La nueva temporada de la LVP, a finales de agosto

La nueva temporada de la LVP incluirá algunos cambios que veremos qué tal funcionan a partir de la última semana de agosto, cuando volveremos a disfrutar de su fase regular.

Después del parón una vez celebrada Gamergy, la LVP volverá a la carga a partir de la última semana de agosto. Según han comunicado la nueva fase regular terminará con una nueva edición de Gamergy que tendrá lugar el primer fin de semana de diciembre. Habrá cambios en la temporada 7 de la LVP y ahora se jugarán los partidos de lunes a miércoles, siguiendo con su retransmisión a través de Mitele, la plataforma de Mediaset.

Las competiciones que encontraremos este año no serán muy diferentes si tenemos en cuenta la temporada anterior y League of Legends y Call of Duty: Ghosts seguirán siendo los únicos protagonistas de la División de Honor. Una temporada considerablemente más corta que la anterior donde el estado de forma de los equipos será más importante que nunca y una mala racha de resultados se podrá pagar caro.

Todos los partidos de una misma jornada se jugarán en la misma semana, dejando atrás el modelo de jugar cada jornada en dos semanas. Lamentablemente, no todos los partidos se retransmitirán en directo y solo podremos ver los 3 más importantes; los demás estarán en diferido. Los primeros partidos estarán dedicados a League of Legends y Call of Duty: Ghosts recogerá el testigo. El primer partido cada día será a las 20:30 horas y, cuando termine, se jugará el segundo y último partido de la noche.

La estructura de la LVP repite la del año pasado, por lo que en este aspecto no habrá cambios. Los ocho mejores equipos conseguirán el pase directo a la Final Cup y los cuatro últimos tendrán que luchar por la permanencia y por conservar el puesto en la máxima competición eSports de la LVP.

Fuente: Cuatro