Dead by Daylight
Análisis

Análisis del juego de terror Dead by Daylight para PS4 y Xbox One

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: PS4

¿Quieres ser víctima o verdugo? Con este juego de terror podrás elegir de qué lado de la carnicería quieres estar. Tus gritos se oirán tanto si cazas como si eres cazado en esta conversión del exitoso juego de PC.

Al ponernos manos a la obra con este análisis de Dead by Daylight, recordamos cómo antes de la llegada de Wii U, eso de "juego asimétrico" sonaba a chino cantonés, pero es una dinámica que cada vez se ha vuelto más popular. Ahí tuvimos esa gran apuesta llamada Evolve, que acabó olvidada por el gran público pronto, pero que aportaba grandes ideas. Para los que no lo sepáis, el concepto de juego asimétrico se refiere a una dinámica multijugador en la que hay al menos dos "categorías" de jugadores, las cuales tienen diferentes roles y ventajas y que normalmente han de competir entre sí. En Evolve, un jugador controlaba a una bestia y otros a sus cazadores. No hace mucho, vimos otro ejemplo con Friday the 13th The Videogame, en el que un usuario manejaba a Jason y otros a los campistas que debían huir.

La verdad es que un concepto como este es ideal para un survival horror, pero antes que el juego de Viernes 13, había llegado a los PCs un título de idéntica mecánica llamado Dead by Daylight. Lo que analizamos ahora es la versión de ese juego que acaba de llegar a PS4 y Xbox One.

En este juego de Behavior Interactive la premisa base está muy clara: un jugador encarna a un monstruoso asesino, mientras que otros 4 (como máximo, aunque basta con 1) controlan a supervivientes que han de escapar de sus garras. ¿Y cómo hacerlo? Activando generadores que están dispersos por el escenario. Cuando activamos los suficientes (2 generadores si hay un solo superviviente en la partida, 3 si hay 2 supervivientes, etc), se abrirán unas puertas de escape a las que habrá que llegar.

Pero claro, no es tan sencillo: activar cada generador puede llevaros cerca de un angustioso minuto y, de vez en cuando, saltará un minijuego en el que hemos de parar el cursor en el momento justo. Si fallamos, el progreso de activación se retendrá y provocaremos un enorme ruido que alertará al asesino. Para colmo, éste posee una visión especial que le muestra la ubicación de los generadores a través de las paredes y el aura de sus víctimas si estas hacen ruido o ejecutan alguna acción clave. ¡Ah! ¿Y os hemos mencionado que es inmortal?

Dead by Deadlight

Pero no todo son malas noticias para los superviventes en Dead by Daylight. Aunque no pueden dañar a su perseguidor, sí son más ágiles que él, lo que les sirve para saltar por ventanas, correr o derribar palés que sirvan de obstáculo temporal al "monstruito". Mientras que el asesino solo puede ver en primera persona, los supervivientAdemás, cada personaje (7 en total) posee habilidades únicas y podemos dotarlos de herramientras o trucos especiales, como "prever" que el asesino se acerca o llevar encima botiquines que nos curen. Hablando del tema, nuestros personajes pueden estar sanos, heridos tras un golpe (en ese estado van más lentos y dejan rastros de sangre) o agonizando. En ese último estado solo podrán arrastrarse y lo más probable es que el asesino los coja a cuestas.

Conoce los mejores juegos de terror y survival horror

Una vez el asesino tiene a una víctima, ha de llevarla hasta uno de los ganchos de sacrificio y colgarlos ahí para que se desangren. Ahí solo dispondrán de unos segundos para que otro jugador los salve in extremis. Y es que la cooperación resulta crucial: en circunstancias normales, un jugador no se puede curar si no es con la ayuda de un compañero y ambos puede cooperar para distraer al perseguidor mientras un tercero activa un generador, por ejemplo. La partida termina cuando no quedan más supervivientes en el mapa, ya sea porque han sido asesinados o porque han escapado.

Dead by Deadlight

Hay pequeños incentivos extra en las partidas, como cofres ocultos que dan ventajas a los supervivientes o sótanos en los que el asesino puede colgar con más seguridad a sus víctimas. Como podréis suponer, con estas reglas sobre la mesa, el survival horror da pie a momentos realmente tensos y divertidos, en los que nos veremos gritando como locuelos mientras la bestia parda nos pisa los talones... O mientras somos nosotros los que cazamos pero los "pescaditos" se nos escurren entre las manos. Ni qué decir tiene que lo más divertido es organizar una partida privada con colegas y tener el chat de voz activado... Cachondeo y sustos asegurados.

Para añadir algo más de imprevisibilidad al asunto, los escenarios tienen algunos puntos clave pero se generan procedimentalmente lo que da pie a la ubicación aleatoria de metas como los generadores o los ganchos de sacrificio. Eso también sucede con los árboles de habilidades (llamados redes de sangre) con los que podemos gastar los puntos de experiencia acumulados en nuevas habilidades: como serán al azar, no habrá dos personajes iguales.

Dead by Deadlight

Ahora es cuando llegamos al conflicto: por lo que estamos comentando, Dead by Daylight parece bastante divertido, pero abajo le ponemos una nota (ya sabemos que la habéis visto, pillines)... Y es que hay bastantes piedras en el camino. Comenzaremos por una inherente al juego: por mucha aleatoreidad y tensión que haya, al final la cosa se reduce siempre a lo mismo, activar los interruptores y huir o buscar a las víctimas y colgarlas en los ganchos. No hay modos extra (solo podemos elegir ser víctima o perseguidor y jugar con amigos o con otros usuarios de Internet), ni demasiados personajes para seleccionar. Esta "edición especial" de consolas consta con 7 víctimas y 6 asesinos diferentes, pero faltan contenidos que ya están en la versión PC, como el Michael Myers de Halloween. El resultado es que la experiencia acaba volviéndose algo repetitiva si no encontramos jugadores a la altura de las circunstancias. Por suerte, es bastante fácil encontrar partidas y, si somos asesinados, no hemos de esperar a que la partida acabe (toma nota, Friday the 13th) para lanzarnos a por otra sesión. Además, su precio de en torno a 30 euros lo hace algo más accesible que otras propuestas.

Por cierto, el juego está a medio traducir... Algunos items tienen su nombre en castellano y su descripción en inglés, las explicaciones a veces están en nuestro idioma y otras veces no...

Lo peor del asunto es que esta versión da la sensación de haber sido trasladada a consola con pocas ganas: la gestión del menú se hace con un cursor flotante, como si lo estuviéramos manejando con un ratón y la mayoría de los botones asignados a movimientos base están asignados a gatillos, lo cual resulta extrañísimo. Por suerte, se pueden redistribuir desde las opciones. Para más INRI, es normal encontrar bajones de fluidez y personajes que "saltan" de un punto a otro del mapa... Los gráficos no eran ninguna maravilla en PC, pero aquí quedan algo más deslucidos por las simplotas texturas en la nula expresividad de los personajes cuando son ensartados vivos... Es una pena, porque con algo más de mimo en ese aspecto podía haber quedado un juego mucho más tenso y violento (la sangre que vemos parece de cartón piedra), que es lo que pediría un título así. 

Dead by Deadlight

En definitiva, este análisis de Dead by Daylight no puede tener una conclusión tan positiva como nos hubiera gustado por la falta de más contenido y, sobre todo, por distar muchísimo de sacar partido a las consolas en las que aparece. A pesar de todo, es un juego inteligente, pensado para pasarlo bien con los colegas y capaz de ofrecernos momentos puntuales tan adrenalínicos como divertidos. Algunos de vosotros no podréis despegaros de él durante semanas y otros os quedaréis esperando a la siguiente carnicería virtual digna de vuestras malvadas mentes.

Valoración

Una estupenda idea que resulta divertidísima de puro tensa en varias ocasiones. Lamentablemente, no está tan bien optimizada como en PC ni es demasiado variada.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Los momentos de mayor tensión funcionan genial tanto si eres asesino como si eres víctima. Los objetos y ventajas generados aleatoriamente.

Lo peor

Con jugadores desconocidos puede volverse algo repetitivo. A nivel gráfico y técnico necesita bastante optimización.

Lecturas recomendadas