Análisis

Cine de superhéroes: crítica de Linterna Verde

Por Juan Carlos García
-

CRÍTICA de Linterna Verde - 2011. DIRIGIDA POR Martin Campbelll - PROTAGONIZADA POR Ryan Reynolds, Blake Lively, Mark Strong, Peter Sarsgaard y Tim Robbins.   ARGUMENTO: El destino de la Tierra descansa sobre el primer humano elegido por el poderoso anillo verde para formar parte de los Green Lantern, un ejército interplanetario que desde tiempos inmemoriales mantienen el orden y la justicia en la Galaxia.

Vayan por delante algunas consideraciones antes de entrar a fondo en el análisis de la película de Linterna Verde. 1)declaro solemnemente que no estoy contagiado por el virus DC/Marvel, con todo lo que eso tiene de malo y de bueno; 2)a mí, Ryan Reynolds no me da perfil de superhéroe, lo siento, aunque en realidad aquí sea un poco héroe por accidente; 3)Blake Lively me recuerda a la pija de instituto de Gossip Girl, que es mucho mejor que la pija de compañía de aviación de Linterna Verde; y 4)si uno se siente demasiado mayor para escribir críticas de pelis de superhéroes, ¿quizá es que lo sea?

Bien, una vez que he dejado claros los principios, voy a por las preguntas. La primera que se me ocurre es ¿por qué las películas de superhéroes deben ser tan adoctrinantes?, ¿por qué siempre queda una moraleja de fondo? En Linterna Verde, la voluntad se enfrenta al miedo, ambas como las fuerzas más poderosas del universo, ambas contrapuestas y enemigas feroces. Segunda cuestión: ¿por qué resultan tan planas? No hay un solo segundo de sobresalto en la cinta, no hay momentos cumbre ni momentos valle, todo es meseta central. Y tercera, ¿por qué en el mundo de los superhéroes no conocen la lógica? Bueno, aquí nos metemos en terrenos pantanosos...

Héroe por accidente

Abin Sur, legendario miembro de los ‘Linterna Verde’ es atacado y destruido por Parallax en un visto y no visto. Su anillo verde, que les confiere poderes increíbles, debe encontrar nuevo dueño. Y en un viaje fulgurante localiza a Hal Jordan, un piloto de pruebas aéreo marcado por la muerte de su padre tras un desgraciado accidente. Pero hablemos un poco más de los Green Lantern.

Creados por los ‘Guardianes’, Green Lantern es un cuerpo de élite, una fuerza intergaláctica diseñada para proteger la paz y mantener el orden y la justicia en el universo. El ‘anillo verde’ es su fuente de poder: el anillo te elige, y es un honor y una responsabilidad llevarlo. Canaliza la energía que procede de la voluntad. A través de él puedes crear cualquier forma que imagines con la única condición de que las creaciones serán tan fuertes como lo sea tu voluntad.

Hal Jordan será el primer humano en formar parte de este grupo de héroes que, la verdad sea dicha, conforman un grupo muy variopinto. Imaginad 3.600 Green Lantern de todos los sistemas planetarios, la cantidad de formas de vida que encontraríamos. Pero todos comparten una misma característica: no tienen miedo. El miedo anula la voluntad, es el enemigo, y por eso mismo la fuente de alimento de Parallax (spoiler: un exguardián que creyó ser capaz de manejar el poder del miedo y ahora quiere acabar con las fuerzas Green Lantern y con el resto del consejo de inmortales).

“La gravedad es una putada”

La película orbita entre la relación entre Hal y Carol Ferris (Blake Lively), su exnovia y compañera de pruebas, y la conversión en héroe del propio Hal. De la primera, se ve a la legua que van a acabar juntos, y queda más claro aun que eso no va a traer problemas; de la segunda, nos encontramos ante la típica reacción de héroe que no encaja en el papel, pero que no tendrá más remedio que “madurar” ante los acontecimientos que le esperan.

 

El triángulo debería completarse con la aparición del doctor Héctor Hammond, científico, hijo de un senador que está en el centro de la trama (papel interpretado por Tim Robbins), y “emisario” de Parallax en la Tierra. Pero a mi no me resulta creíble su personaje, ni tampoco su sufrimiento (emocional: está enamorado de Carol sin que ella lo sepa, y físico: sufre una transformación abominable) ni finalmente la relación que se establece entre ellos.

Parece complicado de explicar, pero en Linterna Verde todo sucede muy rápido y en realidad nunca está pasando nada. La toma de contacto de Hal Jordan como superhéroe es fugaz: de repente está viajando a Oa –el planeta de los guardianes y cuartel general de los Linterna Verde–, de repente está siendo entrenado por los maestros 'linterneros', de repente es capaz de manejar sus nuevos poderes a voluntad. Pero el desarrollo no transmite, ni siquiera en momentos que deberían ser más ‘calientes’, como la primera aparición de Hal como héroe, el ‘training’ en Oa (“la gravedad es una putada”, “apestas a miedo” y otras lindezas que escucharás de su entrenador), o la batalla final contra Parallax. Y no transmite entre otras cosas porque los actores no terminan de creérselo.

Que el guión de Linterna Verde es muy flojo queda claro demasiado rápido, aunque los efectos visuales, bastante convincentes, y el exceso de presupuesto (200 millones de dólares) traten de compensarlo. Tampoco ayuda que Linterna Verde no sea un héroe suficientemente conocido entre el público, ni que Ryan Reynolds sea incapaz de meterse en el papel, ni que se haya decidido hacer de Jordan un héroe más dentro de una fuerza de legiones de héroes ni que, como decía al principio del texto, acabe imperando la incoherencia. Solo así se explican cosas como que los Linterna Verde sean prácticamente invencibles pero Parallax se los meriende en dos soplidos, o que el “novato” Jordan acabe (spoiler) con la amenaza más importante que haya sufrido la humanidad con dos trucos de magia.

Y el caso es que cuando acaba la película, uno no tiene la sensación de haberse tragado una mala producción; como mucho, una peli de aventuras, sin más pretensiones. Pero no, qué va, en realidad es una cita plana y fallida, que no es capaz de levantar el director (Martin Campbell, en cuyo currículo figuran GoldenEye o Casino Royale) ni la presencia de secundarios de lujo como Tim Robbins, ni la fuerza del sello DC Comics.

Al final se deja entrever una posible secuela pero parafraseando a críticos americanos “parece que Hal Jordan va a necesitar algo más que un anillo verde para volver a los cines”.

Si os gustan las películas de súper héroes, podéis descubrir algunas más (y mejores que ésta) en nuestro Especial de cine de súper héroes.

Valoración

Aguanto la moraleja final, hasta la falta de lógica de los superhéroes, pero no perdono un guión plano ni que los personajes sean incapaces de entrar en su papel. Se salvan los efectos y el inicio de la película.

Hobby

50

Regular

Lo mejor

Mola ser un Green Lantern! Los efectos especiales: lo que es capaz de crear la imaginación.

Lo peor

El desarrollo es plano, como los personajes. El guión no transmite la fuerza del héroe.

Lecturas recomendadas