Zelda Breath of the Wild análisis Wii U
Análisis

Análisis de The Legend of Zelda Breath of the Wild para Wii U

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: Wii U

Con The Legend of Zelda Breath of the Wild, Nintendo ha vuelto a repetir la jugada de Twilight Princess: lanzarlo para dos consolas al mismo tiempo, una que se encuentra en su etapa final y otra que acaba de nacer; GameCube y Wii en el caso de la odisea crepuscular, y Wii U y Nintendo Switch en el de la aventura salvaje. Y aunque en ambos el desarrollo estaba planeado originalmente sólo para una plataforma (la más antigua), al dar el salto a otra con características muy distintas, surgen inevitablemente diferencias. 

The Legend of Zelda Breath of the Wild Wii U

Ese es el motivo por el que hoy estáis leyendo un análisis de The Legend of Zelda Breath of the Wild para Wii U. Pero en lugar de centrarnos en los aspectos esenciales de la aventura, como pueden ser la jugabilidad, el desarrollo, la historia, etc. vamos a fijarnos en las diferencias de Breath of the Wild en Switch y Wii U. Así que podríamos decir que, más que un análisis, se trata de una comparativa Breath of the Wild Switch vs. Wii U para ayudaros a elegir entre una u otra. Podéis consultar el resto de apartados en el análisis que le dedicamos a la versión de Nintendo Switch.

Análisis de The Legend of Zelda Breath of the Wild para Nintendo Switch

Visualmente The Legend of Zelda Breath of the Wild es exactamente igual en ambas consolas. Las dos versiones presentan las mismas texturas, iluminación, efectos... Y no se aprecia ningún apartado en el que la versión de Wii U sea inferior a la de Switch. Ahora bien, sí existen varios matices técnicos que las diferencian. El primero es la resolución: en Wii U, The Legend of Zelda Breath of the Wild se muestra a 720p, mientras que en Switch lo hace a 900p en modo TV y a 720p en portátil. Esto hace que la versión de Wii U se vea algo menos definida, sobre todo en pantallas de gran resolución. 

The Legend of Zelda Breath of the Wild Wii U

Por otro lado, tenemos el tema del rendimiento. Como sabréis (si habéis leído el análisis de Switch, ejem), The Legend of Zelda Breath of the Wild presenta ralentizaciones de forma frecuente, sobre todo en zonas donde abunda la vegetación. No llegan a resultar particularmente molestas y en ningún caso arruinan la experiencia, pero dado que hoy en día la tasa de fotogramas por segundo es uno de los aspectos que se analizan con lupa, es obligatorio señalarlo. En este sentido, la versión de Wii U también presenta problemas muy similares a la de Switch, y en casos concretos, como las aldeas (especialmente Kakariko), incluso peores.

En estos puntos donde se juntan vegetación, NPCs, efectos como lluvia o viento... Wii U parece tener mayores problemas para mantener los 30fps. Pero, insistimos, más allá de la molestia que supone ver bajadas de framerate, no afectan de forma grave a la jugabilidad. Así que tranquilos, que no os van a matar por culpa de una ralentización... Pero vais a morir, eso seguro, porque Breath of the Wild es el Zelda más difícil desde las entregas de NES.

The Legend of Zelda Breath of the Wild Wii U

Otro aspecto que cambia en ambas versiones es el sonido. La de Switch cuenta con efectos ambientales en alta calidad. Pisadas, agua, hierba... están a mayor nivel, creando una magnífica sensación de inmersión en la naturaleza. Sin embargo, sólo lo notaréis al usar auriculares o altavoces de gama alta. Vamos, que con los altavoces que suelen incluir la mayoría de televisores apenas vais a notar diferencias. Y en ambos casos el diseño de sonido de Breath of the Wild sigue siendo magistral, así que es muy recomendable jugar con auriculares para apreciarlo todo lo posible.

El tema de los tiempos de carga es bastante curioso: al cargar partida, Switch tarda ligeramente menos que Wii U. Sin embargo, al morir o entrar en santuarios, Wii U sale ganando... aunque también por poco. Donde flaquea esta última es al salir al menú; mientras que en Switch el proceso es instantáneo, en Wii U, si pulsamos el botón home para realizar cualquier tipo de ajuste, es necesario esperar varios segundos de carga para poder volver a la partida. Podéis apreciarlo en el minuto 06:46 del vídeo que tenéis a continuación, un gameplay de Zelda Breath of the Wild en Wii U. No es algo molesto (no es demasiado habitual andar entrando y saliendo del menú), pero es desde luego otro pequeño punto negativo frente a la "competencia".

 También os dejamos los primeros minutos de Breath of the Wild en Switch, para que podáis comparar vosotros mismos.

Para terminar, la versión de Wii U requiere una instalación obligatoria de aproximadamente 3GB, algo que no sucede con los cartuchos de Switch. Conviene señalar también que el esquema de control es idéntico, ya sea utilizando el Wii U Gamepad y los Joy-Con, o los mandos Pro de Wii U y Switch. Juguéis como juguéis, no vais a notar grandes diferencias.

Llegados a este punto, es el momento de dar respuesta a la gran pregunta: ¿merece la pena comprar Breath of the Wild para Wii U? Obviamente y desde un punto de vista puramente técnico, la versión de Switch de Breath of the Wild es superior... pero por un margen mínimo. Las diferencia más notable es la resolución, y a menos que seáis muy puntillosos con estos temas, no vais a tener en ningún momento la sensación de estar jugando a una versión inferior. Es decir que compréis la que compréis, os estaréis llevando a casa uno de los mejores Zelda que se han hecho nunca... Y una aventura inolvidable. Es sin duda alguna la mejor forma de despedir a Wii U.

Y, bueno, en Breath of the Wild está Sidon. Cualquier juego que tenga a semejante príncipe zora, sea en la plataforma que sea, se convierte automáticamente en el mejor juego de la historia.

Zelda Breath of the Wild Sidon

Valoración

Breath of the Wild nació en Wii U... Y es el encargado de despedirla como se merece. Pese a un par de matices respecto a la versión de Switch, los jugadores que opten por esta versión van a vivir la misma aventura; la aventura definitiva.

Hobby

97

Obra maestra

Lo mejor

Libertad sin precedentes. Cómo recoge el testigo de la aventura original, el primer Zelda. Es el canto de cisne de Wii U.

Lo peor

Menor resolución (720p frente a los 900 de Switch). Los problemas de rendimiento son más evidentes. Tiempos de carga al regresar a la partida.