Batman Arkham Origins y su relación con Blackgate

Por primera vez las pericias del caballero oscuro llegan a portátiles en Batman Arkham Origins Blackgate. Si el juego de sobremesa te deja con ganas de más, puedes sumergirte en la aventura complementaria de Vita y 3DS.

Si bien sabemos que el matrimonio entre los videojuegos y el cine no ha sido de lo más fructífero durante esta generación, no podemos decir lo mismo con respecto al mundo del cómic, y mucho menos si hablamos de la historia de Bruce Wayne entre las sombras de Arkham. La saga triple A que ha cosechado un gran éxito y una inmensa acogida entre el público deja atrás a Rocksteady para ofrecernos la tercera entrega titulada Batman Arkham Origins, la cual llega como precuela para contarnos los inicios del justiciero alado, contando además con el spin-off para portátiles Batman Arkham Origins Blackgate.

Para evitar confusiones, activamos el modo detective y diferenciamos ambas entregas. El juego de Warner Bros. Games Montreal ocupará a las sobremesas PlayStation 3, Xbox 360, Wii U y PC, invitándonos a vivir los primeros pasos de Batman en la ciudad de Gotham, dividida por aquel entonces en dos distritos (uno viejo y otro nuevo) cuya parte antigua y más deteriorada pasaría a convertirse en Arkham City, aunque no antes de que metamos entre rejas a los criminales y villanos más peligrosos de la ciudad.

Gracias a Batman Arkham Origins disfrutaremos de una nueva visión, tanto de la saga de videojuegos como del propio caballero oscuro, mientras curtimos al inexperto Wayne y vamos descubriendo los acontecimientos que propiciaron toda la locura de Arkham en un juego para consolas hecho y derecho que, esperamos, llegue a superar la maestría de Rocksteady.

Por otra parte, y por primera vez en la franquicia del murciélago de DC Comics, también podremos ampliar nuestras horas de investigación y lucha contra el crimen en las portátiles 3DS y PS Vita gracias al spin-off que Armature Studios tiene entre manos. Esta entrega es complementaria de Batman Arkham Origins y sucede justo después del mismo; empezaremos en Gotham City en un nivel de tutorial que nos ayudará a captar las mecánicas del juego en 2.5D, para inmediatamente viajar a Blackgate Penitentiary, una isla convertida en cárcel que está patas arriba por culpa de un elaborado motín.

La clave de Batman Arkham Origins Blackgate será la exploración y el plataformeo a través de la oscura prisión, moviéndonos en side-scrolling de 2 dimensiones y con mucho sigilo. Los entornos que nos rodean y  los personajes se mostrarán en 3D, de forma similar a lo visto en Castlevania LoS Mirror of Fate de 3DS, en Shadow Complex de Xbox Live Arcade o incluso en el ya añejo Ultimate Spiderman de NDS.

Contaremos con el arsenal clásico de Batman que iremos desbloqueando a medida que avanzamos (como en todo buen metroidvania), teniendo gran protagonismo el gel explosivo que nos premitirá abrir nuevos caminos y el Batarang para activar interruptores utilizando las capacidades táctiles de ambas portátiles. El Modo Detective también estará presente para detectar el rango de visión de nuestros enemigos así como detectar otras vías por las que sortearlos o descubrir nuevos secretos. En definitiva, Batman Arkham Origins Blackgate amplía un poco más (y en 2D) a su hermano mayor de sobremesa, permitiéndonos jugar con el detective número uno de Gotham en portátiles

La mejor combinación de este otoño será sin duda la formada por Batman Arkham Origins (PlayStation 3, Xbox 360, Wii U, PC) y Batman Arkham Origins Blackgate (PS Vita, 3DS). El 25 de octubre podremos hacernos con las prometedoras entregas y descubrir si cazan tan bien como el dúo Batman y Robin.

Ir a la ficha Escribe tu análisis