Roman Wars, el Call of Duty que nunca llegó a PS3 y Xbox 360

Ver galería

ACTUALIZADO (07/07/2016): Activision ha reconocido que Roman Wars, el Call of Duty que no llegó a PS3 y Xbox 360, nunca fue considerado realmente por la compañía. “El concepto fue propuesto por un ex-empleado mientras trabajaba con nosotros”, afirmaba un portavoz de Activision al portal estadounidense IGN, “pero no fue considerado seriamente ni solicitado para pasar al proceso de prototipo”.  Por tanto, queda claro que la compañía nunca tuvo la más minima intención de llevar la saga Call of Duty hasta la antigua Roma.

TEXTO ORIGINAL (06/07/2016): Call of Duty siempre ha estado ambientado en guerras y conflictos relativamente modernos. Puede que no tan modernos como Call of Duty: Infinite Warfare, ya que hemos visto entregas de la saga en la Segunda Guerra Mundial. El caso es que las armas de fuego siempre han sido las verdaderas protagonistas de los combates de la saga.

En 2008, sin embargo, hubo una oportunidad de ver un Call of Duty ambientado en una era muy anterior, en la que las armas de fuego no existían y las batallas se libraban a espadazos. Es el caso de Call of Duty: Roman Wars, el juego de Vicarious Visions (creadores de Skylanders), ambientado en la Antigua Roma, tal y como informa GamesRadar+

Como podéis ver en el vídeo (eso sí en inglés) la demo interna que Vicarious Vision preparó para Activision tenía una pinta bastante decente. El protagonista principal parecía ser uno de los soldados de la décima legión de Julio César aunque, como es costumbre en la saga, también nos pondríamos en la piel de otros personajes para vivir la historia desde distintas perspectivas, una de ellas la del propio emperador romano. 

El estilo de los combates iba a ser un mezcla de batallas en tercera persona al estilo de la saga Gears of War y peleas en primera persona a lo Condemned: Criminal Origins. La demo surgió porque Activision trataba de hacer algo experimental con Call of Duty. La saga era un éxito tremendo en aquella época (y lo sigue siendo a día de hoy) por l oque Activision buscaba nuevas formas de sacarle partido en forma de spin-off y formatos similares. 

El juego mezclaba, además, momentos en los que nos desplazábamos a caballo y hasta en elefante, que iban a ser los tanques de esta versión romana de Call of Duty. La demo fue muy bien acogida de forma interna pero el presidente de la compañía Bobby Kotick pensó que era demasiado experimental y que no debía llevar el nombre de Call of Duty. 

El caso es que el juego de Vicarious Visions, como ya sabemos, nunca vio la luz, aunque si que hemos podido disfrutar de propuestas parecidas en títulos como Ryse: Son of Rome, lo que demuestra que el estudio tampoco andaba tan desencaminado. Parece que los creadores de Call of Duty son bastante reacios a todo lo que sea volver la vista atrás en el tiempo, como demuestra la última entrega de la saga, Infinite Warfare

Fuente | Roman Wars en GamesRadar