Análisis

Análisis de Just Dance 2014

Por Laura Gómez
-

El título perfecto para las fiestas en compañía ha vuelto con su fórmula mejorada. No solo los juegos de fútbol y los Lego tienen entregas anuales: en el caso de Just Dance, se hace bastante necesario una revisión cada pocos meses para actualizar la selección de temas con novedades, y en ese sentido esta entrega es una de las que más brilla. Tranquilos, está "Get Lucky" de Daft Punk. 

Mientras bailaba el “Applause” de Lady Gaga en mitad de mi salón me di cuenta de una cosa: Just Dance es el profesor de gimnasia más despiadado de la historia. En menos de 30 segundos podemos saber si estamos o no estamos en forma. Con buena compañía, y quizá grandes cantidades de líquido cerca, cualquier Just Dance es un juego divertidísimo. Los anteriores títulos adolecían de fallos típicos que tenían que ver con la detección de movimiento, la ausencia de online o la selección de temas, nunca al gusto de todos.

Este 2014 ha escuchado las plegarias de los fans y ha mejorado todo lo anterior, aunque Just Dance 4 ya fue una versión más que correcta. O casi todo. En la captación de movimiento sigue ganando la 360 de Microsoft, utilizando Kinect y obligándonos a mover bien todo el cuerpo. ¿En cuanto a extras? Wii U se queda con el premio por el modo Party Master, muy divertido a la hora de volver locos a tus amigos.

Fluido, para no parar

Una de las mejores bazas de Just Dance 2014 es lo fácil que resulta navegar por el juego y saltar de canción en canción. Todo se lleva a cabo con el Wiimote, y usarlo en lugar del pad de Wii U tiene algunas ventajas: si tuviéramos que coger el gamepad de 500 gramos para bailar, los movimientos no serían tan fluidos y definidos. Y algo de trampa también hay: con el Wiimote, lo que hacemos con las piernas y los pies no importa tanto como los movimientos de las manos.

Eso sí, en la versión de Wii U, el pad juega un papel muy divertido en esta fiesta: se puede usar como un micrófono, ya que el dispositivo tiene uno integrado, y la cámara del mando permite grabar pequeños videoclips mientras bailas al son de las canciones. En la última consola de Nintendo, el modo Party Master añade un quinto jugador que selecciona la música y los movimientos de cada jugador de forma improvisada, sin parar de crear retos para el resto. En este sentido, la versión de Wii U tiene unos extras muy llamativos. ¿Son absolutamente necesarios? ¡Qué va! Son un plus, pero Just Dance 2014 tiene sus propias características mejoradas independientemente de la plataforma.

Por ejemplo, algo que ya pedíamos a gritos: el modo multijugador online. Se llama World Dance Floor y sirve para compartir la diversión –que la hay, y mucha- con jugadores de todo el mundo. Puedes presumir de puntuaciones o de ser el mejor en un estilo con un francés, un turco o tu vecino de abajo, ese que se mete contigo en gimnasia.

Catálogo popero

Las canciones de este quinto juego de la franquicia están a la orden del día: la canción que más ha sonado en la radio este verano, “Blurred Lines” de Robin Thicke, o la canción con más plays en Spotify en 24 horas, “Get Lucky” de Daft Punk, están presentes como las reinas de la fiesta. La sensación general con esta selección de temas es muy actual, como si tuviéramos delante un Top 40, pero títulos como el “Careless Whisper” de George Michael o la “Prince Ali” de la película Aladdin parecen un poco fuera de lugar. El juego brilla más en coreografías, estética y sonido cuando suenan los cortes pop o hip hop más actuales, pero no tanto cuando suena, por ejemplo, “Aquarius”.

Si hablamos de modos, el clásico baile libre, la batalla y el sweat mode vuelven. Hay un nuevo modo On-Stage donde un jugador baila la coreografía principal y otros dos jugadores hacen de bailarines secundarios. ¡Nuestros coristas! También hay un modo Karaoke donde se reciben regalos al entonar las notas correctamente. Añadiendo, añadiendo, este Just Dance se convierte en el más completo de la saga.

Con 47 temas muy bailables, independientemente de los gustos personales, y un montón de retos y movimientos imposibles, esta quinta entrega mejora algunos puntos débiles de la saga. No todos, pero sigue siendo más que suficiente para pasar un rato genial. Y curiosamente, ese "Just Dance" de Lady Gaga que da nombre a la saga aparece en 2014 para cederle la corona a la nueva reina del baile. Aunque ni falta que le hace: siempre es un acierto.

Valoración

Las novedades son limitadas, aunque notables. El online le ha sumado muchos puntos a la experiencia. La selección de temas es actual y acertada.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Los "piques" en el multijugador pueden llegar a ser épicos. En el online te lo pasas en grande.

Lo peor

Faltan opciones para un solo jugador. La detección de movimiento sigue resintiéndose un poco.

Lecturas recomendadas