Electronic Arts pretende ganar mil millones de dólares vendiendo DLCs

Electronic Arts tiene muy clara su estrategia de futuro para incrementar sus ingresos. Seún han comentado desde la compañía, pretenden ganar mil millones de dólares mediante la venta de DLCs en el presente año fiscal.

Desde que los DLCs llegaron al mundo de los videojuegos, no han sido pocas las opiniones negativas que se han escuchado al respecto, pero las compañías han seguido lanzando más y más hasta el punto de que ya parece algo normal que antes de que un juego llegue al mercado se conozcan cuáles serán sus DLCs y qué precio tendrán. Y es que en esto de cobrar por las descargas legales de contenidos las compañías han encontrado la gallina de los huevos de oro. Claro ejemplo de ello es la nueva política de Electronic Arts que pretende generar nada más y nada menos que mil millones de dólares mediante la venta de DLCs en este año fiscal en curso.

Una cifra cercana a los 758 millones de euros que Electronic Arts se ve capaz de conseguir gracias a los DLCs. Así lo ha explicado John Reseburg en una reciente charla con el portal Bloomberg. Según comentaba el miembro de Electronic Arts, la compañía se ha beneficiado notablemente de la venta de DLCs en el pasado año fiscal que finalizó en marzo (Un total de 380 millones de dólares), siendo en su mayoría los usuarios de títulos deportivos los que más dinero se dejaron en descargas de contenido.

Lógicamente, los buenos resultados que han tenido, ha llevado a los miembros de Electronic Arts a aumentar sus expectativas de ingresos mediante la venta de contenidos digitales para el presente año fiscal y aseguran que rondarán los ya citados mil millones de dólares. Una vez más, ven a títulos como FIFA 15 o Madden NFL 15 como sus mayores bazas en este aspecto ya que gracias al modo Ultimate Team de estos juegos, los usuarios pueden gastar su dinero en comprar jugadores de gran nivel para sus equipos. Pero tampoco se olvidan del resto de títulos fuera del ámbito deportivo y los pases de temporada pueden jugar un papel fundamental para alcanzar esta meta.

Curiosamente, la misma Electronic Arts anunciaba recientemente el servicio EA Access en exclusiva para Xbox One que nos permitirá disfrutar de un buen número de juegos completos de la compañía y de accesos anticipados a los próximos lanzamientos por un módico precio. Además, este servicio nos otorgará descuentos en contenidos digitales de la compañía por lo que podríamos sentirmos más tentados a hacernos con los DLCs de títulos como Dragon Age Inquisition o Battlefield Hardline.

Parece que Electronic Arts tiene claro que el futuro de la industria está en el mercado digital y ya piensa a lo grande en cuanto a cifras de ventas para este mismo año fiscal. Ahora habrá que ver si los usuarios piensan igual y gastan cada vez más dinero en la compra de DLCs o si se muestran indignados y dan la espalda a esta nueva forma de negocio que se está imponiendo en los últimos años. En marzo de 2015 veremos si Electronic Arts logra su “modesto” objetivo. Por favor, pasen por caja.