Hasselhoff se ríe de Mitch Buchannon en Piranha 3DD

¿Qué se puede esperar de una secuela de pirañas asesinas? Más pirañas, en 3D para estar acorde a los nuevos tiempos, y un David Hasselhoff que sigue dando muestras de ser un cachondo mental. La sesión golfa de la Muestra SyFy no tuvo desperdicio.

El segundo día de proyecciones en abierto de la Muestra SyFy ha seguido deparando sorpresas agradables tras el visionado de Maniac o Snowpiercer. Entre ellas la fantástica Coherence, ganadora del premio al mejor guión en Sitges, de forma más que merecida, de la que pronto tendréis la crítica completa. Y después de devanarnos los sesos con una cinta de realidades alternativas, nada mejor que una peli de monstruos acuáticos para rebajar la tensión: Piranha 3DD.

En esta ocasión, el maestro de ceremonias es David Hasselhoff, un actor que no tiene reparos en reírse de sí mismo y del papel para la televisión que le convirtió en una celebridad: Mitch Buchannon, el vigilante de la playa con caracoles en el pecho y calzón rojo que hizo las delicias de las televidentes después de su rol de machote en El coche fantástico. ¡Ríete tú del mismísimo Poseidón!

Hace falta mucha testosterona para terminar con estas pirañas evolucionadas capaces de salir del agua por su propio pie. Sí, sí, no se me ha ido la olla: pueden caminar. No veréis recoger el Oscar al mejor director a John Gulager, pero desde luego unas risas os echáis viendo este demadre seguro.

Y es que, señores, no nos extrañaría ni un poco que hubiese una nueva secuela, a juzgar por el grado de cachondeo que desarrolla la cinta en torno al más famoso de Los vigilantes de la playa, que hasta protagoniza una escena post-créditos... Ains... Dani Acal muy pronto os deleitará con un análisis en profundidad de Piranha 3DD, esta joya plagada de pechotes locos, bichos chungos y este Hasselhoff que no deja de acumular curiosos proyectos como Killing Hasselhoff o Stretch.