Análisis

Crítica de Arrietty y el mundo de los diminutos

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Una familia de pequeños seres vive en una casita oculta bajo las tablas del suelo de una mansión campestre. Estos individuos diminutos tienen la norma de no dejarse ver nunca por los humanos; sin embargo, su tranquila existencia cambia cuando la joven Arrietty, una audaz adolescente, es vista accidentalmente por un niño que se acaba de establecer en la casa debido a su delicada salud.2010 - DIRIGIDA POR: Hiromasa Yonebayashi. Ya en DVD.

Como muchas otras películas que nos llegan de oriente (cuando llegan), Arrietty y el mundo de los diminutos se estrenó con bastante retraso a las pantallas españolas.

 

En Japón se estrenó en el mes de julio de 2010 superando en taquilla a Toy Story 3 y salvando a los estudios de animación de la quiebra.

 

La lista de galardones en amplia, pero no podemos dejar de destacar que se alzó con el Premio a la Mejor Película de Animación de la Academia de Cine Japonés, catapultando la carrera del joven director Hiromasa Yonebayashi y superando los 110 millones de dólares de recaudación.

 

 

La película, que cuenta con el guión de Miyazaki, está basada en la novela de Mary Norton “The Borrowers” adaptada convenientemente a las convenciones japonesas. Y es que los diminutos habitan en las casas de los humanos, haciendo incursiones en ellas para poder sobrevivir.

 

Cuando lo hacen toman prestados algunos preciados bienes como azúcar, papel, etc. La expresión "borrower" es difícil de traducir al castellano, porque no se trata de un robo, y aunque a lo largo de la película se explica sobradamente, el título en castellano ha optado por obviar esta referencia.

Belleza a raudales

La ternura con la que se retrata a los diferentes seres vivos que pueblan la película, las preciosas relaciones humanas que se tejen en la diminuta familia o la delicadeza de Sho, hacen que nos preguntemos ¿quién demonios la ha calificado para mayores de 10 años? Esta película es recomendable para todas las edades por su mensaje ecologista, por la fuerza con la que defiende la libertad y la asunción del destino propio.

 

 

Pero, sobre todo, porque es bellísima y por la maestría técnica en la animación, que sigue una línea de continuidad con las películas previas del estudio.

 

No obstante, en esta ocasión la película carece de las abundantes referencias culturales japonesas que a menudo se nos escapan a los espectadores occidentales, haciendo de que la obra sea más universal e incide en esos pequeños matices que hacen que "de gusto" literalmente estar frente a la gran pantalla.

Otro ritmo

El tempo es lento, permitiendo que el espectador se deleite a su gusto y dándole tiempo para reflexionar sobre lo que ve. Se plasma el esfuerzo de los pequeños seres para alcanzar sus objetivos, porque es preciso para comprender su historia y no se escatima en medios para que el mensaje llegue, claro y diáfano.

 

 

Si un coche está en marcha, lo vemos vibrar porque el motor está encendido. Si alguien se baja del coche, éste se hunde levemente... es el milagro de la animación de toda la vida, artesanal, en dos dimensiones, y que impresiona mucho más que otros proyectos que no consiguen emocionar al espectador a pesar de su realismo o su excesiva amplificación por medio de los más avanzados efectos digitales.

 

Hay una preciosa escena en la que la familia observa con ilusión una antigua caja de muñecas: en ese momento, todos son niños y su emoción se muestra con maestría. Así es exactamente como te sentirás viendo esta película.

Valoración

Tierna, hermosa y evocadora, Arrietty y el mundo de los diminutos se desarrolla pausadamente atrapando al espectador por completo. Una joya de los Estudios Ghibli.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

La preciosa música de Cécile Corbel, que fusiona la tradición oriental con notas celtas.

Lo peor

Te deja con ganas de ver más.

Lecturas recomendadas