Ir al contenido principal

El conmovedor mensaje de Chris Evans (Capitán América) a un niño que salvó a su hermana de un perro agresivo

Capitán América
Un pequeño gran héroe ha recibido un mensaje muy especial de parte de Chris Evans, el Capitán América, en persona.

La labor social que muchos de los protagonistas del Universo Cinematográfico de Marvel ha llevado la sonrisa a más de un peque (y de algún que otro adulto) a los hospitales en más de una ocasión. Actores como Tom Holland y Jake Gyllenhaal aprovecharon el estreno de Spider-Man: Lejos de casa para realizar visitas hospitalarias. Otros actores, como Chris Pratt también han acudido a hospitales para alegrar a algunos pequeños ingresados.

Evidentemente, la pandemia de coronavirus ha cambiado esas visitas por un acercamiento más virtual. Hoy vamos a conocer uno de esos contactos por parte de Chris Evans, el Capitán América del Universo Cinematográfico de Marvel.

Evans envió un conmovedor vídeo a un pequeño llamado Bridger Walker, un joven de 6 años que salvó a su hermana pequeña del ataque de un perro salvaje en los Estados Unidos. Un acto de heroísmo que le valió casi noventa puntos de sutura en la cara, donde recibió varias dentelladas.

La tía de Bridger compartió la historia del suceso a través de Instagram, tratando de que la gente se hiciera eco para que alguno de sus héroes le enviase un mensaje de ánimo al pequeño. Uno de esos héroes fue Chris Evans, quien se ha deshecho en halagos hacia el pequeño y le ha deseado una pronta recuperación.  Además, le enviará un regalito a este pequeño gran héroe: Un escudo oficial del Capitán América, porque en palabras del propio Evans: "Te lo mereces".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

There are no words. We are so, so thankful.

Una publicación compartida de Nikki Walker (@nicolenoelwalker) el

Una de las razones por la que este caso se ha vuelto "tan mediático" ha sido el razonamiento que el propio Bridger Walker le dio a su tía tras el ataque: "Si alguien tenía que morir, mejor que fuera yo". Naturalmente, es un pensamiento sorprendente en un pequeño de seis años. Una historia que inspira, aunque ojalá no se hubiera producido.

Y además