Imagen de perfil de Roberto J. R. Anderson
La opinión de
Roberto J. R. Anderson

El futuro de Dragon Quest en Occidente

imagen por defecto contenido opinión

Cuando el mes pasado se anunció Dragon Quest VIII para 3DS, fui cauteloso en mi entusiasmo. Es mi juego favorito de PlayStation 2, y probablemente mi juego de rol favorito de la historia, y sería un placer inmenso volver a jugarlo en la portátil de Nintendo, especialmente teniendo en cuenta todas las novedades que va a incorporar. Sin embargo, hace tiempo que me había resignado a pensar que Square Enix y Nintendo habían tirado la toalla con la saga en Occidente, tras ver decepcionado que no nos llegaban ni Dragon Quest X (entrega online disponible en Japón para Wii, Wii U, 3DS, PC y móviles/tabletas) ni ninguna de las entregas para 3DS (los remakes del VII y de los dos primeros Monsters). Pero el reciente anuncio de que Dragon Quest Heroes para PlayStation 4 llegará a Europa y Norteamérica podría abrir muchas puertas.

Tradicionalmente, Dragon Quest siempre ha sido la saga de rol más exitosa en Japón, pero los europeos no tuvimos el honor de conocerla hasta hace sólo nueve años, cuando la mencionada octava entrega principal (aquí conocida con el subtítulo El Periplo del Rey Maldito) desembarcó en nuestro continente y nos enamoró a muchos.

Posteriormente, Nintendo apostó muy fuerte por la saga a nivel internacional, y ella misma trajo y promocionó una gran cantidad de sus juegos. Tras recibir con gran jolgorio el magnífico Dragon Quest IX para DS, junto con los estupendos remakes del IV, V y VI para la misma consola y diversos spin-offs, yo daba por hecho que la ilustre saga creada por Enix ya se iba a quedar con nosotros para siempre, y que los oscuros días en que sus entregas no salían de las fronteras niponas habían quedado definitivamente atrás.

Sin embargo, parece que las cifras de ventas de aquellas entregas para DS en Occidente quedaron lejos de cumplir las expectativas de Square Enix y Nintendo (a excepción de Dragon Quest IX, que consiguió vender más de millón y medio fuera de Japón). Supongo que la gota que colmó el vaso fue Dragon Quest Monsters: Joker 2 (en la etapa final de DS), cuyas ventas occidentales fueron prácticamente inexistentes. Pero en mi opinión, gran parte de la culpa de ello la tuvo el hecho de que comercializaron fuera de Japón la versión "básica" del juego, medio año después de que en el país del Sol Naciente se estuviera vendiendo una segunda edición llamada "Professional" que añadía muchos más contenidos. ¿Quién querría comprar un juego sabiendo que hay por ahí otra versión mucho más completa que podría llegar en cualquier momento? Aunque por supuesto, nunca llegó a hacerlo. No traer directamente aquella edición mejorada fue una maniobra torpe y difícil de entender por parte de Square Enix y de Nintendo, de la que afortunadamente han aprendido para lanzamientos más recientes como Bravely Default.

A pesar de las bajas ventas, di por hecho que el remake de Dragon Quest VII para 3DS llegaría a nuestro territorio. Desde que se anunció, se convirtió en uno de mis juegos más esperados para 3DS, porque no tuve la ocasión de jugar al original de PlayStation en su día y además esta versión añadía numerosas mejoras. Después de más de dos años tras su lanzamiento en Japón, y con Square Enix dando excusas como que "el juego tiene demasiado texto que habría que localizar", mis esperanzas de verlo aquí se han empequeñecido, aunque no se han desvanecido del todo.

Cosas más raras se han visto. Por ejemplo, dos juegos que durante mucho tiempo parecían condenados a permanecer sólo al alcance de manos japonesas llegarán finalmente a Europa y Norteamérica en unos meses, con una diferencia de aproximadamente tres años respecto a sus lanzamientos en Japón: Yakuza 5 (PS3) y Little Battlers eXperience (3DS).

Y el anuncio de que Dragon Quest Heroes para PS4 llegará a Occidente me hace soñar con que otras entregas le seguirán (Dragon Quest VII y VIII para 3DS son sin duda mis más deseados). Sin emargo, hay que tomarse la noticia con prudencia. Este Heroes es seguramente un juego con muchísimo menos texto que las entregas principales, y por lo tanto mucho más fácil y barato de localizar. Además, en las consolas de Nintendo es habitualmente la propia Nintendo quien edita fuera de Japón los juegos de Square Enix, por lo que probablemente también dependería de ella hacernos llegar estos tan atractivos títulos.

En cualquier caso, las ventas internacionales de Dragon Quest Heroes para PS4 serán un factor importante para que Square Enix y Nintendo se decidan a traer las entregas de 3DS. En su día, las buenas cifras de ventas occidentales de El Periplo del Rey Maldito (VIII) para PS2 sin duda animaron a las dos compañías a apostar fuerte por la saga en DS a nivel internacional, y ahora podría repetirse una historia similar.

Otro factor que podría ser beneficioso es la nueva vida de la que está gozando Dragon Ball, el mítico manga/anime creado por Akira Toriyama, quien también es diseñador de personajes y monstruos de la saga Dragon Quest. El lanzamiento de las nuevas películas y, sobre todo, de la nueva serie, proporcionarán una popularidad renovada a Dragon Ball en todo el mundo, lo que también podría animar a las compañías a lanzar más Dragon Quest a nivel internacional, ya que ambas tienen muchísimo en común tanto en su estética como en la personalidad que desprenden.

Ya veremos si los usuarios occidentales de 3DS y amantes de Dragon Quest tenemos motivos para estar contentos próximamente. Ahora mismo, Dragon Quest VIII me parece que es el que más papeletas tiene de llegar: se trata de un juego que ya demostró que puede funcionar en todo el mundo, y aunque habría que traducir las nuevas subtramas ya tienen el resto del juego localizado a varios idiomas (el caso del VII es diferente, ya que aunque en su día se tradujo al inglés Square Enix considera que aquella localización no es válida ni compatible con las que ha realizado para posteriores entregas).

Hay que decir, por cierto, que muchas de las entregas principales de la saga sí se han editado en Europa y Norteamérica durante los últimos años en sus versiones para iOS y Android, lo que demuestra que Square Enix no tenía del todo olvidada la saga fuera de Japón antes del reciente anuncio occidental de Heroes. Sin embargo, nos han llegado en inglés, a pesar de que muchas de esas entregas llegaron perfectamente traducidas al castellano para otras plataformas hace unos cuantos años.

Estaré esperando buenas noticias, y cuantos más Dragon Quest nos lleguen más contento me pondré. Mi 3DS pide a gritos su ración de esta extraordinaria saga.

Lecturas recomendadas