Reportaje

PlayStation Experience: Avance de Tearaway Unfolded

Por Rafael Aznar
-

Tearaway Unfolded, la adaptación para PS4 del genial juego aparecido en PS Vita hace un año, llegará en 2015. Media Molecule está readaptando todo su mundo de papel para la consola de nueva generación de Sony, donde Iota y Atoi, DualShock 4 mediante, volverán a desplegar todo su encanto. Avioncitos, recortables, confeti volador… La papiroflexia es todo un arte, y más si se encarga de moldearla uno de los estudios más creativos de la industria.

Desde que PS4 vio la luz hace un año, Sony ha tenido claro que hacer juegos exclusivos para todos los públicos es una vía de negocio interesante. La compañía no puede equipararse a día de hoy con Nintendo en ese campo tan concreto, pero sí se ha preocupado de hacer títulos pensados para que los pueda disfrutar todo el mundo, especialmente los niños. Knack salió junto a la consola y hace unas semanas se lanzó LittleBigPlanet 3. En 2015, llegará Tearaway Unfolded, una revisión ampliada del encantador juego de PS Vita, aparecido en noviembre de 2013. Lejos de ser una mera conversión, muchos de los contenidos estarán totalmente rehechos, empezando por el control, algo que era condición imprescindible, dado que el original se apoyaba en todas las características de la portátil, como los paneles táctiles, la cámara o el giroscopio.

El desarrollo de esta nueva versión está corriendo a cargo de Media Molecule, que ya firmó el original. Hay que destacar que este estudio británico es uno de los más importantes de SCE Worldwide Studios hoy en día, tras la fantástica labor creativa demostrada con la saga LBP, cuya reciente entrega se le tuvo que ceder a Sumo Digital, por incompatibilidad temporal. Así, ahora mismo, el equipo está trabajando en el juego que nos ocupa y, presumiblemente, en otro que del que aún no han trascendido detalles.

Un mensaje claro en la cabeza

Tearaway Unfolded estará protagonizado por Iota o Atoi, según elijamos entre la versión masculina o la femenina del simpático mensajero. Como en el original, nosotros seremos un Tú, una especie de dios que contemplará el mundo del juego desde las alturas y que deberá prestarle su ayuda para que pueda entregarle el mensaje contenido en su cabeza con forma de sobre. Si disponemos de la cámara de PS4, nuestra cara presidirá siempre los escenarios, desde una suerte de sol, pero no será obligatorio utilizar el periférico.

Las plataformas en 3D serán la piedra angular de la aventura. El desarrollo tomará como base el visto en PS Vita, pero habrá escenarios nuevos y los ya existentes serán mucho más extensos. Sin ir más lejos, una de las novedades será la posibilidad de subir al protagonista en un avioncito de papel para hacerle surcar los aires. Esperemos que Media Molecule haya tomado buena nota del problema que tenía el original, que se podía finiquitar en apenas seis horas, lo cual empañaba un poco un conjunto que, en términos jugables, era una delicia. Nosotros ya hemos podido probar la primera demo, en un evento previo a la PlayStation Experience, y la adaptación nos ha parecido muy buena.

El principal escollo a la hora de trasladar el título de portátil a sobremesa era que el original es uno de los juegos que mejor han sabido sacar partido a las peculiaridades de PS Vita. Sin embargo, el DualShock 4 cuenta con algunas funciones equivalentes que han ayudado a que la experiencia se pudiera adaptar a la perfección e incluso ampliar. Para empezar, el panel táctil permitirá activar las numerosas pieles de tambor que habrá por los escenarios, que permitirán a Iota rebotar, como si de una cama elástica se tratara. Gracias al giroscopio, el protagonista podrá lanzarnos objetos fuera de la pantalla para que los usemos como un proyectil con el que activar alguna plataforma determinada, apuntando con el sensor de movimiento y disparando con un ligero frote sobre el panel táctil. También habrá que agitar el mando para provocar estampidas de cajas. Asimismo, la barra de luz del mando, ligada al giroscopio, permitirá iluminar ciertas zonas de los escenarios e hipnotizar a algunos enemigos para guiarlos hasta agujeros y hacerlos desaparecer. Y aún hay más: el altavoz del mando emitirá sonidos que aumentarán la sensación de inmersión.

La creatividad del original se mantendrá intacta también. Así, a menudo, deberemos dibujar diversos elementos con cartulinas para integrarlos dentro del mundo, como, por ejemplo, un bigote para un personaje o copos de nieve para que ambienten una determinada zona. Esos dibujos no se llevarán a cabo con el panel táctil, como sería previsible, sino con el joystick, o al menos así era en la demo a la que tuvimos acceso. A lo largo de los escenarios, nos toparemos con sesenta recortables que podremos coleccionar para, a posteriori, descargarlos desde la página web del juego, que también permitirá bajarse fotografías.

Por lo demás, el desarrollo será igual de divertido y humorístico que en el original. Sobre todo, habrá que combinar las características especiales del DualShock 4 con el joystick. Por ejemplo, en una zona, deberemos cambiar la trayectoria de una avalancha de coliflores activando una piel de tambor con golpes continuados sobre el panel táctil, de modo que, mientras, se abrirá un puente que deberemos aprovechar para cruzar. No faltará a la cita la célebre calabaza para coronar algunos espantapájaros y, así, poder evitar los ataques de las bandadas de cuervos.

Colorido encantador

El apartado técnico de Tearaway Unfolded se asemejará bastante al de PS Vita. No habrá una gran diferencia gráfica, pero correrá a 1080p y la tasa de imágenes, sin confirmar, será más estable. No obstante, la pretensión de este título no es ser más realista o detallado que otros títulos, sino deslumbrar con su mundo de papel y su bella dirección artística, y eso lo bordará, con su fantástico tono naíf. Efectos como el de las olas de papel serán deliciosos.

El protagonista, ya sea Iota o Atoi, se podrá personalizar con numerosos objetos y pegatinas, gracias al editor. Del mismo modo, en determinados momentos, podremos dar rienda suelta a la creatividad para dibujar ciertos objetos y que se integren en el mundo, como decíamos antes, con la posibilidad de usar cartulinas de diferentes colores.

La banda sonora será otro punto fuerte. Las melodías, muchas recuperadas del original, serán tan desenfadadas como pegadizas. A eso habrá que añadir los simpáticos ‘gruñidos’ de los personajes secundarios y la voz del narrador, que, en principio, estará doblada al castellano, como es regla general en los juegos de Sony.

El mensajero que sabía desdoblarse

Tearaway Unfolded llegará a PS4 en algún momento de 2015. El desarrollo general seguirá las líneas maestras de lo visto en PS Vita, pero la adaptación de las mecánicas al DualShock 4 parece haberse logrado con muy buen tino y se han añadido novedades que dan cuenta de que no es una conversión pura y dura. Si la duración se amplía lo suficiente respecto a la versión portátil, el regreso de Iota y Atoi merecerá mucho la pena, pues Media Molecule es sinónimo indiscutible de creatividad y buen gusto.

Lecturas recomendadas