Impresiones de The Mighty Quest For Epic Loot

Ubisoft nos trae otro free-to-play para PC, The Mighty Quest For Epic Loot, una aventura que mezcla las mecánicas de Diablo y Dungeon Keeper y en la que tendremos que defender nuestro castillos de saqueadores al tiempo que saqueamos el de los demás.

Ubisoft sigue con su avalancha de juegos digitales. Ayer os hablábamos de Trials Frontier y de Child of Light, pero en el evento al que asistimos, los Ubisoft Digital Days, hubo mucho más, como este curioso The Mighty Quest For Epic Loot para PC. La historia nos pone en la piel del dueño de un castillo, en la región ficticia de Opulencia, un lugar en las nubes repletos de castillos flotantes. Se tratará, como comentábamos, de una interesante mezcla de la saga Diablo y juegos como Dungeon Keeper.

Por un lado tenemos Diablo, ya que tenemos que saquear los castillos de otros jugadores en busca de riquezas librando combates al más puro estilo hack and slash. Podremos elegir entre tres tipos de personaje (hasta la fecha, pero se añadirán más) guerrero, arquero y mago, todo un clásico. Durante las peleas podremos usar 4 habilidades distintas (asignadas al 1,2,3 de nuestro teclado y al botón derecho del ratón), Además, con la Q usaremos una poción para recuperar nuestra energía.

Y por el otro tenemos Dungeon Keeper, ya que debemos preparar nuestro casillo para resistir las acometidas de otros saqueadores. Podremos colocar trampas y todo tipo de enemigos, así como diseñar el recorrido que seguirán otros jugadores que visiten nuestro castillo, creando mazmorras lo más laberínticas posibles.

A medida que derrotemos enemigos y saqueemos castillos rivales, nuestro personaje irá subiendo de nivel, con lo que podrá acceder a los castillos de los jugadores de ese nivel. Para ponernos las cosas aún más difíciles sólo conseguiremos saquear las riquezas de un enemigo si completamos su castillo antes de que se agote el tiempo indicado, si no morimos y si usamos sólo 3 pociones o menos. 

La propuesta parece realmente interesante y jugarlo resulta divertido. Lo interesante, sobre todo para obsesos del saqueo y la rapiña de objetos como yo, es que todas nuestras riquezas estarán en permanente peligro, por lo que estaremos obligados a invertir tiempo y dinero en la fortificación de nuestro castillo, en lugar de limitarnos al saqueo constante. Además, cuantos más jugadores mueran tratando de superar nuestro castillo, más dinero recibiremos.

El castillo será el centro de la experiencia de juego. No sólo tendremos que editarlo para evitar saqueos sino que también será el lugar en donde subiremos de nivel (a veces incluso teniendo que hacer reformas en el castillo para poder subir) y donde eligiremos nuestro equipo antes de cada asalto, que tendrán una duración de unos 3-5 minutos de media.

Lo que más nos gustó durante nuestra partida es que comprobamos que los piques estarán garantizadas, porque si hay algo más satisfactorio que arrebartarle el botín a un enemigo moribundo, es hacérselo a un amigo. Otra cosa que nos sorprendió gratamente fue la sencillez y el amplio abanico de opciones del editor de castillos, que nos permitirá crear rápidamente complejas mazmorras y trampas para los incautos ladronzuelos que osen poner un pie dentro. El juego será free-to-play, aunque habrá micropagos, sobre todo para la construcción de nuestro castillo, sin que Ubisoft haya aclarado nada más concreto.