Animales nocturnos
Análisis

Animales nocturnos - Crítica de la película de Amy Adams y Jake Gyllenhaal

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Animales nocturnos (Nocturnal Animals), la película dirigida por Tom Ford y protagonizada por Amy Adams, Jake Gyllenhaal, Michael Shannon, Armie Hammer e Isla Fisher. Su estreno en cines españoles se espera para el 2 de diciembre de 2016.

Animales nocturnos es una película de personajes y de atmósferas y consigue explotar a la perfección ambas facetas del tortuoso viaje que nos hace realizar dejándonos a merced del inmisericorde narrador que es su director.

Tom Ford comprende la intimidad que se produce entre el relato ficcional y la audiencia cuando se apagan las luces de la sala tanto o más que la que se desencadena entre el lector y la obra escrita toda vez que el primero queda atrapado en ella.

Susan Morrow (Amy Adams en otro papelón tras La llegada) es una galerista de Los Ángeles, con una vida privilegiada, casada con Hutton Morrow (Armie Hammer), su segundo marido. Un fin de semana, mientras él está en uno de sus viajes de negocios, Susan recibe un paquete que contiene la primera novela de su exmarido Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal).

Le pide en una nota que lea la novela y que se ponga en contacto con él, ya que se quedará unos días en la ciudad además de dedicársela agradeciéndole que haya sido la fuente de inspiración para escribir algo genuino por primera vez. Susan se sumerge en la narración y la atrapa de tal manera que empieza a revivir su pasado y cuestionarse su futuro. 

Animales nocturnos

Ya desde el comienzo podemos ver una acidísima crítica a la sociedad de consumo y a la basura en la que se ha convertido el arte al intentar reflejar aquello en lo que nos hemos convertido. Y envolviéndolo todo, una banda sonora densa, poderosa, de thriller clásico que nos trae ecos del gran Hitchcock y que nos abre el apetito de cara a conocer el misterio que encierra semejante presentación.

Cuando termina la función descubrimos a la artífice de la perversa performance: a Susan estática, insomne, retrato del hieratismo tras el que se esconden un remordimiento y una insatisfacción asumida, atragantada, clavada como un puñal que le ha helado la sangre en las venas. En muchos aspectos, parece una muerta en vida.

Animales nocturnos

No hay que desdeñar los conocimientos del director en materia de moda (durante años se ha movido profesionalmente en el mundo del diseño) a la hora de arremeter con dureza contra la hipocresía, la doble moral, el culto al cuerpo y la frivolidad en la que se mueve ese pequeño templo a la apariencia.

Brutales los machetazos asestados por los personajes de Jena Malone o Kristin Bauer van Straten, motores para destripar la banalidad de las clases más pudientes.

Animales nocturnos

Tom Ford demuestra una inmensa fortaleza como director de actores y extrae las mejores mieles de su reparto en el que destaca un Michael Shannon nacido para el papel. Hasta a Aaron Taylor-Johnson le saca un perfil desconcertante.

Pero ojo al montaje paralelo, a la utilización de los recursos sonoros y a la comunión entre los tres espacios por los que nos proponen transitar: el de la realidad, el de los recuerdos y el de la ficción, siendo ésta una metáfora cruel, violenta, retorcida y visceral de los secretos que iremos descubriendo poco a poco y que funcionan como vasos comunicantes para unir la tríada de planos.

Animales nocturnos

Animales nocturnos nos hace recuperar la fe en la venganza moral, que quizás sea la que se cocina de forma más lenta y definitiva, la que no necesita más testigo que aquel a quien hiere al dejar al descubierto su propia incongruencia.

La gran pregunta: ¿quiénes son los animales nocturnos? Parece obvia la respuesta a los quince minutos de visionado pero al final descubrimos a quién se refiere el título. Estamos ante una de esas maravillosas películas que cuanto más se deja reposar en la mente, más poso deja. Y eso, no es tan habitual. 

Valoración

Tom Ford seduce, atenaza y embriaga con una historia llena de recovecos que te absorbe de principio a fin: logra magníficas interpretaciones del elenco, fascina con la puesta en escena y la banda sonora y te atrapa con su montaje paralelo.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Michael Shannon, Amy Adams y Jake Gyllenhaal están fantásticos por ese orden. La BSO, la fotografía y el montaje, de infarto.

Lo peor

Siendo un gran narrador Tom Ford es además muy ampuloso, quizás se acerca demasiado al precipicio de la hipérbole.

Lecturas recomendadas