Así rinde el procesador Intel i7-8809G con gráfica AMD integrada

Intel AMD Nuc

Hace unos meses os contamos que Intel y AMD estaban colaborando para crear un procesador con gráfica integrada que uniera lo mejor de ambas compañías. No es un secreto que Intel ha dominado con mano de hierro el segmento de las CPU durante estos últimos años (aunque este 2018 tendrá dura competencia con los nuevos Ryzen 2), pero que sus gráficas integradas no dan para mucho. Tampoco es un secreto que AMD, gracias a la experiencia con las consolas como Xbox One X y PS4 Pro, ha creado chips gráficos embebidos muy potentes.

Aunque AMD acaba de lanzar sus nuevas APU, también tenemos que echarle un vistazo a los procesadores de Intel con GPU AMD Vega. Estos MCM (módulo multi chip) se han desvelado con el Intel Core i7-8809G, un procesador que incorpora una CPU Intel y un núcleo gráfico Vega que incorpora su propia memoria dedicada (4 GB de HBM, nada menos) a una frecuencia de 800 MHz.

Ryzen 2400G, un chip barato para montar un PC gaming

El procesador cuenta con 4 núcleos y ocho hilos a una frecuencia base de 3,10 GHz y un boost de 4,2 GHz y se queda muy cerca de un Intel Core i7-6700K, que son palabras mayores. La potencia gráfica, además, queda cerca de una gráfica GTX 1060 de 3 GB y supera a una GTX 1050 Ti, lo que significa que, en teoría, podremos jugar a prácticamente todo lo existente ahora mismo en resolución 1080p y una tasa de 60 frames por segundo.

Ahora bien, se ha desvelado una prueba de rendimiento que desvela el buen hacer de estos nuevos chips de Intel y AMD.

Intel Core i7-8809G

Aunque las pruebas sintéticas sirven para comparar, directamente, equipos o chips (ya sea una CPU o una GPU), en este tipo de equipos lo más interesante es conocer el rendimiento en juegos. En Intel Extreme Masters pudimos ver el chip funcionando y, gracias a la prueba de rendimiento publicada por 4Gamer podemos ver cómo rinde el SoC de Intel y AMD.

En concreto, tenemos pruebas con Hitman y Rise of the Tomb Raider, dos juegos que se llevan bien con AMD y que, según estas pruebas, rendirán a la perfección en equipos tan minúsculos como el NUC 8 VR de Intel. Así, Hitman consigue una media de 81 frames por segundo en resolución 1080p con DirectX 12 y gráficos en ''alto''. Rise of the Tomb Raider, por su parte, se queda en 63 fps con gráficos en alto, DirectX 12 y resolución FullHD.

Ahora falta ver qué equipos integran este tipo de procesadores y, sobre todo, su precio.

Lecturas recomendadas