Así es el Lego de Los Simpson

Ya tenemos una foto de cómo será el primer set del Lego de Los Simpson. Se trata ni más ni menos que de una reproducción del 742 de Evergreen Terrace, el hogar de la familia más canalla y querida de la televisión. 

Que Los Simpson, la descarada familia creada por el historietista Matt Groening, son una fábrica de hacer dinero gracias a su merchandise y a sus mil y un derivados es algo que a estas alturas ya sabíamos. Pero lo que no podíamos sospechar era que Lego, una de las más rentables franquicias de juguetes del mundo, iba a fabricarles una nueva línea de productos solo para ellos. 

Así es amigos lectores. En 2014 llega a nuestras jugueterías las primeras cajas de Lego de Los Simpsons. Y de hecho, ya tenemos una foto de cuál será el primer set en salir al mercado. Su foto, aquí mismo la tenéis. 

Los más simpsonófilos la habréis reconocido al instante. Se trata de la mítica 742 de Evergreen Terrace, la casa de los Simpsons, la cual además es una reproducción bastante exacta, permitiéndonos abrirla por la mitad y visitar sus interiores. Pero por si esto fuera poco, además de la familia al completo, tendremos como invitado en la caja al eterno y entrañable vecinillo: Ned Flanders

Este set de Lego de Los Simpsons, no solo será vistoso para los fans, sino tremendamente entretenido para montar. Según nos constá tendrá más de 2500 piezas, lo cual promete algunas cuantas horas para pasarlas ocupados, ya sea construyendo o decorando el hogar de nuestra familia televisiva favorita. 

El lanzamiento de los primeros set de los Legos de Los Simpsons están previstos para abril de este año 2014. Desgraciadamente no contamos con más información acerca de qué otros set además del 742 de Evergreen Terrace se comercializarán. Pero apostaríamos a que en breve veremos también el badulaque de Apu, el Bar de Moe, la escuela de Bart y Lisa, el bus de Otto y otras mil localizaciones tan míticas como características.

Pero a vosotros, ¿cuáles os gustaría tener y montar?

Fuentes: Bleeding Cool / LegoGizmodo