Análisis

Crítica de Torrente 5: Operación Eurovegas

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Torrente 5: Operación Eurovegas - DIRIGIDA POR: Santiago Segura - PROTAGONIZADA POR: Santiago Segura, Julián López, Jesulín de Ubrique, Fernando Esteso, Carlos Areces, Angy Fernández, Alec Baldwin, Anna Simon, Neus Asensi, Chus Lampreave y Florentino Fernández. Ya en cines.ARGUMENTO: Cuando Torrente sale de la cárcel encuentra demasiados cambios a su alrededor, de modo que decidirá convertirse en un fuera de la ley y eso pasa por forrarse a cuenta del Estado, ¿cómo? Atracando el casino de Eurovegas con ayuda de una pandilla indescriptible.

Divertida a la par que instructiva (muy interesante descubrir qué es "hacer un Mortadelo" o "el segoviano"), la quinta Torrente 5 llega a nuestros cines aunando lo mejor de cada casa.

Santiago Segura es la argamasa que reúne en la pantalla a artistazos, cómicos, frikis, famosetes pasto de las revistas del corazón y hasta a una estrella hollywoodiense (Alec Baldwin con su castellano precario) para contarnos una historia que, qué deciros, tiene un poco de todo, como la ensalada del reparto pero que se resume como la clásica preparación de "el golpe perfecto". Con la cuadrilla disfuncional de Torrente en lugar del brillante equipo que suele hacer acto de presencia en estos casos.

Para empezar hay que decir que el diseño de producción de Torrente 5: Operación Eurovegas es impecable y que más quisieran más de dos películas contar con el presupuesto y el talento con el que se ha rodado la cinta. Las secuencias de acción están filmadas cual superproducción, los efectos especiales son de diez y los de sonido ídem de ídem.

Y esto lo podemos ver desde el comienzo de la película, con una introducción de lo más curiosa y unos títulos de crédito que hacen palidecer a los de Casino Royale... Nuestro 007 particular eso sí, sigue cargado con su apabullante dosis de escatología y sigue con sus "pajillas", sus eructos después de apretarse una ración de callos o sus polvos intempestivos "contra quien sea".

Los puntos fuertes de Torrente 5: Operación Eurovegas son fáciles de señalar: en primer lugar, el salto de doble tirabuzón que es sacar adelante un guión que reúne casi más cameos que interpretaciones largas (los títulos de crédito revelan el trabajo de mucha gente para conseguir arreglar el desaguisado).

Además tenemos el gusto de ver en la misma peli a un montón de humoristas entre los que podemos señalar a Carlos Areces, Florentino Fernández, Chiquito de la Calzada, Leo Harlem, Julián López, Josema Yuste, Andreu Buenafuente, Barragán, ¡madre mía, si casi se termina antes diciendo quien no sale!... Y, como colofón, un bonito homenaje a Tony Leblanc.

Lo que más sorprende es ver a otros que no te esperas: desde estrellas mediáticas, hasta tertulianos, personalidades del mundo deportivo (uno de los puntazos de la peli que os sacará una buena carcajada) o un Ricardo Darín que se deja caer cuando menos te lo esperas.

Pero quizás lo que queda detrás de la comedia, más allá de las risas que pueden parecer más o menos fáciles de conseguir (y vaya por delante que en mi opinión hacer reír es más difícil que hacer llorar), es el supino cabreo que demuestra la cinta y lo corrosivo que resulta ese futuro imaginado de esta España nuestra que tanto nos duele siempre: Cataluña independiente, la vuelta de la peseta, los fajos de billetes con las caras de Felipe y Letizia y Eurovegas en marcha... ¿Está Torrente "indignado"? Pues sí, y mucho, aunque esté Jesulín de Ubrique apostillando que él es más del 23 F que del 15 M.

Si los títulos de crédito nos recordaban a Casino Royale, desde luego la trama tiene mucho de Oceans Eleven y hasta Torrente lo dice, aunque él hace referencia a La cuadrilla de los once, la de Frank Sinatra y Dean Martin de 1960, ¡qué crack!

Torrente 5: Operación Eurovegas va a ser el próximo taquillazo del cine español y es motivo de alegría por varias razones: porque tengamos el sentido del humor de reírnos de esta fábula de "lo que podría haber llegado a ser", porque la risa es patrimonio de todos y no siempre tiene que ser alta comedia y porque, qué carajo, Torrente es ya un clásico.

Valoración

En las antípodas de la comedia del buen gusto está Torrente, desternillándose de todos nosotros y para qué negar que a Santiago Segura le ha salido una peli tan entretenida como "indignada".

Hobby

69

Aceptable

Lo mejor

Esa España del 2018 que nos pintan al principio de la peli y el diseño de producción.

Lo peor

Jesulín de Ubrique y el cameo de su santa esposa.

Lecturas recomendadas