Análisis Monster Hunter World
Análisis

Análisis de Monster Hunter World para PS4 y Xbox One

Por David Martinez

Versión comentada: PS4

El análisis de Monster Hunter World para PS4 y Xbox One nos convierte en exploradores de un nuevo mundo, en que tendremos que cazar criaturas monstruosas y recoger recursos, con la ayuda de jugadores de todo el mundo. La saga de Capcom nunca había lucido ta grande y espectacular.

Monster Hunter World supone un paso de gigante para la saga de Capcom. Este "dinosaurio" se ha desenvuelto mucho mejor en el territorio de las portátiles (arrancó en PSP y las dos últimas entregas han sido exclusivas de Nintendo 3DS), pero ha llegado el momento de volver a las consolas de sobremesa: PlayStation 4 y Xbox One. Para ello, en lugar de apostar por llamar al juego Monster Hunter 5, lo han bautizado como MH World. Y no hay pocos motivos. 

En declaraciones de sus creadores el título responde a que, por primera vez, podremos compartir nuestra partida con jugadores de todo el mundo (en grupos de cuatro cazadores). Además, es una entrega dirigida a todo tipo de usuarios, tanto los veteranos -que incluso pueden optar por el esquema clásico de control- como los recién llegados, que se van a encontrar con un desarrollo más asequible... ojo, que en ningún momento decimos que sea fácil. Pero sobre todo World responde al entorno en que se desarrolla el juego: un nuevo continente, con nuevas criaturas y unos niveles de naturaleza sobrecogedora: el Bosque primigenio, el desértico Yermo de Agujas, cuevas, desfiladeros o los altiplanos coralinos, que tendremos que recorrer en busca de presas. 

Porque Monster Hunter World es más que un juego de caza. Es la traslación perfecta de todos los elementos de la cinegética a un videojuego. Hay otros títulos que se centran en la muerte del animal, o que, como mucho, incorporan el seguimiento de rastros o el sigilo (como Horizon Zero Dawn). Pero en este caso nos encontramos ante una fórmula que se ha perfeccionado hasta el límite. Empezando por la creación de nuestro personaje. 

Bienvenidos al mundo de Monster Hunter

En cuanto llegamos al Nuevo Mundo -en el arranque del juego- tenemos que crear un personaje con la ayuda de un completo editor. Tenemos muchas opciones, pero ya os advertimos de que lo que hará único al cazador es el equipo que iremos construyendo y mejorando más adelante. De inicio, sólo podemos cambiar su aspecto, escoger entre dos tipos de armadura y seleccionar a su camarada Felyne (un compañero gatuno que nos ayudará a seguir rastros, a combatir e incluso se encargará de curarnos).  En lo que respecta a las armas, Monster Hunter World ofrece 14 tipos básicos. Desde un pesado, pero muy poderoso, martillo de guerra a los espadones de hueso, arcos y ballestas... el arma de un cazador es su "alma". Y claro, no hay una elección correcta: cada una de ellas tiene un gameplay determinado, y se adapta mejor a un tipo de monstruo. 

Algunas armas nos permiten atacar a distancia, otras tienen escudo o golpean con más velocidad, pero sin causar tanto daño, y otras son capaces de cortar o romper partes de los monstruos. Y también nos encontramos con armas más originales: equipo transformable (hacha-espada) o el glaive, una lanza de hoja ancha, cuyos golpes se completan con los ataques de un "bicho" llamado kinsecto). Por supuesto, podemos escoger una favorita y desarrollar "afinidad" con ese arma, lo que va a mejorar nuestro rendimiento, con golpes críticos. En general, todo el arsenal tiene "personalidad" y se adapta a nuestra manera de jugar. Y claro, cuando jugamos en modo cooperativo, lo mejor es que los cazadores hagan su elección teniendo en cuenta el equipo de los demás.

Como novedad, todos los cazadores cuentan además con una eslinga. Una pequeña ballesta de mano con la que podemos disparar diferentes proyectiles, que no está diseñada para matar a las criaturas, sino para atraer su atención, cortar lianas o hacer estallar vainas venenosas o paralisapos, que nos ayuden en la batida. 

Monster Hunter World 2

Pero no nos precipitemos. Ya estamos equipados, acabamos de llegar al Nuevo Mundo y es el momento de ver qué se cuentan nuestros compañeros del gremio. La base de Monster Hunter World (Astera es el primer asentamiento del continente, pero no el único) es el lugar en que podemos comprar suministros, forjar -si disponemos de los materiales adecuados- o mejorar nuestras armas, comer en la cantina, cultivar... pero sobre todo es el lugar al que vamos para recibir nuevas misiones. Y esos encargos pueden ser misiones de recolección, seguir rastros, y sobre todo, cazar (o capturar) criaturas. 

Monster Hunter World

Una vez equipados en el baúl de suministros -al que, por primera vez en esta entrega, podemos acceder también durante la misión-, saltamos a uno de los campamentos repartidos por el exterior. Y entonces empieza la acción.

Personajes de Monster Hunter World

Cazadores y presas

Una de las mejores sensaciones que transmite Monster Hunter World es la de descubrimiento de un mundo hostil y orgánico, con rincones rebosantes de belleza natural que contrastan con otros más oscuros y peligrosos. El equilibrio que encontramos en estos escenarios es el mismo que se puede encontrar en la jungla real. A medida que nos sumergimos en el territorio, unos insectos luminosos, como luciérnagas, llamados lafarillos nos  van indicando los puntos de interés. Pueden ser materiales que recoger (plantas, telarañas, huesos o minerales) o pueden ser rastros de las criaturas. No hace falta detenerse para recoger todos estos objetos -otra novedad de esta entrega- sino que pronto nos acostumbramos a ir recolectando mientras caminamos. 

La navegación por los entornos naturales es muy sencila: si esprintamos, nuestro cazador trepa por las enredaderas, salta, se alancea en lianas o se agacha para pasar por pequeños recovecos de forma automática. Sólo hay que vigilar la barra de cansancio para no perder el resuello y no perder el rastro del animal que perseguimos.

Cuando hemos encontrado suficientes rastros de un "bicho" (pueden ser pisadas, mucosas o restos de pelo) los lafarillos nos indicarán automáticamente el camino hasta su localización. Y entonces es cuando tendremos que poner a prueba nuestro talento. Cazar es mucho más que acercarse a la criatura y liarse a golpes con ella (lo que acabará con nosotros de vuelta en el campamento). Tenemos que estudiar el terreno y aprovecharlo, como en las técnicas de caza primitivas.

En primer lugar, debemos mantenernos ocultos hasta lanzar el ataque (gracias a la capa de camuflaje o a los arbustos repartidos por el escenario). Cuando estemos a una distancia adecuada, podemos ver qué herramientas están a nuestro alcance: quizá lanzar pesadas rocas sobre la presa, hacer que estalles bayas venenosas junto a ella, o conseguir que se enrede en las plantas trepadoras. Claro, que no hay nada más efectivo que buscar a su depredador natural y hacer que se enfrenten entre sí. 

Monster Hunter World

Por si eso fuera poco, también tenemos la posibilidad de tender trampas, con cebo envenenado, explosivas, de resorte... Seguro que ya habéis adivinado que no se le puede sacar partido a Monster Hunter World jugando "a lo loco". Hay que ir exprimiendo poco a poco todas sus posibilidades, dedicándole tiempo a cada técnica y cada criatura (la duración del modo historia está por encima de las cuarenta horas) hasta que nos convirtamos en el depredador definitivo. 

Captura Monster Hunter World  4

Galería de monstruos

Todo lo que os hemos mencionado hasta ahora carecería de sentido sin un catálogo de monstruos a la altura. Por suerte, el juego de Capcom va sobrado en este aspecto. Las criaturas están diseñadas de un modo inmejorable: teniendo en cuenta su hábitat, su puesto en la cadena alimenticia y sus relaciones con el entorno. Ya sabemos que estáis deseando plantarle cara a ese "tiranosaurio" que es el Anjanath, o a dragones como el Nergigante o el Rathalos, que ponen los pelos de punta por su tamaño y ejecución... pero la belleza del juego está en que también se han cuidado las criaturas más pequeñas.

Captura Monster Hunter World  5

El Tobi Kadachi es un lagarto emplumado con ataques eléctricos, los Jagras cazan en grupo y esperan a que su presa esté débil, como carroñeros,  los Apceros adoptan una formación de combate con sus colas  con pinchos hacia fuera cuando se sienten amenazados. Como si fueran animales reales, que pueblan la tierra, los cielos y las zonas acuáticas (y también hay monstruos subterráneos). Al final, por amenazador que sea su aspecto, pasamos tanto tiempo estudiándolos que empatizamos con ellos. En total hay alrededor de 50 monstruos que podemos matar o atrapar. 

Captura Monster Hunter World  3

Y como todo está excepcionalmente bien encajado, cada uno de ellos nos da recursos que podemos utilizar para mejorar nuestro equipo o para atraer a otros monstruos. Lo mismo ocurre con la pesca, ya que podemos obtener cebos para pescar presas específicas. Además de los monstruos de dimensiones "normales" el argumento del juego nos lleva a la lucha de la colonia contra criaturas colosales, como Zorah Magdaros (uno de los dragones ancianos), contra los que podemos utilizar cañones y balistas.   

Personajes de Monster Hunter World

La caza en mutijugador cooperativo

Si el desarrollo que os hemos presentado ya resulta atractivo por sí, la cosa mejora considerablemente en el modo multijugador cooperativo. Podemos encontrarnos con tres compañeros de cualquier parte del mundo en el campamento y afrontar juntos una misión, o acudir al rescate de algún cazador incauto, que lance una bengala para pedir socorro en medio de una cacería. Si en cualquier juego cooperativo la coordinación entre los jugadores resulta una pieza clave, el hecho de que en Monster Hunter World cada uno pueda asumir diferentes roles (armas a distancia, trampas, ataques cuerpo a cuerpo rápidos o ataques contundentes) le añade una profundidad enorme. 

Análisis de Monster Hunter 3 Ultimate para Wii U

La enorme cantidad de equipo disponible (que podemos mejorar en la herrería) cobra así mucho más sentido: no hay dos cazadores iguales. Y por otra parte se agradece que el modo multijugador y la campaña principal estén unidos, sin necesidad de salir del juego para cambiar de modo. Eso sí, existen determinadas misiones que tenemos que afrontar en solitario para seguir avanzando. 

Captura Monster Hunter World  7

Apartado técnico

Ya han pasado unos años desde el último Monster Hunter que apareció en una consola de sobremesa (Monster Hunter 3 Ultimate para Wii U) y la evolución se nota considerablemente: el mundo es más orgánico y realista, con una iluminación muy natural (hay ciclo día/ noche) y sobre todo una interacción mucho más fluida con el entorno. Las animaciones no son tan aparatosas como en los juegos anteriores, y podemos realizar gran parte de las acciones en movimiento. Pero por encima de todo, destacan los monstruos.

Los modelos de los cazadores también rayan a un buen nivel, aunque las expresiones faciales y animaciones quedan lejos de lo que hemos visto, por ejemplo, en Horizon Zero Dawn. Aún así el motor interno desarrollado por Capcom, el MT Framework (que utilizaban Resident Evil 6 o Dragon´s Dogma) sigue dando unos estupendos resultados. 

Monster Hunter World

La banda sonora cumple, y además se agradece que el juego esté localizado al castellano (textos y voces), aunque lo que más nos gusta son los rugidos... que al final consiguen que reconozcamos el tipo de animal por el sonido que emiten. En general, la ambientación es impecable. y lo mismo ocurre con el nuevo esquema de controles y el comportamiento de las diferentes armas: la sensación de empuñar herramientas muy diferentes, cuyo peso y diseño influyen en el control es estupenda. 

Captura Monster Hunter World  2

En definitiva Monster Hunter World nos ha cautivado. Es la entrega que cualquier fan de los MH habría soñado (aunque siempre los habrá que se quejen porque se ha simplificado un poco la gestión de objetos) y que desde luego, saca partido al hardware actual; la versión de PS4 PRO, que es la que hemos probado, permite elegir entre aumentar resolución, tasa de FPS o modo gráfico. Es un juego muy entretenido, con infinidad de posibilidades y que recompensa todo el tiempo que invertimos en él. Y su modo multijugador se destapa como uno de los mejores cooperativos online. 

Monster Hunter World

Y a todo esto hay que añadir el aliciente de que Monster World continuará creciendo con contenido descargable gratuito, comenzando con la llegada de un viejo conocido como Delviljho durante la próxima primavera, además de contenido dedicado a otros juegos de la compañía, como Megaman. 

Valoración

La caza nunca había sido tan épica, profunda y espectacular como en Monster Hunter World. Más de 40 horas (si sólo vamos a pasar la historia) de explorar entornos sorprendentes y estudiar criaturas que parecen "vivas". Y con un modo online cooperativo muy ajustado.

Hobby

95

Excelente

Lo mejor

El modo cooperativo para 4. La recreación de los monstruos y entornos naturales. Mucho más fluido que los anteriores.

Lo peor

Puede que la creación automática de objetos y el acceso al baúl de objetos le hayan restado complejidad.

Lecturas recomendadas