Bob Iger habla de los obstáculos principales para hacer Black Panther y Capitana Marvel

Capitana Marvel y Black Panther

Una las críticas más persistentes que recibió Marvel durante bastante tiempo desde la Fase 1 de su Universo Cinemático con el bombazo de Los Vengadores fue la falta de diversidad en sus películas, especialmente por la ausencia de historias protagonizadas por mujeres y personajes no blancos. Estas críticas se han apaciguado desde los estrenos de Black Panther y Capitana Marvel, que con su recaudación en taquilla han conseguido probar que la diversidad también es rentable y han conseguido que la Viuda Negra finalmente tenga su propia película, pero hubo una época en la que las cosas no estaban tan claras.

Aprovecha el período de prueba que ofrece Amazon Prime Video para disfrutar de las películas de su catálogo... ¡totalmente gratis!

Bob Iger, el presidente de Disney, ha revelado en su nuevo libro A Ride of A Lifetime que durante años hubo muchos obstáculos dentro de Marvel para poder producir estas películas. Todo empezó a solucionarse cuando Iger decidió dividir las competencias de Marvel, separando las películas por un lado con la supervisión de Kevin Feige, y el resto de contenidos controlados por Ike Perlmutter. Hasta entonces, tanto Perlmutter como el resto de su equipo con Nueva York habían estado muy involucrados en las películas del UCM, pero durante la producción de Capitán América: Civil War, sacaron tanto de quicio a Feige que este estuvo a punto de dejar la compañía.

En lugar de eso, Iger ascendió a Feige dándole control total sobre las películas, probando ser un gran acierto dado que el éxito de las películas se ha multiplicado mientras que las series de televisión han ido cayendo en picado. Tras esta división, Iger decidió poner en producción las dos películas ignorando especialmente la preocupación por el potencial económico de Black Panther, ya que según un ejecutivo de Nueva York que ha mantenido en el anonimato, las películas protagonizadas por actores negros no tenía buenos resultados en la taquilla internacional. 

"He estado en este negocio lo suficiente para haber oído cada argumento pasado de rosca, y he aprendido que los argumentos gastados son solo eso, viejos y fuera de onda on dónde está el mundo ahora y dónde debería estar", escribe Iger en su libro. "Teníamos la oportunidad de hacer una gran película y de mostrar a una parte de América con muy poca representación, y esos objetivos no son excluyentes. Llamé a Ike [Perlmutter] y le dije que le dijese a su equipo que dejase de poner obstáculos y mandé poner Black Panther y Capitana Marvel en producción".

Black Panther

Esta no es la primera vez que se habla de cómo la ideología más conservadora de Perlmutter ha influido en las decisiones de producción de Marvel, pero desde luego sí que es una de las raras ocasiones en las que Iger habla abiertamente de los choques dentro de la compañía. Ya sea por ideología o simplemente por marketing, está claro que desde Disney y Marvel han decidido apostar pon contar historias con protagonistas más diversos, y viendo la taquilla de las últimas películas, parece que el presidente de Disney conoce la industria lo suficientemente bien y, por ahora, sigue acertando con sus apuestas..

Y además