Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos
Análisis

Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos - Review de la etapa Bendis

Por Jesús Delgado
-

Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos recopila el principio de la nueva etapa de los héroes cósmicos de Marvel durante la etapa que guionizó Bendis.

En 2012, los Guardianes de la Galaxia eran unos desconocidos. Unos parias que apenas nadie conocía, salvo los lectores de cómics y alguien que hubiera visto las series animadas de Marvel y Disney en las que el grupo había hecho algún que otro cameo. Los Guardianes de la Galaxia eran un grupito bastante outsider que durante la década de los 2000 tuvieron una serie propia. Sin embargo, la película cambió todo eso. Y ahora, aprovechando que que viene Guardianes de la Galaxia 2, quizá sea hora de hablar de ese punto de inflexión que se dio en 2013, un año antes del estreno de la primera película de Guardianes de la Galaxia.

Coincidiendo con el lanzamiento de la secuela de los héroes cósmicos de James Gunn para Marvel Studios, Panini Comics ha lanzado en España un volumen que precisamente recopila esta etapa que redefinió a los Guardianes de la Galaxia en cómic. Se trata del tomo Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos. En él se reúne el primer arco argumental de la serie Vengadores ¡Reuníos!, en el que estos héroes reaparecieron tras años en el limbo y los 10 primeros números de su última colección, incluyendo los tie-in con el crossover Infinity.

Y es que, recordemos, el final de la anterior etapa de Guardianes de la Galaxia acabó durante los eventos del Imperativo Thanos, con el destino de Star-Lord, Thanos y Nova quedando en suspenso. Esta nuevas historias estarían escritas por Brian Michael Bendis (Alias, Powers)  y serían llamadas a explicar poco a poco qué pasó al final de dicha historia y cuál sería el papel de los Guardianes en la nueva era de Marvel. De hecho, su papel quedaría rápidamente expuesto como nuevos autoproclamados protectores de la Tierra contra las invasiones alienígenas. Sobre todo tras el desastroso desenlace del crossover de La Era de Ultrón y el desgarro de la realidad que supuso. 

En la siguiente reseña os hablaremos de este tomo, explicándoos si merece la pena comprarlo y por qué. 

Un grupo más parecido al del cine

Una de las cosas que tenemos que tener en cuenta al leer este tomo es que los Guardianes que se nos presentan en él son la alineación que veríamos en 2014 en la película de Guardianes de la Galaxia. Esto es, Star-Lord, Gamora, Groot, Mapache Cohete y Drax. Bendis reduciría a la mínima expresión a sus héroes cambiando por completo el concepto de estos. Frente a la propuesta anterior de Lanning y Abnett, los Guardianes de Bendis no serían una especie de policia paramilitar galáctica, afincada en una base espacial. En su lugar, Bendis propondría una vuelta al espíritu del grupo original de los años 70, en el que los Guardianes de la Galaxia primitivos ejercían de vigilantes y protectores, viajando por la galaxia en una nave.

Para este fin, Bendis tomó a los personajes de más tirón de la anterior etapa (y que habían sido confirmados para la película) y comenzó a desarrollar una historia con sabor a a space opera canalla, pero que pronto evidenciaría que los Guardianes de la Galaxia ya no eran un grupo de culto, sino un equipo cuya popularidad estaba en alza. De ahí que dejaran de convertirse en una colección outsider, al margen del resto de Marvel y gozando de gran independencia, para verse arrastrada a buena parte de sus saraos.

¿Os acordáis de las primeras aventuras de los Guardianes de la Galaxia en cómic? En su review os contamos que eran un grupo muy distinto al que vimos en la película.

En este aspecto, hay que entender la elección de Bendis como guionista, siendo el nombre idóneo para esta labor. Bendis es una de esas mentes que funciona a golpe de unir colecciones y pronto lo evidenciaría con el planteamiento de su serie la cual funcionaría a golpe de de dos premisas. La primera, la inclusión de personajes de otras colecciones en la serie. En este volumen los Guardianes reciben en sus filas a Iron Man (en su etapa cósmica de hace unos años) y a Angela (personaje que se unió a la continuidad Marvel en 2013). De esta manera, su serie servía de puente con otros títulos de cierto tirón como las aventuras del Vengador Dorado o las aventuras de Thor. 

La segunda premisa sería la de estar en todos los eventos gordos de alguna manera. Más aún, las aventuras que siguieron a este tomo veríamos como los Guardianes de la Galaxia se cruzaban con los X-men de Bendis en crossovers como el Vórtice Negro o El Juicio de Jean Grey. De ahí, por cierto, saldría la inclusión de Kitty Pryde en las historias de este grupo, ejerciendo como la nueva integrante del grupo e iniciando una relación sentimental algo tumultuosa pero bastante bonita con Star-Lord. Pero bueno, no adelantemos eventos, eso ya es historia futura.

Volviendo al tomo que nos ocupa, Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos ejemplifica lo mejor y lo peor de esta nueva etapa a nivel de cómic. Por un lado, como decimos, hace que las historias sean más atractivas y accesibles para los lectores, al situarlas en la esfera de influencia de las grandes series de Marvel. Por otro también supone un punto de partida de idóneo para quien quiera iniciarse en la lectura de estos personajes. En este aspecto, su look, bastante cercano al de sus versiones cinematográficas, también supondría un gancho para el lector.

Ahora bien, esto tendría un precio: la necesidad a medio-largo plazo de acabar leyéndote los crossovers en los que estos héroes se acababan metiendo para enterarte de todo lo que pasaba. De ahí que buena parte de ese valor de lectura independiente que antes tenía se perdiera. Además, debido a la necesidad de hilar con otras series, la fluidez de las historias se acabaría perdiendo, haciéndose patente cierto desgaste tras unos cuantos números. Aún así, si al principio la serie lograba enganchar, los lectores se mantendrían fieles a ella. 

Paralelamente, hemos hablar del trabajo plástico, yendo más allá del mero argumento. En los números dedicados a la serie de Vengadores, tenemos a un viejo conocido de Bendis, Mark Bagley, un clásico dibujante de Spider-man, junto al cual el guionista estuvo más de 100 números en la serie Ultimate Spider-man. Bagley es un tipo competente pero adolece de vicios que le han hecho ganar algunos detractores. Uno de estos vicios es precisamente su manera de plasmar la anatomía femenina (que peca de un estilo idealizado, irreal y propio de los 90), así como el remate algo pobre de ciertas expresiones faciales. Sin embargo, como decimos, sigue resultando un dibujante muy válido y vistoso, que logra captar nuestra atención, a pesar de su estilo ligeramente desfasado. Que además sea un lápiz rápido y resultón enmascara a un ojo poco entrenado sus vicios, consolidándose como un ilustrador bastante atractivo para neófitos. 

Por cierto, ¿habéis leído ya la crítica de Guardianes de la Galaxia 2? Es un buen momento para hacerlo

Tras Bagley dan paso Steve McNiven (Civil War) y Sara Pichelli (diseñadora del traje de Miles Morales Ultimate Spider-man). Esta transición en los siete primeros números correspondientes a la serie de Guardianes de la Galaxia propiamente dicha es un valor. McNiven nos ofrece un estilo visual pulcro, expresivo y muy rico, que además se enriquece con el color de Justin Sponsor. El paso a Pichelli en solitario no resulta abrupto, pero sí grato, manteniendo una identidad visual muy placentera y reconocible, que no se mantiene en los números posteriores, con el cambio ilustradores, entintadores y coloristas. Este cambio, además, evidencia el viraje de la serie hacia otras tramas que amenazan con trascender la idea original de la serie, cayendo en la espiral viciosa de la dependencia de los grandes eventos marvelitas. 

Aun así, como ya os hemos dicho, su lectura resulta bastante agradable y os la recomendamos encarecidamente si no queréis ir al material original de 2007/2008 con los Guardianes de la Galaxia, tal y cómo fueron concebidos tras Aniquilación: Conquista

Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos

El Integral de Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos es un tomo que recopila los orígenes de la encarnación más moderna del grupo. Su precio es de 39,95 euros y puede encontrarse en librerias especializadas y grandes superficies. Este no debe confundirse con el tomo Marvel Gold Guardianes de la Galaxia: Vengadores Cósmicos, que reúne la etapa clásica del grupo original de los años 70.

Valoración

Bendis redefinió al grupo de manera más manejable al calor del estreno de la película original de 2014. Fresco al principio, pero tiende perder fuelle a medida que avanza la trama.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

La reformulación de Bendis hace más manejable al grupo para historias más complejas.

Lo peor

La primera parte empieza muy fuerte, pero tras estos números la cosa acabaría decayendo y siendo co-dependiente de otras series y eventos Marvel.

Lecturas recomendadas