La llegada
Análisis

La llegada - Crítica de una de las películas de ciencia-ficción del año

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de La llegada (Arrival) una de las películas de ciencia-ficción más potentes del año dirigida por Denis Villeneuve y protagonizada por Amy Adams y Jeremy Renner. En cines españoles a partir del viernes 18 de noviembre de 2016.

Denis Villeneuve vuelve a la carga para consolidarse como uno de los directores más talentosos, hipnóticos y visionarios del panorama actual. A las pruebas me remito: nos destrozó el corazón con Incendies, nos desconcertó con Enemy, nos mantuvo al borde de la butaca con Prisioneros y palpamos la tensión en Sicario, por hablar solo de sus últimas películas. Está claro que el desarrollo del plano emocional de cada una de sus obras es una de las mejores bazas con las que juega.

Ahora se interna en la ciencia-ficción como aperitivo previo a Blade Runner 2049 que verá la luz en 2017 y eleva aún más las expectativas respecto a su trabajo desarrollando un legado que esperemos sea digno de la obra de Ridley Scott de 1982, considerada como una de las mejores películas de ciencia-ficción de la Historia del Cine.

El punto de partida

La llegada narra cómo un grupo de doce enormes naves alienígenas llegan a la Tierra. La lingüista Louis Banks es contratada por el Gobierno de Estados Unidos con el fin de descifrar y traducir el mensaje que los extraterrestres intentan transmitir a la Humanidad. Junto al matemático Ian Donnelly, la doctora Banks intentará encontrar respuestas a preguntas que afectarán a la estabilidad mundial. ¿Por qué han venido? ¿Quieren invadir el planeta? ¿Cuáles son realmente sus intenciones? Ante la amenaza de una inminente guerra, los líderes de los grandes países ven cómo todo pende de un hilo muy, muy fino.

Se trata de la adaptación cinematográfica de la novela "Story of Your Life" ("La historia de tu vida") del multipremiado escritor Ted Chiang, que también participa en la cinta como guionista. La llegada cuenta con la entregada Amy Adams (Batman v Superman: El amanecer de la justicia) y un no tan brillante Jeremy Renner (Capitán América: Civil War), casi por completo eclipsado por ella, como protagonistas principales en un relato en el que el drama íntimo y el social se funden en uno.

La llegada

La estrella es el personaje de Amy Adams, que, de forma completamente involuntaria, descubre que es la clave para evitar un conflicto armado pero, por encima de ella está el propio lenguaje como vehículo para todo lo que nos quieren contar incluyendo el hecho de que debe afrontar la trágica pérdida de su hija. 

Dime cómo hablas y te diré cómo piensas

Los temas que se desarrollan en la película son el determinismo (la prefijación de los hechos que acontecen y por tanto la imposibilidad de cambiar nuestra existencia) y la hipótesis de Sapir-Whorf o principio de relatividad lingüística según el cual la forma en la que hablamos y desarrollamos nuestro lenguaje es la forma en la que conceptualizamos y comprendemos el mundo, incluso es determinante para el pensamiento a la hora de afrontar un problema, enfocar la interrelación con otros individuos y hasta memorizar y abstraer conceptos e ideas.

Y con estos mimbres ¿cómo afrontar un primer contacto con una civilización extraterrestre altamente avanzada? La llegada no pretende arrojar respuestas sobre las preguntas que todos nos hacemos acerca de si estamos solos o no en el vasto Universo sino que casi nos pone a prueba haciendo que nos preguntemos a nosotros mismos si seríamos en primer lugar capaces siquiera de establecer un diálogo y a la postre evitar un enfrentamiento, llegar a un acuerdo, resolver un problema territorial y todo lo que puede derivarse de un hecho tan trascendental como el de vernos inmersos en semejante tesitura como civilización.

La llegada

Esto lo hace entrelanzando la cosmovisión de la Humanidad con el drama íntimo de tintes fantásticos de nuestra protagonista que consigue empatizar con heptápodos alienígenas. Y no es baladí esta representación de "los otros": es imprescindible que disociemos su aspecto del nuestro para comprender el reto.

Muchos ecos de grandes cineastas y un "pero"

Referencias a películas que son tótems del género hay muchas: desde el pausado tempo de las cintas de Spielberg hasta ciertos destellos del maestro Kubrick desde la propia concepción de las naves extraterrestres o los primeros planos hasta esa estancia de color blanco en la que se nos ofrece del clímax de la revelación filosófica de la película que nos trae a la cabeza 2001: una odisea del espacio. También nuestra protagonista femenina es fácil de comparar con el personaje de Jodie Foster en Contact, sin ir más lejos, razón por la cual el director del Festival de Cine de Sitges la definió en su presentación en España como una película que recuerda a otras muchas para componer algo muy diferente y único.

La llegada es profundamente conmovedora y eso es también en gran parte gracias a la banda sonora del prestigioso compositor islandés Jóhann Jóhannsson que ya había trabajado componiendo la música de otras películas del director.

La llegada

Y eso a pesar de que en su último tramo haya una verdadera explosión de solemnidad y dramatismo (que roza el límite) y que incluso el espectador haya ido ya componiendo el puzle que le permite anticiparse al final. Con todo, es una preciosa celebración de la vida bien vivida, del sentido que le da a la misma ser finita y consigue provocar un interesante torrente de emociones y reflexiones metafísicas.

Queremos más ciencia-ficción de gran calidad

Denis Villeneuve es un declarado fan de la ciencia-ficción y de seguir su camino por esta senda puede darnos muchas alegrías más (reitero mi fe en que Blade Runner 2049 sea como poco interesante).

De momento, os dejo con sus declaraciones: "Siempre estoy buscando material de ciencia ficción, y es difícil encontrar material original y potente que no trate simplemente sobre armamento. Un antiguo sueño mío es llevar al cine 'Dune', pero conseguir los derechos es un largo proceso, y no creo que tenga éxito".

Valoración

Sólida cinta de ciencia-ficción en la que hay un fuerte componente dramático. El mensaje que lanza es hermoso, las imágenes y la banda sonora poéticas y el conjunto, un caramelo para degustar con fruición.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

La interpretación de Amy Adams, el concepto de la novela, la cadencia de las imágenes y BSO y la reflexión sobre la vida. Es una película hermosa.

Lo peor

Decisión desacertada de casting la de Jeremy Renner. Cumple, pero no añade nada. El último tercio de la película el espectador se anticipa a la trama.

Lecturas recomendadas