Reportaje

Club Chistendo: Perdón por el retraso

Por Gustavo Acero
-

Comienza la cuenta atrás: ya sólo faltan 364 días para el E3. Casi tanto como para que vean la luz un buen puñado de juegos que iban a lanzarse este año y que, por arte de birlibirloque, se han retrasado hasta 2015. Ha llegado la hora de ajustar cuentas con el calendario y repasar algunos lanzamientos tan adelantados a su tiempo... que todavía los seguimos esperando.

¿Os imagináis que un escritor de literatura fantástica tardase tanto en terminar su última novela que hasta una serie de televisión basada en su obra le adelantase? ¿O que el último campeón de la Copa del Mundo no llegase al balón en un partido inaugural del Mundial ni usando una estrella? ¿O incluso que El Club Chistendo no se publicase puntualmente a las 9 de la mañana de cada lunes? Pues por increíble que parezca, la impuntualidad se ha convertido en el "late-motiv" de otros sectores como el de los videojuegos, donde incluso se montan ferias internacionales para anunciar retrasos a bombo y platillo con el fin de "pulir detalles de última hora" y ofrecer al usuario la mejor "experiencia posible", como si el compromiso no formase parte del pack. Así pues, terminado el E3, empieza la espera...


Batman Arkham Knight: La Gotham que colma el vaso

Fecha inicial: 14 octubre 2014.

Nueva fecha: algún día aleatorio de 2015. Retraso: 4-6 meses.

Se conoce que el Batmóvil no ha pasado la ITV este año, porque un caballero como Bruce Wayne jamás llegaría tarde a su cita con el pueblo si no fuese por causas de fuerza mayor. En 1832, don Mariano José de Larra firmó uno de sus más brillantes artículos sobre la idiosincrasia del trabajador español titulado "Vuelva usted mañana", pero bien podría haberlo escrito ayer en homenaje a compañías como Warner Bros Interactive, que el pasado 3 de junio confirmó el retraso del prometedor Batman Arkham Knight para que Rocksteady pueda rematar los últimos flecos de su nueva capa. Por tanto, PS4, Xbox One y PC ya no batarang el catarán (perdón por el retraso, quería decirlo al revés) el 14 de octubre de este año, sino en algún momento de "2015", así, como concepto genérico. Y luego nos preguntarán que "Why so serious".

Batman sincronizando su reloj con la hora local de Gotham

The Division: la multiplicación de la espera

Fecha inicial: finales de 2014
Nueva fecha: 2015... o 2016. Retraso: 12 meses (o más)

Menos mal que el extraño virus que colapsará los Estados Unidos en el esperado shooter estratégico de Ubisoft Massive es ficticio, porque para cuando salga el juego en PS4, Xbox One y PC, no quedaría de nosotros ni el primer Nokia que nos regalaron, y ya es difícil destruir eso. La justificación del retraso de Tom Clancy's The Division emitida por Ubisoft es de las mejores que se han dado nunca: "lanzaremos el juego cuando esté listo". Bien, nos quedamos mucho más tranquilos.

Y añaden: "No queremos hacer un Battlefield 4. [...] "El desarrollo en sí acaba de comenzar, por lo que no hay forma humana de que podamos lanzarlo este año". Sin prisa, chicos, vosotros a vuestro ritmo, pero una preguntilla: ¿por qué lo anunciasteis entonces para 2014 si no habíais abierto ni el documento de Paint? Es sólo para organizarnos el finde y tal.

La epidemia de los retrasos se ceba con la ciudadanía mundial

The Disorder 2015

Fecha inicial: finales de 2014.
Nueva fecha: febrero de 2015. Retraso: 3-4 meses.

The Order 1886, el desarrollo de Ready at Dawn ("listo al amanecer", pero de febrero) en exclusiva para PS4, se ambientará en la/el/li/lu Londres de la época victoriana, pero lo de la puntualidad británica aún no debía de existir por aquella época. Tras el negativo feedback recibido por el aparente downgrade gráfico tras un streaming del juego que se emitió el month pasado (¡pero qué puñetas le hemos hecho al castellano!), un portavoz de Sony declaró lo siguiente: "Hemos decidido emplear más tiempo para ofrecer lo que prometimos cuando mostramos el juego por primera vez".

Es como quedar con una chica en tu primera cita a las 20:30 en la Plaza Mayor y hacerla esperar una semana para "pulir" tu aspecto visual. Seguramente acabes más crujiente que Nathan Drakis, ¿pero crees que seguirá esperándote? Ni de coña, ¿a que no? En conclusión, somos los pagafantas de las compañías, porque saben que siempre nos tendrán esperando con los brazos abiertos. Y demontres, nos tienen calados.


Los protagonistas de The Order 1886 mirando para otro lado

The Witcher 3: "Witch" date did you say?

Fecha inicial: finales 2014
Fecha final: febrero 2015. Perdón por: los 3-4 meses de retraso.

La mayor fantasía épica de Geralt de Rivia es su propia fecha de lanzamiento. Hace unos días, la compañía polaca (qué bien suena eso) CD Projekt Red confesaba lo que está hecho y lo que no del juego, junto a una carta dirigida a la prensa: "Podríamos tenerlo disponible para su lanzamiento a finales de este año, como planeamos inicialmente. Sin embargo, hemos llegado a la conclusión de que unos meses extra de trabajo nos permitirán alcanzar la calidad que nos satisfaga y que los jugadores esperan de nosotros".

Anda que no molaría usar esta excusa para un examen de evaluación: "Estimado profesor, podría tenerlo estudiado para noviembre, pero he considerado que unos meses extra me permitirán alcanzar la nota que me satisfaga y la calidad que usted espera de mí". Probadlo, no perdéis nada; quizá sólo el curso. De hecho, eso sí que sería un downgrade y no lo de Watch Dogs.

Con semejante retraso, así cualquiera se marca un slow motion

Quantum Break: ¿quantum habrá que esperar?

Fecha inicial: finales 2014
Fecha final: febrero 2015. Retraso: 3-4 meses.

¿Quién dijo que en la next gen se acabaron los lags? Las 'Triple A' exclusivas de Xbox One también sufren los estragos de la procrastinación, como es el caso de Quantum Break. Al parecer, Jake Joyce no tiene tanta prisa por salvar el mundo como nos hizo creer Remedy Entertainment, pues no habrá más "Remedy" que verlo en la GamesCom de agosto... ¡pero de 2015 y en forma de gameplay! Así que sumadle unos mesecillos más para que el gameplay tenga lugar en vuestros televisores. Desde luego, si lo que pretende la multinacional Monarch es destrozar el flujo del continuo espacio-tiempo, la campaña publicitaria de Microsoft no puede ser más acertada.

"¡Agárrame, que me voy a dos mil quinceeeeee!"

The Evil Within: primer susto en la frente

Fecha inicial: Finales de 2013. Después, 29 de agosto de 2014

Fecha final: 24 de octubre de 2014. Retraso: 2 meses. Casi un año en total.

Visto lo visto, dos mesecillos parecen hasta un adelanto de fecha. Lo anunció Bethesda hace tan sólo veinte días: The Evil Within se nos va al 24 de octubre porque Shinji Mikami, su director, no quiere perderse las fiestas de San Lorenzo de El Escorial y prefiere volver al curro en septiembre. Para saciar nuestra sed de terror y gore del bueno, la distribuidora ha anunciado un pack DLC que incluirá botiquín, gel verde, escopeta de dos cañones y dos virotes de Agonía (nunca mejor dicho), pero se les ha olvidado lo más importante: un botecito de cloroformo, para hacer más llevadera la espera. Como diría Green Day, wake me up when september ends...

The Evil Within se retrasa para que les dé tiempo a fregar el suelo

The Last Guardian: los últimos serán... eso mismo

Fecha inicial: 2011.

Nueva fecha: no lo sabe ni Sony. Retraso: 3 años y sumando...

La medalla de bonce es para The Last Guardian. Si este juego ve la luz algún día, será la del túnel del más allá. La "Historia Interminable" del Team Ico comenzó su desarrollo en 2007, y desde entonces, no hemos visto más que aquel tráiler del E3 de 1712, cuando el Convention Center de Los Ángeles era todo campo. Fumito Ueda ha pedido perdón ("me he equivocao, no volverá ocurrir"), se ha llegado incluso a rumorear su cancelación y el presidente de SCE Shuhei Yoshida se ha visto obligado a desmentirla, pero un año más, ni rastro del gato con más pluma que Meowth. Si alguien lo avista este verano, que envíe un email con su testimonio a ikerjimenez@wanadoo.es.

Prey: la maldición de los retrasos

Fecha inicial: 1998-99

Fecha final: 2006. Retraso: 11 años


Y vamos con la plata: el desarrollo de Prey comenzó en 1996 y concluyó en 2006, casi las mismas vacaciones que se pilló James Cameron entre Tintanic y Avatar, pero con un resultado aún peor. El juego sufrió tres cambios radicales de temática en sus tres primeros años de desarrollo (uno al año no hace daño), que incluyeron razas extraterrestres a lo Mass Effect, una nave espacial viviente y un sistema de portales que ahí se quedó. A pesar de sus dificultades técnicas, 3D Realms se empeñó en sacarlo adelante, y en 2001 se puso a trabajar en la versión final... para distribuirlo cinco años después. Menos mal que no les dio por montar una pizzería.


Duke Nukem for never and ever

Fecha inicial: abril de 1997
Fecha final: 2011. Retraso: 14 años

Y el oro del morro es para Duke Nukem Forever, la mayor vacilada de la industria videoludópata. Todo empezó (y debió terminar) en abril de 1999, porque a partir de entonces, el título de 3D Realms permaneció diez años en el limbo de la incertidumbre. Tales fueron las complicaciones del desarrollo que el Duke presenció nada menos que tres motores gráficos, dos estudios diferentes y un solo presentador de Saber y Ganar (para esto sirve Twitter). Cuando la empresa se fue al garete, Gearbox le tomó el relevo y a nosotros el pelo con infinitos bailes de fechas que nunca se cumplieron... hasta 2011. Y todo para que casi quince años después nos llegase una caricatura mediocre de lo que fue el shooter más transgresor del planeta, cuando los retrasos aún no eran lo mainstream.

Mención honorífica merecen otros títulos venideros como Final Fantasy XV, Drive ClubKingdom Hearts III, Mad Max o los ya lanzados (a buenas horas) Watch Dogs, Team Fortress 2, Too Human, Golden Sun: Oscuro Amanecer, Perfect Dark Zero o Halo: Combat Evolved (¿se os ocurre alguno más?), que darían para un reportaje semanal, pero lo único que nos queda claro de este repaso es una cosa: que 2015 será el año con más lanzamientos de la historia desde la época de las catapultas, aunque lo mismo acaban todos catapultados a 2019.

Nota mental: no volver a creerme una fecha prometida por una compañía, a menos que sea la del nuevo Zelda de Wii U. Por ése me espero desnudo con un cargamento de Fantas frente a las oficinas de Nintendo Japón. En fin, como dijo Larra (que no Croft), vuelva usted mañana. Y al Club Chistendo el lunes, que aquí sí somos puntuales. Ejem...


En anteriores entregas del Club Chistendo:

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas