Reportaje

Series en streaming: libertad creativa y de formato

Por Raquel Hernández Luján
-

El corsé televisivo apretaba demasiado y la cantidad y calidad de los dispositivos que nos permiten visionar contenidos ha hecho que surjan nuevos actores en el cada vez más cambiante mercado audiovisual.

Que el mercado es cada vez más exigente y más individualizado es una obviedad: el público cuenta con un bagaje audiovisual impresionante y además dispone de tecnología para poder elegir dónde y cuándo ve lo que desea. Disponemos de un tiempo libre precioso que diversificamos al máximo para tratar de sacarle el mayor partido posible y eso es algo que muchas empresas han sabido ver para llegar al corazón del consumidor.

Se acabó ver películas, series y contenidos únicamente a merced de la programación televisiva en abierto, es la era del streaming y de la creación de imagen de marca a través de la creación de contenidos propios.

El jugoso nicho de mercado

Netflix y Hulu fueron la pioneras en la creación de nuevos contenidos para sus propias plataformas y a día de hoy están muy consolidadas.

Netflix, una de las opciones más extendidas a la hora de ver películas, series y otros contenidos en Estados Unidos, ofrece una tarifa plana para disfrutar todo tipo de piezas audiovisuales. Además, han separado el tradicional mercado de DVD y Blu-Ray a domicilio, del floreciente y cada vez más importante campo dedicado a la descarga y visualización en directo y la última ampliación del negocio ha sido la creación de sus propias series, buques insignia de la casa. No lo dudéis: se trata de vender contenidos, pero también imagen de marca.

House of Cards es el proyecto de mayor envergadura de los que han emprendido hasta la fecha: una serie de 26 episodios divididos en dos temporadas en clave de thriller político con Kevin Spacey y Robin Wright como protagonistas cuyo presupuesto se estima en 60 millones de dólares.


Otra ventaja más de esta forma de crear nuevas series: se acabó tener que adaptar la duración y el número de episodios a los canales tradicionales. Ahora podemos ver telefilms de uno a tres episodios, miniseries de menos de diez y temporadas de más de 13 episodios, como habitualmente se venían gestando. Si una serie marca tendencia, puede crecer sin necesidad de adaptarse al reloj de la estricta ventana televisiva y suma y sigue para apreciar que la libertad que ofrece esta forma de concebir el entretenimiento tiene todas las de ganar.

Periódicamente vamos informándoos de los nuevos proyectos que se traen entre manos en Netflix como el de Hemlock Grove de Eli Roth o el de Sense8 de los hermanos Wachowski. Y es que esta forma de trabajo también permite que reputados cineastas e intérpretes puedan trabajar simultáneamente en series para la pequeña pantalla o Internet sin desatender sus proyectos cinematográficos.


Testando el producto

 ¿Qué mejor manera de saber qué es lo que le gusta al gran público que probándolo? Esa ha sido la estrategia de Amazon que ha lanzado mediante Amazon Instant Video catorce episodios piloto de series originales de producción propia con la intención de que sean los propios votos de los usuarios los que decidan cuáles de ellas saldrán adelante.

La iniciativa creó gran expectación y según el director de Amazon Studios, Roy Price, se recibieron más de 2.000 ideas para series de los creadores de todo el mundo.

El primer piloto lanzado ha sido la adaptación de Bienvenidos a Zombieland al formato episódico, una iniciativa que los fans de la película han recibido con cierta reticencia por dos motivos principalmente: porque el cambio de actores no termina de satisfacerles y porque esperaban una segunda parte de la película. Con todo, ya puede visionarse aquí.


En cuanto al resto de los seleccionados, han sido siete: 

  1. Alpha House. El dibujante de tiras cómicas y ganador del Premio Pulitzer, Garry Trueau, sigue las vidas de cuatro senadores que viven juntos en una casa alquilada en pleno Washington D. C.
  2. Betas. Cuenta la historia de un grupo de amigos que creen haber descifrado el algoritmo que les llevará al éxito en Silicon Valley.
  3. Browsers. Comedia musical desarrollada por el doce veces ganador del premio Emmy Davida Javerbaum (Late Show with David Letterman, Las noticias de Jon Stewart) que contará la historia de cuatro jóvenes residentes en Manhattan que se inician en el mundo laboral en una página web de noticias.
  4. Dark Minions. Ficción animada escrita por Kevin Sussman (el actor que interpreta al dueño de la tienda de cómics de The Big Bang Theory), seguirá a dos vagos que tratan de ganarse el sueldo trabajando en un buque de guerra intergaláctico.
  5. The Onion Presents: The News. Inteligente y ligera comedia que gira en torno al trabajo detrás de las cámaras de un informativo y que plantea hasta qué punto son capaces de llegar cuatro periodistas por mantenerse en lo más alto. 
  6. Supanatural. Comedia animada sobre dos divas sin pelos en la lengua que son la única esperanza de la humanidad contra lo sobrenatural... Cuando no están en el centro comercial.
  7. Those Who Can't. Tres jóvenes e inadaptados profesoros se enfrentan día a día al trabajo con sus alumnos, en ocasiones más maduros que ellas.

A este proyecto le ha acompañado una nueva remesa de series pensadas para el público infantil y compuesta por la siguiente selección:

 

  1. Annebots. Protagonizada por Anne, una pequeña científica que aprende sobre el mundo que le rodea en su laboratorio de chatarra, acompañada de su amigo Nick y sus ayudantes androides.
  2. Creative Galaxy. Tiene como anfitrión a un pequeño alienígena que viaja a través de un sinfín de planetas repletos de arte e inspiración.
  3. Positively Ozitively. está inspirada en el mundo de OZ, al que Dot, la hija de Dorothy, viajará todos los días para resolver los problemas que surgen.
  4. Sara Solves It. Trata sobre pequeña Sara y su hermano Sam se enfrascarán en la resolución de un misterio matemático.
  5. Teen Tiny Dogs. Cuatro perros (Butch, Butterfly, Dinky y Polly) se ayudan entre ellos en su viaje alrededor de un mundo.
  6. Tumbleaf. Un pequeño zorro azul llamado Fox descubre cada día nuevas aventuras y amistades.

Todo este material puede verse en la sección de reproducción de vídeos de su página o a través de otros dispositivos conectados a la red como Roku, la Xbox o la Wii, con lo que más fácil no lo pueden tener los usuarios para elegir qué quieren que siga adelante.

 

Pero el próximo paso será lanzar un descodificador de televisión para transmitir por Internet su catálogo de contenidos, como películas o música. Es lo mismo que ya tienen Apple, Roku, Boxee o las consolas de videojuegos de Microsoft o Sony. Pensándolo bien, orgánicamente es el siguiente paso: el nuevo dispositivo de Amazon, que se sumaría a sus lectores de libros electrónicos Kindle y a sus tabletas Kindle Fire y que podría denominarse Kindle TV con el objetivo de llegar al mercado estadounidense en primer lugar, en otoño de este mismo año.

 

De este proyecto se están haciendo cargo Malachy Moynihanexvicepresidente de Cisco, Andy Goodman, que trabajó con TiVo y Vudu, y Chris Coley que cuenta con la experiencia de ReplayTV. 

 

La idea: competir con su servicio en streaming con otros tan populares como Youtube, Netflix o Hulu. Lo que habrá que ver es si siguen con la misma política de competir diferenciando sus decodificadores por su precio, como han hecho con el resto de sus dispositivos, lanzados a precio de coste para lograr sus beneficios por medio de la distribución de contenidos.

Otros que se apuntan a probar a través de Internet

CBS, que parece haber visto clara la estrategia, acaba de dar luz verde a dos webseries que desarrollarán sendos spin-offs de series como Person of Interest y Elementary y que podrían estar listas para este mismo otoño.

 

 

En el primer caso, nos hallaríamos ante una webserie animada con estética prestada del anime, que produciría Jonathan Nolan y contaría con Greg Plageman como productor ejecutivo. Se titularía Person of Interest: Animated.

 

En el segundo, bajo el título Baker Street Irregulars, nos encontraríamos con una ficción en vivo que desarrollaría más algunos de los personajes de Elementary.

 

De esta forma, mata varios pájaros de un tiro: de un lado alimentando la emisión de las series que sirven de origen a estas prolongaciones y de otro aumentando su presencia on-line abonando su web con nuevos contenidos.

 

Todo son ventajas en este momento en el que literalmente el espectador ha tomado el mando para poder elegir qué es lo que quiere ver.

Lecturas recomendadas