Ir al contenido principal

Arnold Schwarzenegger compara a los asaltantes del Capitolio con los nazis en un vídeo muy personal

Terminator: Destino oscuro - Arnold Schwarzenegger

Arnold Schwarzenegger ha comparado a los asaltantes del Capitolio con los nazis en un vídeo muy personal que ha compartido en sus redes sociales.

Mientras en España todos celebrábamos la llegada de los Reyes Magos a nuestras casas y disfrutábamos de los muchos regalos que nos habían traído, en Estados Unidos ocurría uno de los momentos más vergonzosos de su historia reciente cuando los seguidores del ex-presidente Donald Trump decidían entrar a la fuerza en el Capitolio ante el inminente nombramiento de Joe Biden como nuevo presidente.

Unas imágenes que recorrieron todo el mundo y crearon una gran indignación entre la gran mayoría de estadounidenses que veían como sus instituciones eran vilmente atacadas por los seguidores de Trump. Un hecho histórico que, aun hoy, sigue generando reacciones, como la del actor y ex Gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, que ha querido mostrar su indignación a través de las redes sociales. 

En un video que ha compartido en sus redes sociales, el actor de Terminator ha comparado a los asaltantes del Capitolio con los nazis, recordando que también ellos provocaron una Segunda Guerra Mundial basando su mensaje en la manipulación y la mentira. Además ha recordado un doloroso momento de su infancia, que dice nunca haber compartido en público, cuando su padre llegaba borracho a casa y le atacaba tanto a él como a su madre a causa de los muchos remordimientos que le causaba haber vivido la Segunda Guerra Mundial. 

En el vídeo, Schwarzenegger acusa a Trump de ser el "pero presidente de Estados Unidos", así como a los propios miembros de su partido, también es republicano, de haber sido unos cobardes y no haberle parado los pies. 

Las mejores películas de Arnold Schwarzenegger disponibles en Amazon

Pero sin duda, el gran momentazo del vídeo es cuando Schwarzenegger saca su espada de Conan y la compara con la democracia de Estados Unidos, demostrando una vez más que no hay nadie como él. 

Y además