Impresiones de Trials Frontier

Trials Frontier se anunció en el pasado E3 junto a su hermano mayor next gen, Trials Fusion, y por fin hemos podido jugarlo en los Ubisoft Digital Days. ¿Ha merecido la pena la larga espera para hacer piruetas en nuestros smartphones y tablets?

RedLynx, creadores de la saga Trials, lleva mucho tiempo queriendo llevar su exitosa saga a los smartphones y tablets. En 2011 Ubisoft compró el estudio finlandés y ha provisto al estudio de los recursos necesarios para trasladar Trials con garantías. Sí, ya sé que en vuestras cabezas no hay otra cosa que el próximo Trials Fusion para nueva generación, pero pensad que no siempre podemos estar sentados en el sofá jugando a la consola, como en nuestra boda, la final de un mundial o una guerra mundial. Para esos momentos ha nacido Trials Frontier, para poder lanzarnos por una rampa y hacer backflips en el aire entre sí quiero y sí quiero, en el descanso del partido o mientras hagamos guardia en una trinchera.

Esta nueva entrega, para iOS, Android y Windows Phone, tendrá lugar en un futuro (mucho años después de los que veamos en Trials Fusion) en el que los humanos viven en pequeñas poblaciones sobre las ruinas de las ciudades del pasado. De hecho, el look (algo apocalíptico, aunque sus creadores no quieran llamarlo así, y desértico) recuerda mucho al de la saga Borderlands. Para los chiflados que aún no sepan cómo es la saga, lo aclararemos. Es un juego de motos de trial de scroll lateral en el que controlamos la inclinación de nuestro piloto mientras recorre circuitos de lo más locos.

Saltando de plataforma en plataforma

Esta versión contará con un motor gráfico bastante decente. La demo que pudimos probar era en un iPad y la verdad es que se veía de maravilla. Pero sí hay una clave del éxito en la saga Trials es su exquisito motor físico. Bueno, pues, aunque en algunos momentos de nuestra partida notamos una pequeña pérdida de calidad en la simulación física, no es menos cierto que es de lo más realista que hemos visto en un dispositivo móvil.

Otro de los puntos fuertes de la saga es su genial control. No se necesita mucho para manejar anuestro piloto, así que la conversión al control táctil del iPad nos pareció casi natural. Ya habido otros muchos juegos para móviles que copiaron al Trials original pero ninguno ha conseguido un control tan preciso y fluido como el que pudimos disfrutar en nuestra demo.

Tendremos las listas de récords para picarnos con los amigos, modos multijugador, montones de motos que podremos mejorar con nuevas piezas, modelitos para personalizar a nuestro corredor, coleccionables, modo historia y, en definitiva, todo aquello que nos enganchó del original.

Además, tendrá un montón de funciones sociales, como el poder compartir nuestros tiempos o secciones favoritas de un recorrido en Facebook o seguir lo que están haciendo en Trials nuestros colegas. Incluso si jugamos al Trials Fusion, de nueva generación, podremos desbloquear mejoras e ítems exclusivos para usar en Frontier.

Trials Frontier llegará en otoño en modalidad free-to-play aunque aún nadie nos ha confirmado qué necesidad habrá de dejarnos los cuartos para disfrutar al completo del juego. La espera se hará muy larga pero por lo que hemos visto, merecerá la pena.