Reportaje

LoLNexus - Tutorial para principiantes de League of Legends

Por Álvaro Alonso
-

Os traemos un tutorial de LoL (League of Legends) lleno de consejos para principiantes, que os ayudarán en vuestras primeras partidas. ¿Quién sabe? Puede que si los seguís, lleguéis a Diamante en menos que canta un gallo. 

¿Un tutorial de LOL? ¿Una guía de League of Legends con consejos para principiantes? ¿A esta alturas? Pues sí, el popular juego de Riot Games recibe nuevos jugadores constantemente, y dado el gigantesco bombardeo de información al que nos someten nada más empezar, es probable que muchos se sientan abrumados.

Así que hemos decidido preparar un pequeña guía de lol con consejos y trucos básicos para sacar el mayor partido de vuestros campeones y dominar el campo de batalla. Nuestro LoLNexus particular en el que damos la bienvenida a todos aquellos que ponen cara de póquer cuando oyen hablar de junglas y gankeos.

Primeros pasos en la Grieta

Así que os habéis registrado en LeagueofLegends.com, descargado el cliente, pulsado el botón PLAY, introducido vuestros datos y elegido un nombre de invocador que no contiene palabras ofensivas, pero ¿qué narices es League of Legends? Vayamos por partes: primero, ¿por qué narices os registráis en un juego si no sabéis en qué consiste? Segundo (y ahora ya en serio), League of Legends -más conocido como LoL- es un MOBA (Multiplayer Online Battle Arena) inspirado en DotA (Defense of the Ancients), el popular mod de Warcraft III.

Nuestro objetivo como invocadores es acabar con el Nexo -una estructura enorme con forma de diamante- del equipo contrario al tiempo que protegemos el nuestro. Y para hacerlo, invocamos a un Campeón que será nuestra representación en el campo de batalla y que combatirá junto en equipo junto a otros cuatro jugadores. La gracia está en que al inicio de la partida nuestro personaje es débil, y una de las claves para la victoria consiste en eliminar monstruos, edificios u otros Campeones para obtener experiencia con la que subir de nivel y oro para comprar equipo más poderoso... Como en casi cualquier RPG, vaya. Con la salvedad de que al terminar la batalla, se reinicia todo nuestro progreso con ese personaje.

Una de las claves para el éxito está en comprender el mapa donde se desarrolla la acción, cuyo esquema sigue siempre la misma fórmula: Un Nexo en cada extremo y, separándolos, junglas habitadas por monstruos neutrales que esperan pacientemente a que los aniquilemos. También existen monstruos de alto nivel extremadamente peligrosos, que recompensan al jugador y a los compañeros de equipo cercanos con una importante cantidad de experiencia. Cada Nexo está protegido, además, por once torres que atacarán sin compasión a todo aquel que se acerque.

A esto hay que añadir también el inhibidor, un artefacto que evita la aparición de súper minions. ¿Y qué son los minions? No, no tienen nada que ver con esos repelentes peluches amarillos, son monstruos que se producen de forma regular en cada Nexo, y atacan automáticamente la base enemiga. Os podéis imaginar que el equipo que consigue acabar con el inhibidor del otro (y con ello obtiene acceso a los súper minions) logra una gran ventaja...

¡Te elijo a ti!

Vale, todo entendido, esto está chupado, vamos a echar una partida. Un momento... Aquí hay CIENTO DIECISÉIS Campeones, ¿a quién elijo? Ah, la gran pregunta de League of Legends. Y una pregunta a la que sólo podéis responder vosotros: ¡probadlos todos! Pero antes, pinchad en sus retratos para conocer sus habilidades y su papel en el campo de batalla (Tanque, Support, ADC...).

Al principio es probable que no entendáis demasiado bien las descripciones, pero os ayudarán a haceros una ligera idea del Campeón que estáis a punto de seleccionar. Con el tiempo, descubriréis cuáles se adaptan mejor a vuestro estilo de juego, pero os recomendamos que tratéis de dominar las distintas clases y que no os dediquéis a jugar siempre con el mismo. De todas formas, será inevitable que terminéis teniendo un Campeón predilecto al que usaréis en la gran mayoría de partidas, pero nunca está de más ser versátiles para no estar con el culo al aire cuando no podáis elegirlo.

Bueno, ya habéis elegido a vuestro Campeón y sabéis lo que tenéis que hacer. Ahora, vamos con un par de consejos de League of Legends para que no muráis en cuanto piséis la Grieta del Invocador. El primero, y probablemente el más importante, es... ¡QUE NO CORRÁIS! LoL es un juego de estrategia, no un Call of Duty. El truco está en subir de nivel todo lo posible para ser más fuertes que vuestros rivales.

Así que por el amor de Dios, no vayáis directos al Nexo enemigo nada más empezar la partida; las torres defensivas os aniquilarán en segundos, por eso es mejor dejar que los minions se encarguen de ellas. Mucho ojo eso sí, porque por encima de todos los objetivos de las Torres, los Campeones son su prioridad. Así que si se os ocurre atacar a un jugador enemigo dentro de su rango, la torre dejará todo lo que esté haciendo y centrará su fuego en vosotros hasta eliminaros.

¡Y ni se os ocurra penetrar en la Jungla al empezar la partida! Esto es especialmente importante para los novatos, pues en los niveles bajos no duraréis ni un segundo en la espesura. A medida que subáis de nivel (vuestra cuenta, no el Campeón) iréis consiguiendo acceso a nuevas Maestrías y Runas que os permitirán desenvolveros más fácilmente en el campo de batalla. Pero no os preocupéis demasiado por esto ahora (ya tendréis tiempo de hacerlo cuando dominéis el juego. Ahora mismo, vuestra mayor preocupación es no morir.

Morir no significa el fin de la partida: podréis volver tras un tiempo de espera... Tiempo que podríais haber aprovechado para subir de nivel y comprar nuevo equipo. Oh, y hablando de subir de nivel: el jugador que da el último golpe a un minion es el que se lleva todo el oro y la experiencia. Y esto nos lleva a la que probablemente es la mejor táctica en una partida de LoL, especialmente para los principiantes. 

Mantengan la línea, repito: ¡MANTENGAN LA LÍNEA!

Al empezar la partida, los minions de ambos equipos coinciden en el centro del mapa, formando una línea de batalla. En lugar de ir a por ellos para que nuestra línea avance, lo mejor es dejar que se maten entre ellos y entrar atacar sólo a aquellos que les queda un punto de vida (o 'last hit'). Es un proceso lento, pero que nos ayuda a ganar experiencia y oro. No os preocupuéis demasiado a la hora de comprar objetos, pues el juego siempre os recomendará los más útiles para el Campeón que habéis seleccionado. y al mismo tiempo mantiene la línea justo en medio del campo de batalla

¿Por qué es tan importante esto, especialmente al inicio de la partida? Porque si la línea avanza, también aumentará el espacio que os separa de vuestra torre y quedaréis totalmente expuestos. Imaginad que la línea actúa como una suerte de barrera, y si uno de los flancos cae y avanza hacia el Nexo, la barrera desaparece. Y sin barrera, estáis totalmente expuestos al ataque de 'los jungla', que son los jugadores que actúan como apoyo y recorren el mapa eliminando monstruos neutrales. Siempre están ahí para remataros cuando haga falta. Siempre.

Y ahora os estaréis preguntando... ¿Entonces cuándo avanzo? ¿Cuándo voy al Nexo? ¿Cuádo entro en acción? Si habéis sido pacientes y habéis mantenido la línea, llegará un momento en que estaréis a un nivel superior al del Campeón enemigo. ¡Es entonces cuando hay que atacar! Si el Campeón enemigo cae, es también el momento perfecto para hacer que vuestra línea avance, de forma que los minions lleguen al nexo enemigo y ataquen las torres de defensa... Momento que vosotros aprovecharéis para destruir el Nexo. Como os podéis imaginar, no es tan sencillo como parece y esta táctica no garantiza la victoria... Pero si es vuestra mejor estrategia en los primeros niveles.

Resumiendo, vuestro objetivo principal como principiantes de League of Legends es no morir y 'farmear'. Es vuestra mejor baza para ganar y la forma más rápida de dominar el juego (y aprender la jerga). Pero sin duda, el mejor consejo de LoL que os podemos dar es: ¡paciencia! Sed pacientes y conservadores, no arriesguéis demasiado al inicio de la partida. Procurad jugar con amigos o conocidos, porque la comunicación es clave para conseguir la victoria... y porque la diversión se multiplica. Y, sobre todo, no olvidéis que se trata de un videojuego: os van a matar muuuuuuchas veces y habrá momentos que desearéis personificar al niño loco alemán... Pero de todo se aprende y, al final, la diversión es lo que cuenta.

Lecturas recomendadas