Microsoft y la publicidad en Xbox One

La publicidad ha sido tenida muy en cuenta por Microsoft en la concepción de Xbox One. Kinect será el encargado de integrar el contenido publicitario dentro de nuestra experiencia como jugadores.

Microsoft tiene muy claro, como todo el mundo, que la publicidad es una herramienta imprescindible para sobrevivir en el mercado actual.

Con Xbox One, Kinect, Smartglass, una información personalizada del usuario (la piedra filosofal de la publicidad del siglo XXI) y las nuevas tecnologías, quieren conseguir fundir los contenidos publicitarios dentro de la experiencia personal de cada uno de nosotros.

Xbox 360 y Xbox Live utilizan actualmente datos de los jugadores/usuarios, como la edad, tipos de juegos/música/películas, frecuencia y horarios en los que disfrutamos de nuestro tiempo de ocio, para poder servirnos anuncios personalizados (títulos que nos podrían gustar...).

Con Xbox podemos estar un numeroso grupo de amigos delante de la pantalla de la tele, y la forma en que cada miembro, y el grupo en su conjunto consumimos la publicidad es diferente al de otros usuarios en plataformas más convencionales.

Xbox One y Kinect pueden detectar cuántas personas estamos en el recinto/salón y servirnos anuncios dirigidos para las familias, grupos o individuos. Microsoft quiere que el anuncio sea parte de nuestra experiencia genuina. El equipo de XO está trabajando con "publicidad nativa ", es decir, anuncios integrados con el contenido real.

Los jugadores han expresado sus temores por que Kinect es capaz de conocer/espiar nuestros hábitos y reconocer nuestra voz, pero podemos contar, con que una de las preocupaciones principales de Microsoft es protegernos de abusos, que puedan originarse en relación a la obtención de datos personales, para luego bombardearnos con publicidad no deseada.