Imagen de perfil de Sark89
Análisis de The Order 1886
Sark89

Luces y sombras en la Londres victoriana

   Bien, ya tenía ganas de poder dar mi opinión sobre este juego. Después de un fin de semana bastante intenso en el que he estado con el mando en la mano más de lo que acostumbro, por fin me he pasado el juego más polémico de la next gen y puedo contar mi experiencia.

   Como todos sabréis el juego se sitúa en Londres durante la época victoriana (Sherlock Holmes, Jack el destripador,...), una ciudad en la que conviven humanos y no tan humanos, una especie de híbridos entre hombre y criatura peluda y monstruosa (hombres lobo para no liarnos demasiado). En esta época en la que el mal acecha en cada esquina (juro que me ha salido sobre la marcha, no ha sido a posta) una orden formada por caballeros, herederos de la orden del Rey Arturo, luchan para mantener la paz y la seguridad de los ciudadanos (los humanos, a los otros los matan).

 

   - Historia:

   Como todo buen juego de Sony, no podía faltar una historia con gancho. La verdad es que tiene de todo: misterio, traición, algún amorío, giros inesperados, algunos momentos épicos,... Además, no deja de lado el contexto histórico en el que se produce, ya que incorpora varios detalles sobre la historia de Londres, con mención y presencia de personajes famosos (Nicola Tesla, Thomas Edison, Jack el destripador,...) muy bien introducidas dentro de la historia.

   Si se le puede poner algún "pero" a este apartado es el final. Pese a lo bien que se va encauzando todo, acaba de forma súbita y te quedas pensando ¿ya está?; ¿y al final qué pasa con este personaje, o con este otro? Quedan muchos cabos sueltos que seguro se resolverán en una segunda parte (si no en la tercera) pero nos podrían haber dado un par de capítulos más en ésta que explicaran ciertas cosas (y que nos dieran más juego, dicho sea de paso).

 

- Gráficos:

   Probablemente lo mejor que se ha visto hasta ahora en consolas. Modelados muy bien hechos, escenarios detalladísimos, expresiones faciales espectaculares y, sobre todo, unos efectos de iluminación espectaculares; los contrastes de luces y sombras, los efectos del agua de lluvia al caer sobre el suelo o la ropa, los rayos de sol al reflejarse en los charcos, las llamas,... Todo luce a un nivel alucinante nunca antes visto (al menos por un servidor).

   Mención aparte merecen los efectos cinematográficos que se le han querido dar al juego. Las bandas negras propias de los largometrajes (han sido muy criticadas pro usarse para ahorrar recursos pero la verdad es que no molestan para nada. Yo mientras jugaba ni me daba cuenta de que estaban, sólo te fijabas en ellas en zonas de transición entre la acción o en los vídeos y considero que hacen un buen papel) o los efectos de cámara, como desenfoques (esto sí que me ha causado más molestias) efectos de iluminación o motas de polvo sobre la lente le dan al juego un efecto novedoso que está muy chulo cuando puedes pararte a observarlo pero que, como he apuntado, durante la acción puede ponerse en tu contra.

   Cabe mencionar que el juego no goza de un fotorrealismo perfecto pero sí es lo más parecido que se ha visto hasta ahora. Podría calificarse como la evolución natural de The Last Of Us, ya que comparten muchas virtudes. Éste debería convertirse en el nuevo estándar gráfico para este género.

   Sobre los FPS, funciona a 30 pero son totalmente estables, sin ninguna ralentización apreciable (¡¡¡Y sin bugs!!!).

 

- Jugabilidad:

   Llegamos a uno de los puntos comprometidos del juego. Ha habido opiniones de todo tipo: hay quien considera que el juego cumple de forma jugable y quien cree que apenas se juega y que es más una película interactiva que un videojuego. Bien, pues he de decir que todos tienen algo de razón, pero no toda.

   Para empezar, este juego no es TPS puro como todo el mundo promulga, es una aventura de acción (un Uncharted pero con otro contexto, para que nos entendamos) y, como tal, cumple bastante bien en muchos de sus aspectos, pero también tiene grandes fallos en otros.

   En cuanto a los disparos, que es la principal baza del juego pese a no ser un shooter, el juego bebe mucho de Uncharted. Los sistemas de cobertura y de disparo son calcados. Además, como en la saga de Drake, contamos con un arma larga, un arma corta y granadas en nuestro arsenal, y en ningún momento tendremos problemas de munición. El juego no innova mucho en este aspecto, más allá de las armas que nos prepara el amigo Tesla, que son chulísimas y, además de ponernos las cosas más fáciles en algunos tramos, nos lo pasaremos genial con ellas. Es una lástima que estas innovaciones armamentísticas se acaben demasiado pronto en el transcurso de la historia...

   Y es que eso es lo que pasa con la mayoría de aspectos del juego. Podríamos decir que a mitad de juego ya hemos visto todo lo que teníamos que ver, no se han guardado ningún arma definitiva, ninguna mecánica novedosa, ningún as en la manga para deleitarnos durante la fase final,... To de golpe.

   En cuanto al número de combates, considero que está bastante bien en proporción a la duración del juego. No acabas harto de tanto disparo esperando un respiro y tampoco te pasas largos períodos sin desempolvar el rifle. Cabe destacar que también hay alguna fase de sigilo que resulta bastante interesante.

   La IA enemiga también cumple bien. Me he pasado el juego en nivel de dificultad difícil y he tenido un par de atascos importantes que me han llevado a estar a punto de romper el mando. En el momento son un infierno pero una vez superados es de agradecer que un juego te ponga en aprietos hoy en día. la IA amiga también cumple su función y te ayuda con alguna que otra baja, no tendrás que hacer tú todo el trabajo (pero no te preocupes que hay trabajo de sobra para todos).

   Hablemos ahora de los QTE. En este apartado tenemos de todo y bastante además: algunos bien implementados, otros bastante sosillos y otros que, simplemente, sobran. En cuanto a los primeros, cabe destacar algunos minijuegos para abrir cerraduras, fundir los plomos de un cuadro de corriente o algunos en los que, antes de apretar el botón correspondiente, tendremos que apuntar moviendo el joystick, algo bastante interesante. Por otro lado, algunos QTE como los combates cuerpo a cuerpo consisten simplemente en apretar un botón en el momento oportuno (cuando tengas al enemigo cerca vaya). Cuesta creer que los creadores de un God Of War no le hayan dado un poco más de chispa a estos combates (mención a parte merecen las neutralizaciones sigilosas que, pese a que también es apretar a un botón tienen un poquillo más de intríngulis, por lo que no entrarían en este grupo).Por último, pasemos a aquellos QTE que, simplemente no deberían haber existido: las peleas contra los híbridos. El problema en estos combates es que este juego no tiene un botón para esquivar y eso a provocado que tengan que implementarlo en estas peleas por medio de QTE, lo que les quita bastante gracia, ya que te dicen cuándo tienes que darle al botón. Por otro lado, no son QTE puros, ya que también les tienes que pegar tiros. Donde sí que lo han hecho mal ha sido con los jefazos. Tampoco son QTE puros y esquivarlos es más complejo que a los licanos corrientes, pero es que en este caso el único QTE que sería admisible es el remate final. lo dicho, si hubieran puesto un botón de esquivar en lugar de implementar esta acción por medio de QTE cuando se hace necesario el juego habría ganado mucho, esperemos que aprendan para la segunda parte.

   Por último, vamos a acabar el apartado analizando la duración. El juego en total me ha durado 11 horas y media (sí, me las he ido apuntando qué pasa) en nivel difícil, no son las 6 horas de las que se hablaban pero sí es una duración por debajo de la media. Por lo que he visto en Youtube las escenas cinemáticas duran 3 horas más o menos, el doble que en otros juegos del género como los Uncharted o los God Of War, que suelen rondar la hora y media. Eso nos deja con unas 8 o 9 horas de juego en nivel alto de dificultad y aunque las escenas de vídeo molan, lo que queremos es jugar. Sí, el juego es corto. Eso nadie puede negarlo. Es un buen juego, una historia que mola, unos graficazos, pero demasiado corto. Es verdad que dicen de lo bueno si es corto dos veces bueno, pero seguro que el que lo dijo no pagó 60 euracos por un juego de 10 horas escasas que además no tiene ni multijugador (con lo bien que le habría sentado un cooperativo), ni un nivel de dificultad retador (como el aplastante en Uncharted o el modo dios en GOW) que incite a rejugarlo ni nada más. Una vez que te lo pasas es carne de estantería hasta que tengas ganas de recordarlos un par de años más tarde.

   En este sentido recomiendo alquilarlo porque es una experiencia que nadie que tenga una PS4 debería perderse pero también por la que nadie debería desembolsar un billete marrón... y pico. Lo peor de todo es que tal y como acaba el juego da la sensación de que dos horicas más le habrían sentado más bien que mal. Pero claro, eso habría reducido el contenido para una segunda parte. YA OS VALE, READY AT DAWN.

   En definitiva, una jugabilidad buena, clásica, sin demasiada innovación pero bien implementada y sin fallos, aunque empañada por su corta duración y por algunos QTE que sobraban. Tenemos una buena base y un buen margen de mejora para la secuela.

 

-Sonido:

   El apartado sonoro es bastante bueno. Las voces del doblaje son en su mayoría perfectas y reflejan a la perfección la personalidad de los personajes, utilizando además el tono adecuado para cada situación. Además, el problema común de no oír a los personajes cuando se alejan no se da tanto como en otros juegos; existe pero es más puntual.

   En cuanto a la banda sonora también cumple bastante bien. Aunque no es una banda sonora demasiado épica sí sabe como crear tensión, miedo o emoción en los momentos adecuados.

   Pero no todo es tan bonito y este apartado también tiene un fallo que, aunque poco importante, se puede considerar bastante gordo. Que alguien me explique cómo un juego exclusivo de Sony en el que los protas hablan por intercomunicadores y además uno de los coleccionables son notas de voz no utiliza el altavoz del mando en ningún momento. Espero que se hayan repartido collejas por esto.

 

- Calificación:

   - Historia: 85.

   - Gráficos: 100.

   - Jugabilidad: 60.

   - Sonido: 80.

   Total: 81,25 >>> 81

 

- Conclusión:
The Order 1886 no es el juego decepcionante del que todos hablan, tampoco es Gears Of War de PS4 como nos querían hacer creer. Es un juego de Sony, con una buena historia, momentos de acción intensa y gráficos que marcan tendencia. En este caso no todo se ha hecho bien, como en la mayoría de estos juegos, pero no por ello deja de ser un buen juego, aunque un poco descompensado en la calidad (y cantidad) de su apartado jugable. La duración de la experiencia de juego, su escasa rejugabilidad y los excesivos QTE son sus mayores pecados, mientras que la historia, el apartado gráficos y los tiroteos son sus principales virtudes. Como he anunciado en el título del análisis, es un juego con luces y sombras.

81

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de The Order 1886

    Se ha hecho de rogar, pero, por fin, ve la luz el análisis de The Order 1886. Desarrollado por Ready at Dawn, estudio que se ganó la confianza de Sony con sus adaptaciones para PSP de algunas de las sagas de la compañía (Daxter, God of War: Chains of Olympus y God of War: Ghost of Sparta), el juego estaba llamado a marcar un punto de inflexión en el catálogo de exclusivas de PS4. ¿Se han cumplido las expectativas que había a su alrededor? Por desgracia, sólo algunas. Vayamos por partes, porque estamos ante un juego polémico, concebido con problemas de los que, seguramente, el propio estudio era muy consciente.

    Hobby

    78

    Bueno

    Lo mejor

    Los gráficos son brutales. La ambientación geográfica e histórica. La banda sonora.

    Lo peor

    Dura 7-8 horas. La historia es floja y acaba de manera súbita. Es un shooter con pocos tiros…

Más análisis de usuarios