Blair Witch
Análisis

Blair Witch - Crítica de la película de terror de Adam Wingard

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Blair Witch, la película de Adam Wingard protagonizada por James Allen McCune, Callie Hernandez, Corbin Reid, Brandon Scott, Wes Robinson y Valorie Curry. En cines a partir del viernes 4 de noviembre de 2016.

Correcta pero poco brillante, quizás es el mejor resumen que se puede hacer de Blair Witch, una película dirigida por el prometedor Adam Wingard que ya nos había deleitado con otros proyectos previos como Tú eres el siguiente o The Guest y que no termina de entusiasmar con esta secuela-homenaje.

James, el hermano de Heather, ha crecido obsesionado con la idea de que su hermana puede haber sobrevivido en los bosques Black Hills de Maryland a pesar de su intensivo rastreo. Su nuevo proyecto documental consistirá en seguir la pista de un vídeo subido a YouTube en el que aparece el rostro de lo que parece ser una mujer en un reflejo. Con la intención de llegar hasta el fondo del asunto, James y su grupo de amigos se equipan con toda clase de cámaras para adentrarse en el bosque con los autores del misterioso vídeo, una pareja de lugareños, como guías. Ahí va el tráiler:

Wingard opta por realizar una película muy próxima a la original, El proyecto de la bruja de Blair, en lo que a la forma se refiere. Concebida de igual forma, cuenta con los mismos problemas (imágenes muy borrosas, gran parte del metraje en el que no pasa absolutamente nada de nada, planos repetitivos, sustos facilones...) pero carece de su principal atractivo: el marketing viral que le dio alas a la primera.

La fórmula del éxito de este found footage de 1999 era que se podía jugar con la idea de que realmente partiera de metraje encontrado; 17 años después los espectadores están más que escarmentados y carecen de esa inocencia así que no parece quedar otra salida que el homenaje. Aquí tenéis las mejores películas que se valen del formato narrativo del metraje encontrado:

En cuanto a las novedades, Simon Barret, colaborador habitual de Wingard, se moja con la construcción de la trama contextualizando esta nueva excursión, desarrollando la historia de la bruja de Blair e incluso justificando muy bien la multiplicidad de puntos de vista y de fuentes de sonido con cámaras individuales, un dron, una cámara nocturna, walkies...

Hay una gran riqueza de materiales que han debido componer una verdadera pesadilla en la sala de montaje. El resultado es ágil pero el contenido, bastante pobre, repetitivo y desilusionante.

Blair Witch

Aunque para muchos El proyecto de la bruja de Blair fue una verdadera tomadura de pelo, sí que es cierto que supuso un punto y aparte en el subgénero y que esa frescura a día de hoy está perdida. ¿Se merecía el fenómeno una secuela más digna que su segunda parte? Eso seguro.

Le habría dado más empaque a Blair Witch contar al menos con interpretaciones más sólidas, pero inevitablemente cae en lo risible en varias ocasiones, entre otras cosas, porque ninguno de los actores parece creerse demasiado su papel. 

Blair Witch

Los clichés del género están presentes en todo el metraje y solo muy al final se abre paso lo paranormal y hay algo más de lo que nos dio la primera película. Se agradece que el mareo de la realización lleve a alguna parte y que la idea esté sustentada en una historia por simple o endeble que parezca.

Wingard rinde mucho mejor cuando rueda guiones originales. Está claro que la apuesta de exprimirle las últimas gotas a esta historia suponen un desenlace digno pero sin mucha sustancia. Es como rebañar los huesos en los que no queda ya ni tuétano. ¿Le damos sepultura al found footage? Parece que los nuevos desafíos del horror nos llevarán a pisar otros terrenos, estos requieren unos años de barbecho o quedarán baldíos. 

Valoración

Buena secuela-homenaje de El proyecto de la bruja de Blair, esperemos que cerrando ya la saga para dar paso a nuevas historias. Ésta ya está exprimida del todo.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El punto de vista múltiple, la velocidad y complejidad del montaje y el aprovechamiento de la iconografía. El guión se moja.

Lo peor

A pesar de ser corta, se hace bastante larga: hay momentos redudantes, interpretaciones mejorables y sensación de agotamiento en la trama.

Lecturas recomendadas