The Walking Dead 7x07
Análisis

The Walking Dead 7x07 - Análisis del capítulo "Sing me a Song" ("Cántame una canción")

Por Raquel Hernández Luján
-

Análisis del episodio de The Walking Dead 7x07 "Sing me a Song" ("Cántame una canción"), antesala del final de la primera mitad de la séptima temporada.

The Walking Dead recupera en parte el interés del espectador volviendo a poner el foco en Negan en el penúltimo episodio antes de que se cierre la primera parte de la séptima temporada. El título "Sing me a Song" dejaba pocas dudas sobre lo que veríamos ya que aludía directamente a una de las tramas de los cómics y, esta vez, ha sido bastante fiel a las viñetas.

¿Qué ha pasado?

En el episodio TWD 7x07 por primera vez seguimos a varios personajes ¡toda una novedad en esta temporda! Aunque buena parte del interés se ha centrado en la trama de Carl. Para los rezagados, lo dejamos al final del episodio 7x05 en el camión de reparto que iba a la comunidad de los Salvadores con el fin de plantarle cara a Negan. Cuando están llegando allí Jesús, que también se había metido allí, salta del camión, dejando previamente un rastro para conocer el paradero del lugar y consigue zafarse sin ser visto. Pero Carl prosigue y utiliza una metralleta para matar a dos de los hombres de Negan. Antes de que tenga opción de matar a su objetivo es interceptado por Dwight que lo desarma.

Negan dice sentirse impresionado, le invita a conocer el lugar y se dedica a amedrentarlo con su poder. Cuando le pregunta qué hará con él le dice que no rompa la imagen de tipo duro que acaba de crearse con su acción y que no desvele el misterio, que estropeará la sorpresa. Y a partir de este momento comienza un duro tour en el que conocerá hasta qué punto ha conseguido ser el eje central de los supervivientes al apocalipsis zombi.

Comienza por enseñarle a sus "esposas" entre las que una le ha dado un problema viéndose con su expareja. Se trata de Amber y Mark (Sherry, la exesposa de Dwight les delata) y pronto sabremos lo que está dispuesto a hacer al respecto. Entre tanto Negan se lleva a Carl a su cuarto y le pide que le enseñe el ojo vendado. Recordemos que el episodio se promocionó con una imagen-spoiler de este momento titulada "Carl undercovered". Cuando lo ve se burla de él pero luego se disculpa por su comportamiento y le dice que no dejará pasar su atrevimiento, que le cante una canción. Le pregunta si se la cantaba su madre y qué fue de ella. Carl le cuenta que tuvo que dispararle.

The Walking Dead 7x07

Negan lo lleva a continuación a "ajusticiar" a Mark, a quien le marca la cara con la plancha como pago por su traición: Negan no tolera el engaño y hace que la comunidad recite una de sus máximas: "las normas nos mantienen vivos". El encargado de ayudarle es, irónicamente, Dwight, así que ya sabemos cómo le deformó el rostro. Daryl reacciona intentando proteger a Carl y Negan ordena que lo encierren, pero cuando está recluido recibe una nota por debajo de la puerta en la que puede leerse "Go now" y la llave pegada por detrás. 

El plan de Negan en "Sing me a Song" pasa por ir a Alexandria donde espera el regreso de Rick con Judith en brazos para desconcierto de Carl. 

Al comienzo del episodio 7x07 vimos a Michonne emprendiendo una acción en solitario, sin tener claro de qué se trataba: mató a varios caminantes y empezó a arrastrarlos despreocupándose de su walkie. Pues bien, al final descubrimos que estaba preparando una emboscada levantando una barrera de cuerpos para detener uno de los coches de la gente de Negan. Lo conduce una mujer a la que se enfrenta para que la lleve ante él.

The Walking Dead 7x07

Por su parte, Rosita sigue empeñada en asesinar a Negan, así que lleva a Eugene al lugar donde tiene todo lo necesario. Él pretende hacerle "parar el carro", pero ella le presiona llamándole cobarde y débil y emplazándole a ser "útil" al fin. Termina cediendo y ella se disculpa aunque él tiene claro que sus palabras eran sinceras y que prefiere "volver a su incómodo silencio".

El padre Gabriel y Spencer salen a por suministros para pagar a Negan y por el camino Spencer le pregunta si odiar es un pecado porque odia a Rick. Según él su llegada no le ha traído más que desgracias, pero Gabriel le dice que también les ha unido y ha sido un ejemplo inspirador. Le dice que no es un pecado pero que decir algo así le convierte en "un pedazo de mierda" y le deja solo. Él sigue el trayecto hasta llegar a un caminante que tiene un mapa. Siguiendo las instrucciones consigue un pequeño alijo de comida y regresa a Alexandria donde ya está Negan con Carl, cargando a la pequeña Judith, totalmente impredecible.

¿Dónde está Rick? Pues llega junto con Aaron hasta un misterioso lugar en el que un tal Leslie esconde un alijo importante de armas y suministros al que por cierto les será muy difícil acceder ya que está rodeado por un lago plagado de caminantes. El cartel que leen al llegar allí dice lo siguiente: "My name is Leslie William Starton and I am armed with a Ruger 10/22 (crack shot can hit targets 70 yds +); AR15 (Shit you not!); AK 47; grenades (try me) and several handguns and rifles of antiquity (collection enthusiast). You are not smart to have not listened to the first sign. You will not survive and my conscience will be clear because you have been warned. I will not hesitate to protect my home, my food, my supplies, my ammo. Congratulations! The only way that you have possibly read this far without being shot is that I am dead. Have at it, assholes". ¿Prepara Rick la revancha?

Cuando la tensión se diluye en el tedio

Al igual que en número 105 de la historia original, Carl es capturado pero "bien recibido" por Negan, quien valora de forma positiva la osadía del hijo de Rick. Después de explicarle su retorcida concepción de lo que es el respeto le obliga a quitarse su venda y enseñarle la gran cicatriz en su rostro. Éste debería ser el punto álgido del episodio pero para cuando llega ya estamos bastante cansados de ver escenas de relleno.

The Walking Dead 7x07

Cuando le pide que cante para él, empieza a lanzar golpes al aire con Lucille, así que durante un momento nos saltan las alarmas recordando el traumático comienzo de la temporada.

Por otra parte, es difícil de tragar que alguien que tiene sometida a toda una comunidad se pasee impunemente sin que nadie reaccione. Le hace la vida imposible a todo el mundo: finge que no fuerza a las mujeres a ser sus concubinas pero de facto no les queda otra opción; insulta, maltrata y desprecia a sus hombres pero, por más que sean estómagos agradecidos chirría que no haya una rebelión inminente. Al fin y al cabo, solo es un hombre.

Y luego tenemos a demasiados personajes perdidos de los que no sabemos nada. Un episodio de una hora de duración debería darnos una panorámica más amplia y también estaría bien que se desarrollara algo más el punto en el que se encuentran las pretensiones de Rick. Estamos ya casi en el ecuador de la temporada y seguimos sin tener ni idea de qué tiene en mente nuestro protagonista, que ha cedido gran parte de su presencia en pantalla al villano. Ésta puede ser una maniobra de distracción para darnos una sorpresa, pero se está cocinando de manera tan lenta que roza el aburrimiento.

Lo que está por llegar

Bueno, si sois de los que no soportáis a Negan, armaos de paciencia. Sea lo que sea la barbaridad que vaya a hacer en el último episodio de esta mitad de temporada, no conoceremos el arco completo hasta que se reinicie la serie el 19 de febrero de 2017. Pero es que Jeffrey Dean Morgan ha renovado por una octava temporada lo que significa que ni la valentía de Michonne, ni la de Carl, ni la de Rosita ni mucho menos la de Rick serán recompensadas a corto plazo.

También es cierto que en esta tanda de episodios el ritmo avanza especialmente a paso de tortuga. Los expertos dicen que lo que está lastrando las audiencias de la temporada 7 de The Walking Dead son, por una parte, el trágico comienzo, insuperable para algunos fans, y por otra parte la forma en la que se ha perfilado al villano, con una increíble carga violenta y una ingente dosis de chulería. Pero para mí que tiene más que ver con episodios innecesariamente alargados, perezosos en su forma de avanzar y en los que la polarización de personajes hace que haya demasiados frentes abiertos y que la narrativa se resienta. A vosotros ¿qué os parece? ¿No pensáis que este mismo episodio con quince minutos menos de información superflua y tiempos muertos funcionaría mucho mejor?

Valoración

The Walking Dead vuelve a entonarse preparando el episodio final de la primera mitad de la séptima temporada: regresa la tensión gracias a un contenido Negan a punto de saltar por los aires.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

El crescendo en la incertidumbre que genera Negan. Verlo al final del episodio con Judith en brazos es demoledor, da más miedo que con Lucille.

Lo peor

El momento clave del episodio que le da el título no es tan dramático como cabía esperar. En general es un capítulo muy lento y un poco aburrido.

Lecturas recomendadas