Imagen de perfil de José Luis Sanz
La opinión de
José Luis Sanz

Que los dejen descansar en paz

imagen por defecto contenido opinión

Dicen que a los muertos hay que dejarlos descansar, que si uno se empeña en molestarlos cada poco tiempo con pellizquitos tontos, acaban por levantarse zombificados para llevarnos con ellos al otro mundo cogidos de la oreja.

Algunas compañías de videojuegos, las más antiguas, tienen esa mala costumbre de coger a sus muertos más clásicos y darles un meneo de vez en cuando a ver si el pobre dice "¡ay!". El problema es que muchas veces, en vez de "¡ay!" dice "¡zas!" y la torta la acabamos escuchando y padeciendo los que, en alguna ocasión, tuvimos cariño por el muerto.

Con esto que digo, me estoy refieriendo a esa (¿mala?) costumbre de coger a las sagas más clásicas y míticas para, con un lavado de cara y un lifting de polígonos y texturas, volvérnoslas a vender como si fueran la repera limonera. Así, a bote pronto, debo acordarme de las ediciones 30 aniversario de Galaga o de las revisitaciones de los Pac Man, Frogger, Tetris (gracias Lokooo), Space Invaders o Asteroids que nos han golpeado a la vez que asustado desde que el mundo es mundo.

Juegos que son la historia misma de los vodeojuegos y que por culpa de algún balance mal cuadrado ha obligado al abuelo a salir de parranda para buscar ingresos con los que alimentar a su nutrida familia de shooter y franquicias 3D que no saben a nada. ¡¡Un desatino!!

Y digo yo. ¿Qué les costará a estas empresas ahorrarse el bochorno de sacar del cementerio a sus muertos cuando todavía su recuerdo nos conmueve? ¿Por qué no dejan que descansen en paz? ¿Acaso no han comprendido que 30 o más años son muchos como para colarnos con calzador desarrollos que ahora no tienen sentido?

¿Acaso no ven que el problema de Space Invaders (o el que sea) en la actualidad no se resuelve con cambiarle simplemente los gráficos al muerto? Que hace algunas décadas, eso de jugar por alcanzar el récord molaba mogollón, pero ahora, como que no. Queremos algo más complejo como salvar al mundo de los zombies de Resident Evil, crearnos nuestro propio juego a lo LittleBigPlanet o recorrer el mapa inabarcable de un MMORPG como World of Wacraft.

Que por mucho que se empeñen, "aunque el pixel se vista de seda, píxel se queda", y no hay más que rascar. ¿O acaso veis con buenos ojos aquellos Pac Man World de los 90 que eran un auténtico atentado al legado que Pac Man nos regaló hace tantos años? ¡¡Un poquito de por favor!! Que la memoria histórica de los videojuegos es cosa seria.

Así que en nombre de esas viejas glorias y de esos clasicazos del paelolítico, dejemos que los muertos descansen en paz. ¡¡Que se lo merecen todo!!... ¿no os parece?

Lecturas recomendadas