Knack II
Análisis

Análisis de Knack II para PS4

Por Elizabeth López
-

Versión comentada: PS4

"¿Oís eso? Son los vientos de cambio..." Como si se tratase de Monstruos S.A., película a la que pertenece la anterior línea de guión, el ser de reliquias más famoso vuelve a nosotros con una entrega llena de cambios que gustará a los fans de la primera y atraerá a los jugadores que busquen un juego cooperativo divertido. 

Ya son 4 los años que lleva PS4 con nosotros. Durante todo este tiempo, hemos vivido el lanzamiento de juegos como Uncharted 4 u Horizon: Zero Dawn, auténticas joyas que, por mérito propio, se han convertido en títulos imprescindibles de la consola. Aunque este no es el caso de Knack, juego desarrollado por Japan Studio que tuvo la mala suerte de ser título de lanzamiento de dicha plataforma. No nos malinterpretéis, Mark Cerny y su equipo crearon un juego de plataformas y acción bastante resultón, pero contaban con la presión de demostrar de lo que era capaz la nueva consola de sobremesa de Sony, la misma de la que Cerny es el principal arquitecto. En cierto modo, lo lograron, pero no llegó a ser el título que esperábamos. 

Ahora, con la actual generación de consolas ya asentada y libres de tener que demostrar nada, la desarrolladora vuelve a la carga con Knack II, secuela del anterior título que, sin duda alguna, ha tomado nota de muchos de los errores que presentaba aquél. 

Altos goblins, robots gigantes y una amenaza inminente

Para empezar, la historia ha sido considerablemente mejorada. La participación en el proyecto de Marianne Krawczyk, escritora de videojuegos conocida, sobre todo, por su trabajo con la saga God of War, se nota bastante en la trama del juego, pues resulta más interesante que la del primer Knack. Para ello, se ha servido de una historia en la que los guiños al primer juego y el retorno de varios personajes del mismo son su principal ingrediente. Así pues, en Knack II comenzamos una aventura en la que tenemos que parar los pies a los Altos Goblins, una raza superior de los goblins vistos en la primera entrega que amenazan con revivir unos robots antiguos y grandes para vengarse de los humanos, quienes les vencieron en unas guerras sucedidas hace doscientos años.

No obstante, a pesar de lo interesante que pueda resultar esta vez, es inevitable sentir que es un "más de lo mismo", aunque, como ya explicó el propio Mark Cerny, la historia resulta ser un complemento de la jugabilidad, aspecto en el que recae casi todo el peso del juego. Para ello, Japan Studio ha realizado significativas mejoras en la secuela con respecto a su predecesor.

Knack II

Más grande, más pesado, más Knack

A pesar de que la mecánica de juego sigue siendo la misma que el primer Knack, una mezcla de acción y plataformas, esta ha sufrido una mejoría bastante notable. Los niveles siguen siendo lineales, pero no nos damos apenas cuenta de ello, pues ahora resulta mucho más dinámico pasar de los combates a los puzles y viceversa. 

En lo que respecta a los combates, Knack cuenta ahora con un sistema de movimientos mayor en el que se han mantenido algunos movimientos de la primera entrega como los tres puñetazos que soltamos al pulsar tres veces cuadrado, pero se ha añadido una cantidad nueva y considerable de ellos como el ultrapuño, ejecutable al mantener pulsado el botón cuadrado; la triple patada, realizable al pulsar tres veces el botón de círculo; o la guardia, que podemos utilizar para evitar que nos alcancen proyectiles o ataques enemigos. No obstante, el añadido más interesante en este sentido es el realizado en la fase de super movimiento a la que podemos acceder recogiendo supercristales. Japan Studio ha incluido un movimiento llamado espadas de cristal, inspirado claramente en Kratos, protagonista de la serie de juegos God of War

Knack II

Asimismo, el equipo de Mark Cerny ha implementado un árbol de habilidades. Este consta de cuatro ramas, conocidos como caminos, a través de los cuales podemos obtener nuevos movimientos y mejoras para los que ya tengamos como, por ejemplo, es el caso del ultrapuño que nombramos anteriormente, el que, gracias al camino de la velocidad, podemos mejorar tanto la rapidez del movimiento como el daño que este inflige. 

Pero eso no es todo, pues en ese sentido también podemos encontrar novedades en el modo cooperativo. Mientras que en la primera entrega, un segundo jugador podía unirse a la partida controlando a Robo Knack, una copia en forma de robot del mismísimo Knack, aquí pasa a jugar con una copia exacta del mismo, salvo por el color. Dicho modo ha sido ampliamente modificado para que el cooperativo resulte mucho más emocionante y divertido gracias, dentro de los combates, a ataques combinados entre ambos jugadores. 

Así pues, la cooperación se vuelve un factor determinante para avanzar en la historia. Pero esta no solo alcanza a los combates, pues entre cada una de las fases de los capítulos se han incluido secuencias con QTE (quick time event) en las que, si los dos jugadores no son hábiles pulsando la secuencia de botones mostrada en pantalla, tendrán que empezar desde cero dicha secuencia. Con ello, resulta imprescindible la interacción del segundo jugador siempre que se juegue en modo cooperativo, hecho que en la entrega anterior no ocurría, pues este tenía un papel de apoyo más bien.

Knack II

Todo lo que se va, regresa

Por su parte, las plataformas y los puzles de Knack II también han sido ampliamente mejorados. Las fases de los niveles en los que hay que superar plataformas se han convertido en todo un reto, pues son más desafiantes gracias, en parte, a la conversión de tamaño que hay que realizar sobre Knack para poder superarlas. Pero el cambio de tamaño no solo será necesario para progresar en las anteriores, pues en algunos puzles como en los que hay que obtener cofres que nos otorgan partes de artilugios (similares a los vistos en el primer Knack) hay que hacer uso de la conversión para resolverlos también. 

Asimismo, incidiendo en el factor diversión, se han incluido una mayor cantidad de puntos de control con respecto a la primera entrega, reduciendo así la desesperación que se sentía a veces al tener que retroceder demasiado en un nivel en concreto. Por otra parte, se han recuperado, de cierta manera, las reliquias especiales con las que podíamos crear nuevas versiones de Knack, pudiendo originar aquí algunas como el Knack de Hielo, capaz de congelar enemigos y mecanismos con su aliento, o el Knack de Hierro, capacitado para ejecutar ataques más potentes que el normal. 

Knack II

Una aventura hecha desde cero

No solo se han incluido novedades en la jugabilidad de Knack II. Gráficamente, el juego ha mejorado si lo comparamos con la primera entrega, ofreciendo desde su lanzamiento la posibilidad de disfrutar del mismo con dos modos en PS4 Pro: por un lado, un modo de alta definición que soporta una alta resolución en televisiones 4K y una mayor calidad de los gráficos si se trata de televisores HDTV, y, por otro lado, un modo con una alta tasa de frames que soporta 60 fps tanto en televisores 4K como HDTV, siendo los gráficos renderizados a 1080p.

Lo anterior, unido al rediseño realizado sobre los personajes que, confirmado por el propio Mark Cerny, han sido diseñados desde cero, hace que Knack II tenga un aspecto más propio de esta generación, apartado criticado en su predecesor. Cabe destacar también el apartado sonoro, que cuenta de nuevo con un doblaje muy bueno y una banda sonora más resultona que la del primer Knack.

¿Sigue siendo Knack?

La esencia de la primera entrega sigue estando presente. Acción, plataformas, reliquias, goblins, robots... todo ello está incluido en Knack II, por lo que sigue siendo el bueno de Knack solo que en un entrega a la altura y más acorde a su tamaño (y no solo hablamos de centímetros y metros). Sin embargo, las mejoras realizadas en la jugabilidad, especialmente en el sistema de movimiento y el modo cooperativo; en los gráficos, incluyendo paisajes que resultan más vivos y completos; e incluso en el apartado sonoro hacen de Knack II un título de acción y plataformas mucho más redondo, desafiante y divertido que la primera entrega, a pesar de que algunas fases puedan resultar repetitivas al final o que la historia no tenga un planteamiento muy original. En vistas al camino que está siguiendo Japan Studio, Knack podría llegar a ser un sobresaliente en una tercera entrega. ¿Llegaremos a verla?

Valoración

Knack II mejora considerablemente la fórmula de su predecesor al incluir, entre otras cosas, un sistema de juego cooperativo divertido y una mayor cantidad de movimientos para ejecutar con Knack. No obstante, la historia que ofrece no resulta tan original y el juego puede resultar repetitivo a veces.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

La diversión de jugar en cooperativo, la ampliación del sistema de movimientos y algunos puzles.

Lo peor

La historia acaba siendo un "más de lo mismo" y algunas fases podrían resultar repetitivas.

Lecturas recomendadas