Análisis

Análisis de Tales of Xillia 2

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS3

El mundo vuelve a estar en peligro, por lo que toca regresar a la primera línea de combate para pelear, descubrir toda la verdad y salvarlos a todos. Todo ello hay que hacerlo mientras tomamos decisiones de gran importancia.

Hace poco más de un año llegó a nuestras vidas Tales of Xillia, la entrega de la saga Tales of que apareció para conmemorar los quince años de vida de la franquicia. Ante nosotros se abrió un mágico y amplio mundo y de paso conocimos a unos personajes bien definidos y especiales que consiguieron robarnos el corazón. Junto a ellos fuimos testigos de su historia y les echamos una mano a la hora de salvar al mundo.

Hoy, de nuevo, el mundo necesita nuestra ayuda debido a una peligrosa amenaza que se cierne sobre él. Pero no estaremos solos, pues viejos conocidos se unirán a nuestro viaje para que volvamos a sentir lo mismo que durante la primera aventura. Sí, se acabó la espera. Llega a PlayStation 3 Tales of Xillia 2. 

Cada minuto cuenta

La trama de Tales of Xillia 2 comienza en Elympios un año después de todo lo que ocurrió en la primera parte. Ludger Kresnik es un muchacho algo callado que ha entrenado muy duro para poder trabajar mano a mano con su hermano Juluis en la Corporación Spirius. Lamentablemente, su sueño se va al traste y termina como cocinero en la estación de tren de su ciudad, Trigleph. El día en que va a entrar a trabajar se cruza en su vida una pequeña la mar de inquieta, Elle Marta, quien ansía viajar hasta la tierra de Canaán, lugar donde cualquier deseo se hace realidad.

Es así como da comienzo la aventura de Elle y Ludger por todo Elympios y Rieze Maxia. Pero no estarán solos, puesto que antiguos amigos se irán uniendo poco a poco a nuestro viaje. Sí, lo habéis adivinado. Jude, Leia, Alvin y el resto regresarán con nuevo 'look' y nos ayudarán en todo lo necesario. ¿Conseguirán llegar a la tierra de Canaán? Sólo hay una manera de averiguarlo.

Tales of Xillia 2 es un JRPG en tercera persona cuyo desarrollo está divido en capítulos. Primero tenemos los episodios correspondientes a la historia principal. Cada uno tiene una duración diferente, por lo que no os asustéis si uno sólo se compone de una breve charla y el siguiente os tiene más de una hora pegados al mando. En total hay unos dieciséis episodios, aunque estos se intercalan con muchos secretos que pasamos a enumerar a continuación.

Además de los capítulos principales, tenemos episodios protagonizados por aquellos que forman parte de nuestro grupo de amigos. Cada secundario tiene una historia que contar, por lo que es recomendable jugar cada una de ellas y así recibir diferentes premios como, por ejemplo, ropa y complementos, ítems que mejoran las habilidades de Ludger, etc. También logramos que la afinidad de Ludger con cada protagonista sea mayor y su relación mejore.

Entre los episodios que nos guían por la historia principal y los que nos dan más información sobre el universo Tales of Xillia, tenemos que hacer frente a una tediosa prueba que no nos pone las cosas fáciles a la hora de avanzar. Hablamos de la deuda de veinte millones de Gald que Ludger debe pagar y que le entorpece en más de una ocasión. Debido al pequeño inconveniente de ser un moroso, moverse entre ciudades es muy complicado, ya que nuestros movimientos se vigilan con lupa. Para poder abrirnos paso hay que hacer todo tipo de misiones y ahorrar lo suficiente como para poder ir haciendo pagos de la deuda cada cierto tiempo.

Para acceder a estas misiones sólo tenemos que acercarnos al tablón de anuncios que hay en cada ciudad e ir seleccionando las que mejor se adapten a nuestras cualidades. Estas son de todo tipo: hacer de recadero, derrotar a un determinado número de enemigos, etc. Aunque, sin duda, las que suponen un reto son aquellas en las que hay que derrotar a un poderoso monstruo. Gracias a ellas logramos mucho dinero de una sola vez y, además, ponemos a prueba nuestras habilidades.

Pero estos no son los únicos desafíos que tenemos por delante. El más curioso que nos encontramos es el Envío Gatuno. Esta pequeña tarea consiste en encontrar cien gatitos que se han perdido y mandarlos a casa. Cada vez que mandemos de vuelta a un minino recibimos ítems especiales que van variando a medida que vamos llevando felinos. También tenemos un minijuego de póker la mar de entretenido. Por último, pero no menos importante, en el Coliseo podemos descargar tensiones contra los poderosos enemigos que también se han apuntado al torneo. 

Un héroe, tres estilos de combate

Al igual que en el primer Tales of Xillia, los combates son uno de los elementos más importantes del juego. Así, en el momento en que salimos de cada ciudad o pueblo estamos expuestos a pelear en cualquier instante. Estas peleas no son aleatorias, puesto que vemos a los enemigos que pueblan cada escenario. Cuando entramos en contacto con alguno de ellos comienza la reyerta.

El sistema de combate (Cross Dual Raid Linear Motion Battle System) es calcado al que ya vimos en la primera aventura, aunque en esta ocasión se han añadido pequeñas mejoras para que la experiencia sea aún mejor. Una de ellas tiene que ver con las habilidades del protagonista, Ludger, quien es capaz de manejar hasta tres armas diferentes: un martillo, dos espadas y dos pistolas. Para poder cambiar de arma en combate sólo tenemos que apretar los gatillos y seguir peleando cómodamente, lo que desencadena unos poderosos y largos combos. Por supuesto, cada arma tiene sus pros y sus contras que debemos conocer antes de enfrentarnos a un enemigo concreto.

La siguiente novedad también está estrechamente relacionada con las habilidades de Ludger. Gracias al poder del reloj de bolsillo de Elle, el protagonista puede transformarse y aumentar su poder. Asimismo, su arma se convierte en una lanza con la que logra desencadenar ataques muy fuertes e imparables. Cabe destacar también que, cuando el protagonista cambia de forma, el escenario varía y sólo es Ludger quien está en primera línea peleando contra el enemigo.

En cuanto a nuestros compañeros de batalla, podemos llevar hasta tres más a nuestro lado. Al contrario que en la primera parte, ahora no podemos intercambiarles en mitad de la pelea. Aquellos héroes que no llevemos en nuestro equipo inicial no estarán disponibles. Para poderlos mover a nuestro grupo tenemos que ir a cualquier ciudad y cambiar los miembros. Esto le suma un punto de dificultad a los combates, pues ahora no tenemos la posibilidad de tener al resto de protagonistas en la recámara por si acaso.

Para que los rápidos y trepidantes combates nos dejen con la boca abierta, nos podemos unir a uno de nuestros tres aliados para realizar todo tipo de ataques combinados y darle órdenes. En concreto les indicamos que se muevan libremente por el escenario, que estén a nuestro lado que decidan lo que hacer en cada instante. Este hecho le da un toque estratégico a las peleas. Todo esto puede mejorar si cambiamos de personaje en pleno combate, porque no sólo podemos manejar a Ludger. El resto de héroes están a nuestra disposición cuando queramos.

Cuando terminamos cada peleaa recibimos experiencia y dinero para poder desarrollar a cada personaje. Y es que a medida que subimos de nivel, nuestra fuerza va creciendo y nos volvemos muy poderosos. Para rematar la faena, y tener unas habilidades sorprendentes, no nos podemos olvidar de recoger las bolitas de material que andan dispersas en todos los escenarios. Si tenemos las suficientes, cada uno de nuestros compañeros aprende las habilidades que están disponibles en su Orbe Allium.  El Orbe Allium es un objeto que se puede equipar para que vaya desarrollándose poco a poco y así libere ataques y habilidades. Todos tienen uno. 

Por supuesto, las armas y armaduras son esenciales para poder defendernos de los enemigos. En esta ocasión, la mejora de las tiendas se ha dejado de lado y regresamos al clásico sistema de síntesis gracias al cual podemos fusionar varios elementos para que den lugar a un objeto de calidad mayor.

Elige sabiamente

Si bien en la primera aventura hubo que escoger con quién íbamos a vivir la historia (Milla o Jude), ahora la cosa es mucho más complicada y tenemos que contestar constantemente a las preguntas que se le hacen a Ludger. Estas cuestiones están relacionadas con los personajes que nos acompañan (si respondemos bien aumenta la afinidad con ellos), con qué caminos tomar y qué es lo que hay que hacer a continuación. Hay que responder bien, pues al final seremos testigos de uno de los cinco finales disponibles. ¿Cuál os saldrá a vosotros?

Gráficos que enamoran

En Tales of Xillia lo que más llamaba la atención del apartado gráfico eran los colores tan vivos de cada escenario. En esta continuación es todo lo contrario. Lo que más impresiona son los tonos oscuros que adornan las localizaciones. Esto es debido a que la historia que se nos presenta es mucho más madura y adulta, por lo que las 'niñerías' se han guardado en el cajón. Los lugares que visitamos son de sobra conocidos, aunque bien avanzada la trama llegamos a ciudades nuevas y mazmorras que aún no han sido exploradas. Desgraciadamente, algunos terrenos pecan de lineales y vacíos, aunque siempre es un gusto recorrerlos para buscar los ítems que se encuentran bien escondidos.

Los diseños que tan bien funcionaron en la primera parte se han mantenido en esta segunda, por lo que abunda la estética manganime cuidada y bien definida. En determinados lugares, los pequeños errores gráficos como el popping son constantes (por ejemplo cuando vamos a visitar el tablón de anuncios).

A esto se le une una banda sonora a la altura que conserva melodías del primer juego. A las canciones melancólicas y tranquilas se unen los temas más rockeros y animados de los combates. Mención aparte merece el correcto doblaje al inglés que mantiene a los mismos actores de doblaje. Tranquilos, que aunque el audio esté en el idioma de Shakespeare tenemos los textos en castellano. Así no nos perdemos en ningún momento.


Tales of Xillia 2 se pone a la venta en nuestro país el próximo 22 de agosto en tres versiones: Normal, D1 Edition y y Ludger Kresnik Collector's Edition. La primera incluye el juego; la D1 trae consigo, además del propio juego, una caja metálica y un CD con una selección de temas; la y Ludger Kresnik Collector's Edition incluye el juego, una figura de Ludger, una réplica del reloj de bolsillo de Elle, una caja metálica exclusiva, un libreto de arte y una selección de los temas más importantes.

Esta segunda parte de Tales of Xillia es una aventura única que se puede jugar sin haber tocado el anterior título, aunque es más que recomendable tener unas pequeñas nociones de la historia. Además, si tenéis tres amigos más podéis jugar en juntos y vivir en compañía las mil y una sorpresas que os mantendrán pegados al mando más de treinta horas. Rejugable.

Valoración

Secuela imprescindible para aquellos que disfrutaron de la primera parte y quieran saber más del universo Tales of Xillia. El resto se encontrará con un JRPG con un desarrollo muy intuitivo además de una historia a la altura.

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

La toma de decisiones y la mejora de los combates le dan un toque especial a la aventura.

Lo peor

Conseguir el dinero que piden para seguir la trama puede llegar a desesperar a los más ansiosos.

Lecturas recomendadas