Análisis

Análisis de Super Exploding Zoo

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS4

El análisis de Super Exploding voy llega cargado de puzles, coloridos niveles y animales que... ¡explotan! Veamos qué ofrece este juego independiente que ha llegado a PS Plus en junio

Super Exploding Zoo es uno de los títulos que ha llegado a PS Plus durante el mes de junio. Cross-platform entre PS Vita y PS4, este sencillo título de puzles está desarrollado por Honeyslug, un pequeño estudio independiente aficando en Londres.

Con una propuesta muy sencilla y pensada para disfrutar desde el minuto uno, Super Exploding Zoo nos incita a poner a prueba nuestro ingenio para superar una serie de niveles, de dificultad creciente, en los que nuestro cometido es proteger un huevo de unos malignos alienígenas que avanzan de manera implacable.

Unos animales muy explosivos

La manera en la que tenemos que poner a salvo el huevo que descansa sobre todos y cada uno de los 80 niveles no es otra que acabar con todos los aliens, pero... ¿cómo lo hacemos? ¡Pues haciendo que todo tipo de animales exploten sobre ellos!

Al principio del juego solo podemos tomar el control de un pájaro. Con él, debemos recorrer los escenarios tocando al resto de aves para hacer que nos sigan y, siempre, evitando que los aliens nos den alcance.

Estos pájaros tienen un "nivel explosivo" de 1, por lo que debemos reunir a 6 (su resistencia) por cada alien que que queramos destruir, algo que hacemos simplemente colocándonos sobre cada uno de estos malignos seres.

Así, los primeros niveles sirven de toma de contacto para que aprendamos la mecánica del juego: recolectar animales rápidamente (el avance de los aliens hacia el huevo es lento pero implacable), utilizar la habilidad de los pájaros (explotar) para abrirnos camino a través de algunos muros... y poco más.

La verdadera gracia empieza después, cuando -poco a poco- la dificultad va aumentando y, sobre todo, la cantidad y variedad de animales que podemos "reclutar" en cada escenario.

Todos y cada uno de ellos tienen una habilidad especial y un "poder explosivo" diferente (el cococrilo tiene 2 puntos y puede crear puentes para sortear ríos, por ejemplo).

Con esta premisa, así como con la aparición de algunos potenciadores en pantalla (como uno que nos permite avanzar mucho más deprisa durante un tiempo limitado), los 80 niveles que incluye Super Exploding Zoo comparten siempre la misma mecánica pero consiguen cierta sensación de reto y hacen que siempre busquemos la mejor manera de vencer a los aliens.

Lamentablemente, lo cierto es que -aunque la idea es muy buena- la dificultad del título es algo escasa, las mecánicas se hacen algo repetitivas y, además, superar los 80 niveles no lleva más de 2 o 3 horas lo que hace que el juego sea especialmente recomendable para los jugadores más jovenes de la casa.

A esta sensación contribuye un apartado técnico de tono desenfadado y con aspecto de dibujos animados, del que destaca el simpático aspecto de los diferentes animales y la fluidez con la que se mueve todo, especialmente en la versión de PS4.

Algunas opciones multijugador y extras, como el desbloqueo de nuevos animales o ilustraciones, consiguen aportar algo de profundidad y duración a un título divertido y bien realizado, pero que resulta demasiado "sencillote" para los estrategas más experimentados.

Valoración

Un juego de puzles divertido, simpático y bien ejecutado, pero que resulta demasiado sencillo en general y acusa una duración algo escasa. Aún así, es una buena opción para los más 'peques' de la casa.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Su mecánica y puesta en escena es tan divertida como simpática. La variedad de animales a controlar

Lo peor

Es demasiado sencillo y corto. Parece un título más enfocado a plataformas móviles, como tablets

Lecturas recomendadas