculares y repletos de detalle cuando acercamos la cámara. Os dejamos un ejemplo del cambio entre lo que tuvimos en 2005 y lo que tenemos en 2020:

Podemos jugar en 4K, pero en otras resoluciones es igualmente bonito. Tenemos un sistema complejo de iluminación, sombras muy detalladas, más partículas y un sistema de destrucción de edificios "realista". Si lo bombardeamos, se quedan los escombros durante un tiempo y el edificio se destruye de manera distinta a como lo hace si atacamos con antorchas, situación en la que se quema.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

El sonido también está muy trabajado y, además de las voces en español, tenemos nuevos y mejorados efectos sonoros, así como una banda sonora con nuevos temas que suena realmente bien.

Obligatorio si te gusta la estrategia en tiempo real

Como hemos ido viendo a lo largo del análisis de Age of Empires III Definitive Edition, estamos ante uno de los mejores exponentes del RTS con recolección de recursos que podemos encontrar. No solo tiene complejidad para que cada civilización sea diferente a otra desde la recolección, sino que el sistema de batalla nos obliga a prestar atención a lo que pasa y a planificar meticulosamente la creación de unidades.

Análisis Age of Empires III Definitive Edition

Es un juego que penaliza, sobre todo en las dificultades más altas, si vamos a saco y empezamos a crear unidades baratas a lo loco para intentar 'rushear', ya que si no tenemos suerte y las unidades rivales son las que tienen ventaja contra las nuestras, estamos perdidos.

Las campañas basadas en la narrativa y los héroes son interesantes, peliculeras y lo cierto es que en 2005 no me gustaron demasiado, pero al final es algo que, con los años, amé del juego. Tenemos escaramuzas, las nuevas batallas históricas y un multijugador rediseñado que nos dará muchas horas de juego hasta el lanzamiento de Age of Empires IV.

Lo cierto es que Ensemble ya no está, pero Forgotten Realms está demostrando un respeto espectacular por la obra original y de los remásteres que llevan, este es el mejor tanto por el cambio visual como por los pequeños cambios y añadidos jugables que aportan profundidad al sistema.

Como digo, me habría gustado un sistema de acciones rápidas complejo con el teclado para cambiar formaciones y ataques al vuelo, y hay algún defectillo visual, sobre todo cuando alejamos la cámara, pero al final son detalles que no consiguen empañar un remaster hecho con cariño y que los fans de la estrategia en tiempo real agradecerán muchísimo.

No abundan juegos así en la actual. Disfrutadlo.

Valoración

Los amantes de la estrategia en tiempo real con recolección de recursos, están de enhorabuena. El sistema de juego es profundo, las unidades y civilizaciones están equilibradas y el remaster audiovisual es fantástico en prácticamente todos los escenarios. Hay muchas horas de juego aquí... y está incluido en Game Pass.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Precio, el estar incluido en Game Pass, soporte para mods y muchísimo contenido. Es un juego profundo y con un completo lavado de cara audiovisual.

Lo peor

Algunos fallos gráficos y de IA en ocasiones. El no contar con un completo sistema de atajos. Cambios jugables en la recolección de algunos pueblos.

Y además