Microsoft reduce un 80% el ancho de banda necesario para jugar en streaming

Microsoft ha conseguido reducir un 80% el ancho de banda necesario para jugar vía streaming. A continuación os damos todos los detalles y os contamos cómo funciona la nueva tecnología que utiliza la compañía.   

Microsoft anuncia que ha conseguido rebajar un 80% la potencia de ancho de banda necesaria para jugar vía streaming en plataformas y dispositivos móviles de la compañía. Una gran noticia que nos llega gracias a nuestros compañeros de SomosXbox, que explican que este nuevo avance se debe al trabajo de Microsoft junto a investigadores de la Universidad de Duke.

Esta nueva tecnología se llama Kahawai, y permitirá a los usuarios disfrutar de gráficos de última generación sin apenas consumir recursos de su red y evitando los problemas de estabilidad. Los propios investigadores de la tecnología Kahawai han explicado su funcionamiento afirmando "en lugar de estar el servidor haciendo todo el trabajo, la carga se comparte junto a la GPU en el dispositivo del jugador. El servidor realiza la mayor parte del trabajo pesado en cuanto al procesado de sombras, mapeado de texturas y otros detalles, pero parte de la GPU local proporciona algunos elementos como las bases gráficas de un nivel, algo que se denomina boceto". 

Eso sí, según parece la tecnología Kahawai todavía está en una frase temprana de testeo y tan sólo se ha probado con algunos juegos para tabletas como Doom 3. Sin duda se trata de una gran noticias, aunque tendremos que esperar más pruebas e investigaciones para beneficiarnos de su uso en Xbox One. Aquí tenéis un vídeo con las pruebas de Doom 3.