Trucos y tácticas para cazar a Nergigante en Monster Hunter World

Monster Hunter World

Clasificado como un Dragón Anciano, el Nergigante es una de las bestias que podemos cazar en Monster Hunter World, el juego de Capcom que ya está disponible para PS4 y Xbox One. Este monstruo posee un cuerpo robusto cubierto de escamas negras y numerosas púas. Es muy agresivo y atacará a cualquier criatura nada más verla, así es que lo mejor es que vayas preparado. Con nuestra guía de trucos y consejos para derrotar a Nergigante en Monster Hunter World podrás hacerle frente y no perder un diente. 

Para poder hacer frente a esta impresionante criatura, debemos aceptar la misión “El insaciable Nergigante” y después dirigirnos a Wildspire Waste. En esta zona hay muchas criaturas, así es que ándate con ojo antes de encontrar al Nergigante. Cuando estés cerca de la bestia, no te acerques y mantente a distancia o te atacará. 

El mejor merchandising de Monster Hunter

Estrategia para enfrentarte a Nergigante en Monster Hunter World

Nergigante tiene numerosas púas que se regeneran mientras lucha. Si le golpeas fuerte y le haces el suficiente daño, puedes romperlas, el problema es que si crecen demasiado y oscurecen se volverán duras como una roca. Esto hará que sea difícil golpearle porque tu arma rebotará contra su cuerpo. Por tanto, conviene que te mantengas en movimiento y que trates de atacarle en la tripa y las patas traseras

Monster Hunter World

Debemos estar muy atentos a sus ataques porque su efecto puede ser mortal para nuestro personaje. El más peligroso ocurre cuando la mayoría o todas sus púas crecen. Se levantará en el aire y lanzará bombas contra nosotros. Si nos golpea directamente, date por perdido. Si consigues evitarle, aterrizará y sus púas se dispararán por el área de ataque. Es en este momento cuando su cuerpo será más vulnerable, golpéalo todas las veces que puedas. También puedes cortar su cola para evitar que en futuras envestidas te ataque con ella. 

Análisis de Monster Hunter World para PS4 y Xbox One

Cuando veas que se retira cojeando hacia algún lugar de descanso, estás cerca de terminar con él. No te confíes porque no está acabado del todo y tiene fuerza para rato. Si conseguimos golpearle siempre en sus puntos débiles y lanzamos los ataques con éxito, podremos derrotarle. Esquiva y rodar cuando te ataque, serán tus más fieles aliados en el combate final.

Guía y trucos de Monster Hunter World