Reportaje

Superman - Los mejores cómics del Hombre de Acero

Por Jesús Delgado
-

Batman v Superman: el amanecer de la justicia llegará dentro de poco. ¿Pero conocéis cuáles son los mejores cómics de Superman, el Hombre de Acero? Nosotros os hacemos un breve listado con ellos.

Con Batman v Superman: el amanecer de la Justicia, la próxima película de Zack Snyder para Warner Bros., no podíamos el dejar pasar la oportunidad de presentaros un listado con los mejores cómics de Superman, de manera similar al listado que os propusimos con las mejores historias de Batman. A lo largo del siguiente artículo encontraréis una selección de las historias que nosotros consideramos que son las más importantes historias de Superman en sus 75 años de vida (algo que, ya os adelantamos, nos ha resultado bastante complicado). 

Nos hemos ido hasta los años 40, pasando por toda la edad de plata e incluso revisando los 80, 90 y 2000, para encontrar los que consideramos que son los mejores cómics de Superman. Como podréis comprobar hay de todo un poco en este listado bastante breve y conciso que, con suerte, nos brindará en el futuro la oportunidad de hacer una segunda ronda con más cómics ilustres y célebres de Superman. 

El origen de Superman

Aunque su publicación ocurrió diez años después del lanzamiento del primer cómic de Superman (Action Cómics #1, 1938), Superman #53 (1948) es uno de los cómics más importantes del personaje. ¿Los motivos? Supone el primer relato de orígenes realmente detallado y compendiado del superhéroe. Aunque anteriormente ya se habían concebido algunas historias de orígenes, el número 53 de la tirada original de Superman es el primer gran retcon que sirve como modelo para la mayor parte de las historias de origen de Superman. 

En esta historia, además, se presentan a los padres de Superman Jor-L y Lora (posteriormente, Lara). Y también a los Kent, quienes no se llamaban Jonathan y Martha, sino John y Mary. Como dato, la historia es de las primeras en establecer la influencia del Señor Kent sobre su hijo adoptivo, instándole a ser un héroe y un modelo para la humanidad.

Como curiosidad, el guion es obra de Bill Finger (co-creador de Batman), siendo los pinceles cosa de Wayne Boring, uno de los ilustradores clásicos de Superman. El trabajo de este último es uno de los más significativos de numerosos cómics de la Edad de Oro (años 40-50). Por eso mismo este cómic es una pieza de museo.

Para el hombre que lo tiene todo

Se trata de unos de los cómics clásicos de Superman más entrañables. El Superman Annual #11 de 1985 es un cómic escrito por Alan Moore (Watchmen, V de Vendetta) y Dave Gibbons (Watchmen, Kingsman). El tándem recrea una historia que, por entonces, únicamente se le podía haber ocurrido a alguien tan transgresor como Moore, jugando con la mente de Superman, mostrándonos sus sueños secretos más inconfesables.

For the Man Who Has Everything propone una lucha de Superman contra el villano alienígena Mogul, quien ha utilizado una flor llamada Misericordia Negra (Black Mercy) en el kryptoniano. Esta flor, que se ha pegado al cuerpo de Superman, induce al héroe un profundo sueño, en el cual se cumplen sus mayores deseos y fantasías. ¿Qué cuales son? ¡Ni os las imagináis! Las de una vida normal en Krypton, junto a su padre y madre, teniendo él mismo dos hijos y siendo un miembro más de la sociedad kryptoniana. 

Mientras Superman pugna por salir de la fantasía en la que está inmerso, Batman, Robin y Wonder Woman habrán de enfrentarse a Mogul antes de que la flor acabe por devorar a su amigo. Sin embargo, quizá en esta ocasión el Hombre de Acero haya encontrado al único rival al que no puede vencer: él mismo y sus deseos insatisfechos e imposibles. Este número puede localizarse en español en una antología con la etapa de Alan Moore en Superman, editada por ECC en nuestro país. 

¿Qué le pasó al hombre del mañana?

Whatever happened to the man of tomorrow? es una historia de Alan Moore (sí, otra vez) y el editor Julius Schwartz. Publicada en Superman #423 y  Action Comics #583 (septiembre de 1986), ¿Qué le pasó al hombre del mañana? es una distopía que narra el décimo aniversario de la presunta muerte de Superman. 

La historia sigue el relato Lois Lane-Elliot, quien fue la última persona en ver con vida a Superman. Lois cuenta cómo la mayor parte de los villanos del héroe desaparecieron o fueron vencidos, y todo comenzó a cambiar. La historia habla del último enfrentamiento del Hombre de Acero con su galería de malosos habituales, desde Brainiac y Bizarro, hasta el mismísimo Lex Luthor, y cómo todos estos enfrentamientos conducen a su lucha final con el mago Mxyzptlk.

Finalmente se revela que esta historia tiene truco y que detrás de la "muerte" de Superman puede haber mucho más de lo que nos han contado. No obstante, este "final" de Superman es uno de los modelos que posteriormente otros autores han aplicado a su propia obra como "finales alternativos". Valga como ejemplo Batman RIP o X-Men: El fin, cómics que siguen la fórmula de este cómic, formulando su propio "Ocaso de los dioses".  Este cómic se encuentra en el tomo de Grandes Autores de Superman dedicado a Alan Moore que ECC publicó no hace mucho en España. 

Man of Steel, de John Byrne

John Byrne está considerado uno de los grandes autores de Superman. Y hemos aquí los motivos. Byrne (4F, Hulka) guionizó y dibujó (con tintas de Dick Giordano) una de las mejores etapas de Superman: Man of Steel (El Hombre de Acero), una colección de seis números, publicada en 1986. 

Tras el crosover de Crisis en Tierras Inifnitas, DC optó por rebootear la continuidad de Superman y narrar una vez su tema de origen. Para ello Byrne optó por tomar numerosos elementos de la mitología original del personaje y adaptarlos para la nueva continuidad nacida tras el crossover. De este modo, Lois Lane o Jimmy Olsen volvían a ser personajes fundamentales de las historias de Superman, pero otros como Lex Luthor sufrían un lavado de cara. Este último, de hecho, pasó gracias a esta colección de ser un científico loco al uso a un intrigante y cruel hombre de negocios. Este retrato, de hecho, es el que ha prevalecido en las últimas décadas. Algunos ecos de ésto, incluso los veremos en el Lex Luthor de Jesse Eisenberg en Batman v Superman. ¡Ah, y también narraba su primer encuentro con Batman!

De hecho, series como Derecho de Nacimiento, beben de esta serie a pesar de ser sus reemplazos como historias canon de origen. No obstante, buena parte de los elementos que han acompañado al retrato de Superman en distintos medios a lo largo de los años (y también en la cultura popular) tienen su fundamento en esta colección.

Muerte y resurección de Superman

Técnicamente no se trata de un solo cómic. De hecho, no hace mucho os hablamos de La Muerte de Superman dentro de nuestra sección de Los Mejores Cómics. Seguramente os acordéis. La historia se narrá en distintos cómics de las diversas colecciones de Superman entre octubre de 1992 y octubre de 1993, dividiéndose la historia en los arcos argumentales de Doomsday, Funeral por un amigo y el Reinado de los Supermen

La trama, pergeñada por Mike Carlin, Dan Jurgens y otros próceres de DC Comics decidieron responder a la gran pregunta que aún quedaba por entonces por solventar en el mundo de los cómics: "¿Cómo sería un mundo sin Superman?" Para ello a lo largo de diversas historias presentaron la muerte del héroe a manos de una criatura conocida como Doomsday (Juicio Final), su ausencia y su posterior regreso. Esto sirve para ilustrar a través de varias colecciones la importancia de Superman como personaje y entidad, más allá de una única historia autoconclusiva y desarrollando un discurso que viene a dignificar la figura de Superman en la mitología de los cómics. 

Esta historia, objetivamente, no es uno de los mejores cómics de Superman a nivel artístico. Sin embargo, tanto dentro a nivel de cultura popular como dentro de la industria del cómic, su impacto fue enorme. Por un lado, se mataba al gran superhéroe, al más  representativo y de cuyo patrón habían sido cortado los posteriormente un altísimo porcentaje de los personajes posteriores. Pero por otro, también supuso la muerte de la muerte de los superhéroes, al resucitar de entre los muertos (como una suerte de mesías superheroico) a Superman, demostrando que ningún superhéroe (ni saiyan) queda muerto para siempre. Si queréis leer este episodio tan curioso, actualmente existe una edición que recopila únicamente La Muerte de Superman.

All-Star Superman

All-Star Superman (2006 - 2008) es la definitiva carta de amor a Superman. Grant Morrison y Frank Quitely firman esta colección recopilada a día de hoy en un único tomo en la que se nos propone una nueva muerte de Superman. Sin embargo, el discurso de Morrison y la estética de Quitely se alejan de la de los años 90 y vuelven al Superman clásico. El dúo narra cómo Superman adquiere una especie de cáncer debido a un exceso de radiación solar, lo cual le conduce a una paulatina e inexorable degeneración. 

Lejos de hacerse un ovillo y esperar su final, Superman emprende a lo largo de un año diversas gestas, destinadas a dejar un legado para cuando él no esté. De este modo, durante ese mismo año, el Hombre de Acero realiza un repaso por su universo, repasando su relación con villanos, aliados, amigos y otros héroes de DC Comics. Pero no esperéis un Superman oscuro y atormentado. Grant Morrison nos propone el Superman clásico, un auténtico superhombre, un semidios, por encima de la mezquindad y para ello regresa al material de la Edad de Plata, con un discurso tan inocente como elaborado. 

Por otro lado, este cómic que nos ocupa tiene la curiosa cualidad de ser un proyecto largamente madurado por Morrison. Originalmente, el autor pretendía que fuera la base para una nueva etapa en la serie regular del héroe. Sin embargo, DC lo rechazo. Una maduración posterior del proyecto y el éxito del guionista en los X-Men de Marvel sirvieron para DC volviera a contar con los servicios del escocés para lanzar la que a día de hoy se considera la mini-serie más completa y (casi) perfecta de Superman. Por cierto, All-Star Superman está varias veces editado en español y os aseguramos que es una gozada de lectura. 

Superman: Identidad Secreta

Kurt Busiek (Marvels Astro-City) y Stuart Immonen firman esta colección de cuatro números publicada en 2004, fuera de la continuidad de DC Comics, constituyendo una historia no canónica. Identidad Secreta propone la historia de un jovencísimo Clark Kent, que ha tenido que crecer toda su vida con las bromas constantes acerca de su nombre y del parecido que tiene con la identidad secreta del héroe de los cómics Superman. Y es que este Kent es un muchacho perfectamente normal, nacido la Tierra. O eso cree él.

Un día, Clark descubre que tiene todos los poderes del Superman de los cómics. Vuela, cuenta con una fuerza descomunal y su velocidad es sencillamente sobrehumana. Pero también es el único superhéroe del mundo. Pronto, Clark se convierte en el Superman de este mundo. Aunque sin la existencia Lex Luthor ni la de otros villanos o grandes amenazas, Superman llamará la atención del gobierno de los EEUU. Y no para bien, precisamente.

Identidad Secreta es una de las historias más originales de Superman, ya que propone la idea de cómo sería Superman en el mundo real, dentro de unas convenciones más o menos limitadas y cómo sería si realmente existiese y de qué manera le afectaría las ficciones creadas acerca de su persona.  Afortunadamente, Secret Identity se trata de un cómic fácilmente localizable en prácticamente cualquier librería o gran superficie. 

Superman Hijo rojo

Otro viejo conocido de nuestra sección de Los Mejores Cómics. Superman Hijo Rojo (Red Son) es una historia Else Worlds (Otros Mundos) que propone qué hubiera pasado si Kal-El hubiera aterrizado en la Unión Soviética en lugar de en Kansas. Mark Millar y Dave Johnson son los autores de esta aplaudida mini-serie que se publicó en EEUU en 2003, habiendo sido reeditada en numerosas ocasiones y que es a día de hoy un éxito de ventas en Rusia.

Superman Hijo Rojo da la vuelta a la tortilla y propone a un Superman comunista que sigue siendo un héroe, pero inspirado por los valores de la URSS en lugar de por los de Estados Unidos. Esto implica que su visión del mundo y su forma de interactuar con los seres humanos sea completamente distinta. Dicho de otro modo, es Superman, pero no es el mismo Superman. 

La popularidad de este relato ha hecho que Hijo Rojo sea la inspiración de posteriores spin-offs (de bastante menor calidad) en los cómics y también el material de base para distintos DLCS basados en los diseños del cómic original. Injustice y la saga Batman Arkham son los principales títulos en contar con personaje y trajes que beben directamente de Red Son.  Actualmente existen numerosas ediciones en castellano de este curioso cómic en español.

Lex Luthor

Lex Luthor: Man of Steel es otro giro de tuerca bastante curioso. Hace un tiempo, de hecho, os hablamos de este cómic de Brian Azzarello y Lee Bermejo, que se complementa con el Jóker, del mismo equipo creativo. Este cómic dedicado al enemigo de Superman es una de las grandes joyas modernas de la mitología de Superman.

La importancia de Lex Luthor: Man of Steel radica en que se centra en el personaje de Lex Luthor y nos ofrece su punto de vista. Desde su óptica, él es el héroe trágico que debe sacrificar todo para librar al mundo de Superman. No hay precio demasiado grande a pagar, ni sacrificio demasiado enorme que no esté dispuesto a realizar con tal de mostrarle a todo el planeta qué clase de monstruo es el último hijo de Krypton.

En este aspecto, el cómic del que hablamos resulta de fundamental importancia para acercanos a la figura de Lex Luthor y humanizarla. Lejos de demonizarle, su cómic trata de mostrarnos a Lex Luthor como una persona. Imperfecto, pero con matices. En este aspecto, el retrato huye de la versiones maniqueas del villano, que simplemente parece obsesionado en matar a Superman (porque sí). 

Kingdom Come

¡Sabemos lo que vais a decir! Kingdom Come (1996), de Mark Waid (Fantastic Four, Strange) y Alex Ross (Marvels) no es una obra de Superman, sino de todo DC. Bueno, en parte os hemos de dar la razón, pero en parte también os hemos de refutar. Kingdom Come es una obra del sello Else Worlds y muestra un mundo futuro en el que la población de metahumanos (superhéroes y supervillanos) ha crecido enormemente. Pero es que, además, los viejos superhéroes han sido reemplazados por una nueva generación de "personajes" que ya no respetan los viejos valores. 

En este escenario, Superman se convierte en el representante de los viejos "héroes" frente a la nueva generación de metahumanos, que representan los héroes noventeros, paramilitares y ultraviolentos. Este enfrentamiento transforma a Superman en protagonista de la historia, como centro de la acción y personaje determinante, amén de catalizador de los acontecimientos. Y es que Kingdom Come establece el cómo héroes clásicos como Superman quedan caducos, en favor de héroes "sin valores pero que molan mucho".  Este discurso, al final, acaba estableciendo la importancia capital de Superman y sus valores, frente a los "nuevos héroes", más cercanos a los villanos que a sus colegas defensores del bien. De ahí que, en definitiva podemos considerar que si Kingdom Come habla de todo el Universo DC, al final sea Superman su eje central. 

Ahora bien, el rizo final de esta construcción es precisamente la de presentar este enfrentamiento como una suerte de apocalipsis, tomando textos bíblicos como referencia y metáfora de esta guerra final entre metahumanos, que acabará con el mundo, suponiendo la llegada del "Reino de Dios" a la Tierra. Como os podéis imaginar, esta idea tan enrevesada no fue idea original del guionsita de la serie, Mark Waid, sino de Alan Moore, quien quiso escribir el "Ocaso de los superhéroes", a modo de Ragnarok de los dioses de la capas y las mallas. Desgraciadamente, sus desavenencias con la editorial impidieron el desarrollo posterior de este cómic. Por cierto, si no lo habéis leído ya, estáis tardando y mucho. 


Los otros que quedaron fuera...

En este repaso a los mejores cómics de Superman, muchos dirán: "¿Y Derecho de Nacimiento?" "¿Y dónde está Unbound?" "A mí me gusta mucho Superman Tierra Uno" "Las cuatro estaciones lo parte" o (incluso) "El Último Hijo de Krypton o Brainiac son lo más". E incluso los cómics de Injuste nos los hemos dejado en el tintero. Una vez más, lo sentimos, pero esto no da para más. Afortunadamente, las buenas historias de Superman son tantas que, seguramente, en un futuro podremos hacer una nueva recopilación con esas historias que hemos dejado en el tintero. Permaneced atentos a nuestra web de Hobby Consolas. Posiblemente las veáis por ella antes de lo que creéis.

Lecturas recomendadas