Reportaje

Así es el nivel Traffic en Call of Duty Advanced Warfare

Por David Martínez
-

Adelantamos un nuevo nivel de la campaña de Call of Duty Advanced Warfare, el FPS de Activision y Sledgehammer Games, que saldrá el próximo 4 de noviembre. Esta vez, se trata de una operación de rescate y una posterior batalla por las calles de Lagos, la capital de Nigeria.  

Glen Schofield, uno de los fundadores de Sledgehammer Games y productor de Call of Duty Advanced Warfare se encuentra en un tour europeo para presentar los mapas multijugador y un nuevo escenario de la campaña. Este nivel en cuestión se llama Traffic, y nosotros pudimos verlo, mientras el propio Schofield jugaba la versión de Xbox One. Se trata de uno de los primeros escenarios de la campaña, cuando el soldado Mitchell (el protagonista) deja el cuerpo de marines y comienza a trabajar para la PMC Atlas, bajo el mando de Jonathan Irons ( interpretado por Kevin Spacey). En esta misión nos desplazamos a Lagos, capital de Nigeria, para rescatar al primer ministro, que ha sido secuestrado por el grupo terrorista KVA.

El nivel comienza con una secuencia que ya habíamos visto en el primer tráiler del juego, y es la inserción en un edificio trepando gracias a unos guantes especiales. Durante todo el desarrollo estamos acompañados por Gideon, el operador que lleva un gorro de lana, y en cierto modo recuerda a la secuencia de escalada al comienzo de Modern Warfare 2. Aunque en este caso, conseguimos infiltrarnos gracias a la tecnología. Una vez en la azotea del edificio, los operadores despliegan explosivos magnéticos, para crear un punto de acceso. Esta es la primera secuencia en que apreciamos las mejoras técnicas que muestra Advanced Warfare, tanto en el nivel de detalle de los modelos, como en el efecto de la explosión y la luz ambiental. 

En un abrir y cerrar de ojos nos colamos en el edificio oficial y eliminamos a unos cuantos guardias de la KVA con la ayuda de nuestro exoesqueleto. Antes de entrar en la sala donde están retenidos los rehenes, podemos aprovechar la superioridad de Atlas, y conectar un visor infrarrojo que detecta las personas al otro lado de la pared sin delatar nuestra posición. Marcamos los objetivos (con mucho cuidado de no cargarnos a un civil por error) y nos coordinamos con el equipo para hacer una entrada limpia. Con los secuestradores abatidos, el primer ministro nos pone en la pista del líder de la célula terrorista, que ha escapado del edificio. 

Entonces crece el ritmo de juego: Mitchell y los hombres de Atlas se lanzan a la calle, en medio de un atasco momumental, producido por varios coches ardiendo y civiles tratando de salvar el pellejo. Allí les esperan insurgentes de KVA, que abren fuego y se parapetan con el mobiliario urbano. El enfrentamiento es cruento, y nos obliga a utilizar granadas detectoras para localizar a los numerosos tiradores locales. El nivel de dificultad también nos parece un poco más elevado que en las entregas anteriores, y durante la demo Mitchell está a punto de caer abatido en un par de ocasiones. Pese a que acabamos con las fuerzas de oposición, la persecución continúa.

El nivel termina en la autopista. Mitchell ve cómo se le escapa su presa y decide saltar al techo de un autobús para continuar el enfrentamiento. Justo antes de que termine la demo, que dura casi diez minutos, presenciamos cómo nuestro protagonista salta sobre un coche enemigo y se libra de sus ocupantes en una espectacular QTE. Y el nivel continñua, aunque la demo termina aquí. Si queréis saber todo lo que nos contó Schofield en nuestra entrevista, no os perdáis nuestro programa especial Call of Duty Friday Nights, y también podéis ver nuestro gameplay del modo multijugador. 

Lecturas recomendadas