10 trucos rápidos para mejorar el rendimiento de tu PC con Windows 10

Windows 10

Os contamos 10 trucos para hacer que Windows 10 vaya más rápido. Hay muchas opciones para ello, pero a continuación veremos los mejores trucos rápidos para que Windows 10 vaya mejor.

Windows 10 es el sistema más utilizado en ordenadores. Poco a poco, va ganando terreno a Windows 7, pero sigue siendo un sistema bastante pesado que no va del todo bien en equipos antiguos (y que, en los más modernos, tampoco es la cosa más fluida del mundo). Sin embargo, podemos poner en práctica una serie de trucos para que Windows 10 vaya más rápido.

Y es que, Windows 10 es un sistema que está escrito sobre lo que se hizo en Windows 2000. Microsoft debe asegurarse de que su sistema actual es compatible con aplicaciones y otros sistemas que eran compatibles en el sistema de hace casi 20 años, y por eso el código está compuesto por miles de líneas. Esto hace que Windows 10 ''pese'' mucho y que no vaya lo fluido que debería, entre otras cosas.

10 funciones de Windows 10 muy útiles

En ordenadores más recientes, no es un problema demasiado grande, pero en un equipo con unos años a las espaldas... se nota. Por eso, a continuación os contamos unos trucos para que Windows 10 vaya más rápido.

Un portátil Lenovo muy sencillo, pero ideal por menos de 200 euros

Desinstala todo el software basura

El primer truco es el más evidente para eliminar programas basura y acelerar, al haber menos que cargar de inicio y menos archivos en el disco, todo el bloatware y crapware que trae un PC y el propio Windows 10.

Vamos por partes. Windows 10 incluye una serie de apps y juegos, como el Candy Crush, que seguramente no juguemos nunca. Por tanto, lo mejor que podemos hacer es desinstalar esos programas.

Otra buena idea es, si compráis un Asus, un Lenovo, un HP o cualquier ordenador de una marca, desinstalar todo el bloatware posible. No hablamos de los centros de control, que cada vez son más útiles, sino de los programas como gestores de energía o del Wi-Fi, algo que ya podemos hacer en Windows per se y que, lo mismo, ocupa sitio en el disco y hace que el ordenador vaya más lento.

Quita procesos de inicio

Uno de los mejores trucos rápidos para mejorar la velocidad de Windows 10 es eliminar procesos de inicio para que el PC arranque antes. Es algo que notamos, sobre todo, si tenemos un HDD. Con un SSD también se nota, pero, como es un sistema más rápido, sobre todo es algo enfocado a un disco duro rígido.

Lo único que tenemos que hacer para desactivar procesos de inicio en Windows 10 es ir al administrador de tareas (Ctrl + Shift + Esc) y dirigirnos a la pestaña de ''Inicio''. Ahí, seleccionamos cuáles queremos desactivar... y listo.

Quítate del medio a Cortana

Cortana es un asistente que ha mejorado con la última versión de WIndows 10, la actualización 1903, pero en equipos más modestos, de hace unos años, su ''motor'' hace que consuma más recursos de la cuenta.

Para desactivar Cortana en Windows 10 y hacer que el PC vaya más rápido, simplemente debemos introducir el comando gpedit.msc en el cuadro de búsqueda de Windows y abrir la carpeta ''Directiva Equipo Local'', ''Configuración del equipo'', ''Plantillas administrativas'' y ''componentes de Windows''. Ahí, nos vamos a ''Buscar'' y buscamos la opción ''Permitir el uso de Cortana''.

Marcamos la casilla de Desactivar... y listo, Cortana no nos escuchará más y, además, su motor tampoco ''comerá'' recursos del sistema.

Desactiva la indexación

Si escribimos algo en la barra de búsqueda de Windows, el sistema nos recomienda archivos y aplicaciones, y aún más datos en la última actualización de Windows 10.

Por eso, si desactivamos el indexado de Windows, podemos ganar algo de velocidad, ya que el sistema no gasta recursos en encontrar todos esos de una forma tan veloz.

Si no usáis estos atajos de Windows y tenéis un equipo antiguo, este es un truco para que Windows 10 vaya más rápido:

  • Pulsar Windows + R para abrir la consola.
  • Escribir ''services.msc'' y pulsar intro.
  • Buscamos el servicio ''Windows Search'' y, con el botón derecho del ratón, seleccionamos ''Detener''.

En tres clics, hemos ganado algo de velocidad en Windows 10.

Elimina efectos visuales

Windows 10 tiene muchos efectos especiales, y aunque no es, ni de lejos, tan pesado como Windows Vista, tiene un precio en lo que a rendimiento se refiere.

Otro truco para acelerar Windows 10 en unos pocos pasos es desactivar esos efectos visuales. Lo que debemos hacer es:

  • Abrir la consola con ''Windows + R''.
  • Buscar ''sysdm.cpl'' y pulsar intro.
  • Abrimos la pestaña ''Opciones Avanzadas'' y nos vamos a ''Configuración''.

Seleccionamos ''Rendimiento''... y empezamos a desactivar opciones visuales de Windows 10 para aumentar el rendimiento.

 

Limpia el disco duro

Otro truco para acelerar Windows 10 es quitar todo lo que se pueda del disco duro. Ya os hemos contado que eliminar el crapware es una gran idea para aligerar el sistema, pero otra gran idea es eliminar archivos del escritorio, vaciar la papelera regularmente y desfragmentando el disco duro de vez en cuando.

Es una de las mejores opciones para conseguir que el sistema vaya más rápido.

Echa un ojo a los virus

Puede que el sistema vaya lento debido a la presencia de virus o spware. Hay malware de todo tipo, y es posible que, si notáis que el sistema va más lento de lo que debería, sea porque tenéis un virus en él.

Pasad Malwarebytes y el antivirus de WIndows varias veces para intentar eliminar toda presencia del malware que puede estar haciendo que el sistema vaya más lento de lo que debería.

Cambia las opciones de ''eco'' a ''alto rendimiento''

Este truco para acelerar Windows 10 es, sobre todo, para portátiles. Si pincháis en el icono de la batería cuando está conectado el adaptador de la batería, debería marcar la opción ''alto rendimiento'' o ''máximo rendimiento''. Si desconectáis el adaptador de batería, debéis arrastrar la barra de rendimiento a esa opción de máximo rendimiento, ya que por defecto debería venir en ''Eco''.

Con esto os aseguráis que la CPU y GPU, si tiene, funciona al máximo en todo momento para acelerar el equipo. Eso sí, esto es a costa de la autonomía del portátil, claro está.

Considera comprar un SSD...

Terminamos con la lista de trucos de Windows 10 con algo que no falla y que, de hecho, no os hará sacrificar ni efectos visuales ni el indexado. Hace años no era tan sencillo, pero ahora los SSD están a un precio insuperable.

La velocidad de un SSD es sideral comparada con la de un HDD, y el mejor truco para acelerar Windows 10, tanto el arranque del sistema como la velocidad de apertura de aplicaciones, es comprar un SSD.

Hay muchas opciones, pero este Samsung EVO 860 de 500 GB por menos de 80 euros es una de las mejores.

... y ampliar la RAM

El último truco para hacer que Windows 10 vaya más rápido es... aumentar la memoria RAM. Si ya tenéis 8 GB, no vale la pena pasar a más, pero si tenéis 4 GB o, sobre todo, 2 GB, ampliar la memoria RAM es una muy buena idea para mejorar el rendimiento del equipo.

La buena noticia es que también nos valdrá para juegos y, además, el precio de los módulos de memoria RAM ha empezado a bajar, por lo que es más barato que hace un año hacerse con una pastilla nueva de memoria DDR.

Estos son los mejores trucos para acelerar Windows 10 de forma sencilla. Ahora solo falta que los pongáis a prueba, sobre todo si tenéis un equipo antiguo.

Y además