Análisis

Análisis de Shenmue 2 para Dreamcast

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

Ya han pasado 14 años desde que Shenmue II dejara la historia de Ryo Hazuki en pleno cliffhanger, un 23 de noviembre de 2004. Ahora, sabemos que Shenmue III conseguirá cerrar el círculo, pero hemos querido repasar aquella gran obra de Yu Suzuki. ¡Shenmue II sigue siendo enorme!

ACTUALIZADO (24/11/2015): Se han cumplido 14 años del lanzamiento de Shenmue II en Europa y queremos felicitar a Ryo Hazuki rescatando nuestro análisis de esta aventura. ¡Todo un canto de cisne para nuestra querida Dreamcast!

TEXTO ORIGINAL (19/03/2014): Ya habéis leído el análisis del primer Shenmue, ¿verdad? Pues bien, ahora toca viajar hasta 2001. Fue en el número 123 de Hobby Consolas donde se alojó el análisis de Shenmue II, que tuvo un par de puntos menos que su antecesor (por aquello de no innovar demasiado y por el idioma), pero que sin duda es una obra maestra de los videojuegos. Varios meses después llegaría a Xbox con alguna ligera mejora (como el modo cámara), pero fue en Dreamcast donde dejó embelesados a todos los jugadores... Y los dejó "a dos velas" con un final abierto que sigue sin encontrar una conclusión. Nuevos personajes (¿cómo olvidar a Ren o Joy?), un entorno completamente diferente y una historia aún más épica fueron solo algunas de sus virtudes.

Ahora, sabemos que Shenmue III acabará llegando tras la mega-exitosa campaña de Kickstarter que organizó Yu Suzuki. Por fin veremos si Ryo cumple su merecida venganza con Lan Di. Pero aún quedan muchos meses para eso. Mientras tanto, volvamos la vista atrás una vez más... 

Y por cierto, recordad que también podéis recordar otros clasicazos de esta gran consola, echandoun vistazo a nuestro vídeo con los 20 mejores juegos de Dreamcast:

Valoración

Con esta entrega, Suzuki siguió dando forma a la que podría convertirse en la saga de videojuegos más importante de la historia. Sin duda, el mejor juego de Dreamcast.

Hobby

96

Obra maestra

Lo mejor

Su variedad, su nivel técnico y su narrativa trascienden a su época.

Lo peor

El "cacao" de lenguajes: japonés, inglés y español remezclados.

Lecturas recomendadas